¿Cómo conseguir paz espiritual y paz interior?
Valora este artículo

La paz espiritual es muy importante, con ella cada persona tiene la capacidad de enfrentar las situaciones, que se le presentan en la vida con la suficiente calma, para encontrar las soluciones a las mismas. El estar en paz interior les permite a las personas, ser objetivas, reflexionar con certeza sobre los problemas, que acontecen en su diario vivir.

Cuando se pierde la paz espiritual, el individuo se vuelve gruñón, mal humorado, hostil y suele apartarse de su familia y amigos, o son estos los que lo apartan a él. Son muchas las fórmulas, y consejos que en los grupos de ayuda, se les facilitan a quienes necesitan restaurar su paz espiritual. Uno de estos consejos es hacer una lista, de esas cosas que la persona siente, le roba su paz espiritual, con esto se busca que la persona, tome conciencia de qué es lo que le impide, tener un nivel aceptable de paz interior.

La meditación también es un método práctico, para encontrar la paz espiritual. Conectarse con Dios, hablarle de los problemas que se enfrentan, buscar su ayuda, refugiarse en él, son fórmulas muy efectivas para quienes sienten, han perdido su paz interior. Simplificar las cosas que se tienen que hacer diariamente, tener paciencia, ser amigable, no enfadarse por tonterías, no ser orgulloso, ayuda a que las personas vuelvan, a sentir que tienen paz espiritual.

¿Qué es el calma espiritual?

La Paz espiritual y mental, es tan fácil de lograr como de perder. Los seres humanos comúnmente pierden su calma espiritual, cuando son víctimas del estrés con el que viven, en un mundo tan demandante como el actual. La calma espiritual se refiere a la tranquilidad, que experimenta una persona en situaciones cotidianas, por ejemplo; cuando se tiene un jefe que es altamente dominante y que presiona a cada instante, para que se le entregue un difícil trabajo, en un tiempo relativamente corto.

Una persona que no tiene calma espiritual, fácilmente pierde los estribos, se enfrasca en discusiones, se pone de mal humor, y termina enfermándose. Para no perder la calma espiritual, hay varias técnicas que son fáciles de seguir; tomarse unos minutos a solas, respirar profundamente, tomar aire fresco, caminar, y porque no llorar y desahogarse, ayudan a que la calma retorne.

Es importante en los casos cuando se siente, que se pierde la calma espiritual, reflexionar el por qué o por quién, y buscarle una pronta solución. Existen personas que tratan de robarse la calma espiritual de otras, còmo lo intentan, poniendo a la persona en un estado de estrés mental y emocional extremo, cargándolo de presiones, haciéndole criticas destructivas, ofensas y dejándolo mal ante los ojos de los demás.

¿Cómo se consigue la paz interior?

Para lograr que la paz interior, retorne a la persona que la perdió, ésta debe en primer lugar asumir que es así, luego tiene que tomar la decisión de recuperarla. En varios sencillos pasos, se logra este objetivo: apartarse por varios minutos a un lugar tranquilo, donde se consiga un estado de concentración alto, hacer meditación es muy importante, para reflexionar sobre la situación, o situaciones que generan la pérdida de la paz interior.

Decretar con palabras sencillas, que se tiene paz espiritual y que nadie puede hacer que se pierda, escuchar y decir mantras metafísicos, visualizar lugares donde se sienta un gozo, y una paz total. Rezar, pedir a Dios o a la deidad a quien se venere, que ayude a la restauración de la paz espiritual. Conectarse con el Yo interior, y escucharlo para saber còmo lograr deshacerse de los impedimentos, que hacen difícil conseguir la paz interior.

¿Cómo encontrar paz y tranquilidad?

Para encontrar la Paz mental y espiritual, se debe estar en un silencio total, o escuchar música suave, los mantras que han grabado estrellas musicales, también son ideales, para este tipo de meditación, encender algún incienso, vela aromática, practicar yoga, todo lo que acerque a la persona, consigo mismo es útil.

Otras posibilidades para rescatar la paz y la tranquilidad, son: despojarse del ego propio, ser más humilde, caritativo, sin llegar a tener que convertirse en monje, o religioso a la fuerza. Aprender a cultivar y practicar las virtudes, que cada uno poseemos, eliminando los pensamientos y emociones negativas, teniendo o incrementando la fe.

Los Mensajes de paz espiritual son un medio por el cual, la persona logra la paz y la tranquilidad, aquí algunos mensajes muy bonitos y acertados, de grandes personajes de la historia, que son reconocidos por sus grandes logros, en el plano espiritual y científico: se dice que la paz puede ser perfecta, si se tiene a la mente en orden, y en correcto dominio, este es un mensaje de Marco Aurelio.

Cuando se aplica sin reserva, ni reparos la caridad y la comprensión en otro ser humano o vivo, esto trae como resultado tranquilidad y felicidad, que es lo que todos deseamos, mensaje del Dalai Lama. Ser feliz no es tener grandes riquezas materiales, ni ser ostentoso si se tienen, ser feliz es tener tranquilidad y estar ocupado en mantenerla. Mensaje de Thomas Jefferson.

Hay otros personajes que han escrito Frases de paz espiritual, muy hermosas que al leerlas, hacen que se sienta paz interior. Algunas de estas frases son: el sosiego que más vale, es el que fecunda la razón, frase de Séneca. Cuando cesa la tormenta, llega la calma, famosísima frase de Matthew Henry. Solo cuando tiene una verdadera paz interna, el hombre está apto para expresar y establecer ambientes serenos, frase de Stephen Gardiner.

Son muchas las situaciones adversas, que se desencadenan cuando se pierde la paz interior, ya que las personas se vuelven viscerales, no piensan solo actúan dejándose  llevar por sus órganos, claro menos por el cerebro, ya que pierden por completo la razón y la capacidad de diferenciar, entre lo correcto y lo violento.

Cuando una persona tiene control de sus acciones y pensamientos, esta persona tiene paz mental, y esto le permite reflexionar con perfecta y correcta forma, sobre cada circunstancia que se le presenta. Quien pierde su paz interior, vive con ira, ve todo de color negro, no encuentra salida a sus problemas, y los magnifica a pesar de que a veces, son solo pequeños inconvenientes, que se le atraviesan en el camino.

Además este tipo de personas, no disfrutan de la vida, ya que están frustrados, tristes y apesadumbrados, se la pasan pensando en que su vida no tiene sentido, que los demás merecen la felicidad, y ellos el sufrimiento eterno por quizás algún karma del pasado, por su culpa o por culpa de algún familiar antepasado. Es difícil ayudar a estas personas, ya que como tienen la convicción de que su vida, no vale nada, no aceptan los consejos que los ayudaran a salir de esa situación.

Pero como buenos hijos de Dios, ellos merecen ser ayudados, lograr su paz espiritual, vivir y disfrutar de todo lo bueno que Dios creó, y nos dio como legado para que seamos felices. No es necesario ser misionero, religioso, monje o sacerdote, para ayudar a alguien que muestra, o que ha o está perdiendo su paz interior; con ser su amigo, escucharlo, darle consejos, hacerlo reflexionar, es mucha la ayuda que se le puede brindar.

Otros Artículos De Interés