Meditaciones Guiadas Escritas
Valora este artículo

Una de las partes más importantes a la hora de realizar una buena meditación, sin duda es la de meditar prácticamente a diario, y es que es una de las mejores formas de alcanzar ese estado de relajación que tan importante nos parece.

Por ello en esta ocasión vas a poder descubrirlo todo sobre las meditaciones guiadas escritas, incluso te daremos algunos ejemplos para que puedas en tu casa abandonar todo el estrés acumulado del día a día, y es que aunque a veces sea complicado encontrar meditaciones guiadas gratis, aquí te vamos a dejar varias para que las disfrutes.

Y es que como podrás comprobar una vez hayas terminado este artículo, la meditacion guiada es algo con unos beneficios increíbles.

¿Qué es la meditación guiada?

En primer lugar no podemos dejar de hablar de que es la meditación guiada y de su definición, ya que siempre lo mejor para conocer algo, es empezar por su significado real.

Y una meditación guiada es algo muy sencillo, es un tipo de meditación en el que a través de un texto o de un audio, te van indicando lo que debes hacer. Te explican y describen imágenes y situaciones para que tu cuerpo poco a poco vaya entrando en un estado de relajación total y absoluta.

Son realmente efectivas y la verdad es que son una de las mejores formas de comenzar en el mundo de la relajación.
Además otra de sus ventajas es que las puedes practicar en cualquier sitio, ya que al poder tenerlas en tus propias manos, no tienes por qué ir a ningún centro de meditación si no que desde tu casa o en un parque vas a ser capaz de tener una sesión profesional.

Tipos de meditación guiada

A continuación es importante hablar sobre los tipos de meditación guiada, y es que hay varios y son los siguientes. Y es que meditaciones hay varias, están la Budista, la Trascendental, Zazen, etcétera. Pero cuando nos referimos a las meditaciones guiadas, es importante hacer otra diferenciación mucho más sencilla.

Están las meditaciones guiadas en audio y meditaciones guiadas escritas. Las principales diferencias se pueden imaginar rápidamente, y es que las que son en audio las vas a poder escuchar estando con los ojos cerrados y vas a oir la voz de una persona que te va relajando poco a poco.

Sin embargo en las escritas, eres tú quien va a tener que ir echando un vistazo por las páginas con los ojos abiertos para ir entendiendo y absorbiendo cada una de las letras.

Ambas dos son buenas opciones, aunque lo cierto es que cada un de ellas será idónea en función del momento en el que quieras ponerte a meditar e incluso el lugar.

Y es que no siempre es posible ponerse un audio en voz alta, por ejemplo si es de noche y hay más gente en tu casa quizá moleste que pongas una cinta de audio que todo el mundo puede escuchar, mientras que con un texto meditación escrito esto no va a ocurrir.

Por otro lado las meditaciones en audio se siguen muy fácilmente y puedes estar con los ojos cerrados, algo que sin duda va a favorecer la sesión de meditación.

Así que aunque las dos opciones sean igual de buenas, eres tú quien tiene que valorar cuál prefiere en cada momento.

¿Para qué sirve la meditación guiada?

Todo esto es muy interesante, pero seguro que quieres saber para qué sirve exactamente la meditación guiada. Lo cierto es que las ventajas y beneficios que se le han atribuido son muy numerosas.

La principal ayuda para la que nos puede venir bien es sin duda para rebajar en gran medida el estrés que vamos acumulando después de una complicada jornada laboral, y es que todo el mundo poco a poco va sintiendo nervios o cansancio, incluso aunque no nos demos cuenta.

De hecho es probable que tu cuerpo se vaya entumeciendo y se vaya agarrotando sin que ni si quiera seas consciente de ello, y que llegues a casa, te sientes, y veas como todos tus músculos se relajan de repente.

Sin embargo los beneficios de la meditación guiada no se detienen aquí si no que son cientos, ayudan a la concentración e incluso a aumentar la confianza en uno mismo.

Además también existen meditaciones escritas para yoga con las que podrás practicar este deporte de forma mucho más efectiva, con lo que también te sentirás más sano y en forma.

Meditaciones guiadas escritas

Por último, no podemos irnos sin dejarte algunas meditaciones escritas cortas, con alguna meditacion guiada para leer con las que puedas por fin relajarte.

Meditación guiada 1

Túmbate en el rincón favorito de tu casa, y cuando ya estés tranquilo céntrate en cada una de las partes de tu cuerpo. Si hay algo que te molesta, quítalo y acomódate.

Ahora céntrate en tu respiración, coge aire por la nariz llenando tus pulmones y expúlsalo por la boca. Sigue relajándote y deja que tu abdomen se vacíe cuando todo el aire se vaya de tu cuerpo, deja que la respiración siga su curso natural, que fluya cada vez mejor.

Poco a poco te irás relajando más, y entonces ve pensando y visualizando cada una de las partes de tu cuerpo, empieza por los pies y ve subiendo poco a poco hasta tu cabeza, y ve notando como cada una de esas partes se va relajando y se va acomodando cada vez más.

Cuando hayas llegado a la cabeza, vuelve a bajar por todo tu cuerpo de nuevo y vuelve a visualizar cómo te vas relajando parte por parte.

La tensión de todo tu cuerpo se está liberando poco a poco y lo vas notando, entonces quédate así, respirando de forma consciente y relajada durante unos minutos, hasta que sientas que ya no hay estrés.
Si llegan pensamientos a tu cabeza, no los elimines, simplemente deja que lleguen y que se vayan de forma fluida, no te centres en ellos pero tampoco los rechaces.

Cuando estés preparado, relaja tu respiración e incorpórate.

Meditación guiada 2

Imagina que eres un árbol, poco a poco empiezas a transformarte en el árbol que más te guste, un árbol que se encuentra en un lugar precioso, verde, y lleno de vegetación. En un lugar en el que solo existe la calma y la paz.
Empieza a respirar de forma tranquila y consciente, visualizando como tu aire entra y sale de tu cuerpo profundamente.

Visualiza cada una de las partes del árbol en el que te has convertido, desde las raíces hasta las hojas más altas, observa como se mueven con el viento.

Ahora empiezas a percibir sus sonidos, su olor…
La brisa te mece, y los rayos del Sol te hacen sentir bien, te hacen sentir como que ese es el único lugar en el que debes estar.

Permanece así durante unos minutos, observando tu árbol de arriba abajo, lentamente notando cómo la brisa lo mueve lentamente.

Cuando te sientas preparado y relajado, comienza a respirar con normalidad e incorpórate de nuevo.

Como ves estas meditaciones guiadas escritas pueden ser de gran ayuda en momentos en los que te encuentres estresado o sometido a más estrés que de normal.

Si tú conoces alguna otra meditacion guiada, o si quieres contarnos tu experiencia con la meditación guiada, no dudes en dejarnoslo en los comentarios.