Reiki y cáncer
Valora este artículo

Cuando hablamos de enfermedades actuales, no hay duda de que el cáncer es una de las peores, y a la vez una de las que más presente está hoy en día en nuestra sociedad.

Conseguir pillar el cáncer a tiempo es fundamental para todas aquellas personas que lo sufren, por suerte, la medicina cada vez avanza más y hay tratamientos más eficaces para combatirlo. Desde luego siempre hay que seguir las indicaciones del médico, ya que es el que mejor nos va a aconsejar y el que mejor tratamiento nos va a dar.

Sin embargo, cuando se sufre una de estas enfermedades, nunca está de más probar todo aquello que nos pueda ayudar y que desde luego no nos vaya a poner en riesgo. Una de estas terapias que quizá puedan ayudar, y que no nos va a causar ningún efecto adverso, es el reiki.

Y es que cada vez son más los estudios que se realizan intentando averiguar si el reiki puede ser beneficioso y puede ayudar a las personas que sufren un cáncer o un tumor y si existe alguna relación entre reiki y cáncer.

Por ello, a continuación vamos a hablar un poco más de esto y vamos a contar las formas en las que el reiki puede ayudarte con el cáncer, ya que seguro que van mucho más allá de lo que te habías imaginado.

¿Cómo puede ayudarte el reiki si tienes cáncer?

Quizá estés pensando que esto es una tontería, que el reiki no puede hacer nada por una enfermedad tan importante como es el cáncer, sin embargo no solamente la sesión de reiki puede ser beneficiosa, si no que va mucho más allá.
Desde luego el primer beneficio que podemos nombrar es el más evidente, y es que gracias a las energías del maestro, vamos a conseguir que los efectos del cáncer no avancen tan deprisa o no sean tan dañinos en el cuerpo.

Sin embargo esta afirmación es demasiado fuerte, porque siendo realistas no existen documentos científicos ni investigaciones en las que se pueda asegurar con certeza que el reiki ayuda a retrasar el avance del cáncer.

Pero sí que hay otros beneficios que se pueden mencionar y que sí que van a funcionar, ya que las consecuencias del cáncer, no es solamente la enfermedad en sí, y es que está demostrado que tener una actitud positiva sí que puede ayudar a resistir y a hacer que esta enfermedad entre en remisión.

Por lo tanto lo primero que debemos conseguir es eliminar por completo los nervios y la ansiedad que tanto daño pueden hacer a los afectados por cáncer.

Y para conseguir esto, el reiki sí que nos puede ayudar mucho, y es que el principal efecto de esta terapia es ayudar a reducir la ansiedad, por lo que vamos a salir de la sesión más animados y positivos, porque de nuevo nos sentiremos bien y a gusto.

Otro beneficio, quizá indirecto del reiki, es que si vamos a un centro especializado en este tipo de terapias, podremos salir de casa y relacionarnos con más gente, y es que esa también es una muy buena forma de vencer a esta enfermedad, saliendo de casa, siendo felices y no dejando que el cáncer sea más fuerte que nosotros.

Por ello salir de tu casa y hablar con otras personas es fundamental en tu recuperación, la cual seguro que llega mucho antes de lo que te puedes imaginar.

Reiki y quimioterapia

Por otro lado también tenemos que hablar de la quimioterapia, y es que sin duda la quimioterapia deja tras de sí un gran número de efectos adversos que pueden ser muy molestos y dolorosos.

Es algo que hay que pasar ya que este tratamiento ha resultado ser muy efectivo para eliminar el cáncer del organismo.

Sin embargo nunca está de más probar algunas soluciones para mitigar el efecto de la quimioterapia y para hacer que no nos sintamos tan mal.

Por ello, si te han diagnosticado esta enfermedad no tengas miedo ya que seguro que consigues superarlo, eres todo un luchador y por lo tanto debes hacer precisamente eso, luchar con todas las armas que tengas a tu alcance.
Y la curación del reiki y cáncer pueden estar más relacionados de lo que piensas, así que esta solución puede ser una de ellas, consulta primero con tu doctor para que te dé el visto bueno si así te quedas más tranquilo, pero ya verás como no te hace ningún mal.

Otros Artículos De Interés