Aromas para vender más
Valora este artículo

Una de las terapias alternativas más conocidas, y que sin duda mejor funcionan, es la denominada Aromaterapia. Y es que hay que reconocer que el olfato es nuestro sentido más sensible, y por ello podemos recordar y podemos imaginar diferentes situaciones gracias a los olores.

Incluso aunque pasen años, si de pronto hueles algo que te resulta familiar, inmediatamente esa imagen vuelve a tu cabeza, y por ello es importante aprovechar todos los beneficios que podamos obtener de esto.

En estos últimos años en los que el marketing es tan importante y en los que los negocios necesitan más que nunca nuestra ayuda para salir adelante, queremos hablar de cuáles son los aromas para vender más, es decir, qué olores van a incitar al cliente a comprar.

¿Qué tipos de Aroma hay?

Existen Tipos de Aromas muy diferentes entre sí, algo que desde luego cualquier persona dedicada al mundo de los perfumes conoce sin problema. Una de las clasificaciones más conocidas los separa por estos olores, florales, cítricos, especiados, orientales y acaramelados.

  • Florales: En este grupo podemos encontrar a todos los aromas que, como su nombre indica, nos evocan las flores. Los más comunes son los que huelen a rosas, a jazmines, a azahar… Aunque por supuesto también hay aromas que mezclan varias de estas flores, o de otras
  • Cítricos: También podemos imaginar los olores fundamentales en este tipo de aromas, son el limón, la naranja,
    el pomelo, etcétera…
  • Especiados: Los aromas especiados quizá sean un poco más difíciles de diferenciar para las narices no expertas, estos aromas suelen ser más secos, recuerdan más a la tierra o a la madera. Nos referimos por ejemplo al olor a roble, a madera, a canela… aunque tampoco es extraño ver cómo se mezclan estos aromas con otros más florales o cítricos, ya que de lo contrario puede resultar demasiado fuerte.
  • Orientales: Cuando hablamos de aromas orientales, este tipo de perfume es sencillo de diferenciar ya que evocan paisajes tropicales, asiáticos… pero lo que no sabes es que normalmente esas sensaciones llegan a nuestro cerebro gracias a los toques de vainilla, canela o almizcle, normalmente mezclado con otros olores más florales.
  • Acaramelados: Por último, tenemos los aromas acaramelados, que sin duda son los más dulces de todos. De hecho a veces pueden resultar incluso empalagosos.

¿Cuáles son los mejores Aromas?

Una vez que ya sabes los tipos que existen, ¿Hay una clasificación de mejor a peor? Lo cierto es que no, y es que cada persona tiene unas preferencias en cuanto a olores, igual que con los colores o con los gustos sobre la ropa, también hablando de aromas cada personas prefiere unos u otros.

Esto es así incluso aunque la propia persona no se haya dado nunca cuenta, por ello no se puede decir que haya olores mejores y peores en cuanto a perfumes.

Y es que desde luego en la vida real, sí que hay olores mejores y peores, los olores a flores tienden a gustar mucho, mientras que el olor a basura es algo que a nadie le gusta.

Normalmente los mejores aromas y perfumes son aquellos que tienen diferentes notas mezcladas y con los cuales se alcanza un equilibrio que es capaz de transportarnos. Esto es algo que se ve mucho más claramente con los aromas orientales, y es que a pesar de no saber los componentes, sí que puedes notar el olor a la India, el olor a los cerezos japoneses… incluso aunque jamás hayas estado en esos países.

Por lo tanto también pueden ser una forma increíble de viajar.

Aromas para vender más

Con respecto a los aromas para vender más, podemos hablar de muchos tipos, aunque una vez más, va a depender sobretodo del tipo de negocio que tengas. Lo que tienes que intentar es crear sensaciones positivas en tus clientes, sensaciones que les hagan tener ganas de comprar todos tus productos. Por ello a continuación te vamos a dejar ejemplos concretos sobre ambientadores para locales comerciales, es decir, los aromas que debes utilizar en cada tipo de negocio:

  • Perfumes para tiendas de ropa o de complementos para mujeres: Olores de limpieza o dulzones. Por ejemplo la vainilla es muy efectiva ya que se considera muy femenina.
  • Zapaterías: En las zapaterías para mujer, se puede seguir los mismos consejos que para las tiendas de ropa, pero si son para hombre o si es una zapatería de lujo, el cuero es muy buena opción.
  • Farmacias y parafarmacias: Olores que recuerden a la protección, por ejemplo el olor a polvos de talco o a algodón.
  • Tiendas para niños: Olores dulzones que recuerden a la infancia.
  • Aromas para empresas: Aromas que aporten energía y que ayuden a la gente a ser más productivos.
  • Panaderías y pastelerías: Olores que complementen a la bollería o al pan, por ejemplo olores cítricos u olores a chocolate y vainilla.

En definitiva, como puedes ver, los aromas para negocios que puedes poner para vender más, son los olores que complementen a dicho negocio, olores que le aporten todavía más calidad a aquello que estás vendiendo. Olores que a todo el mundo le gusten y que no resulten excesivos, de hecho algo muy sencillo que puedes hacer es adquirir directamente un ambientador para negocio que sea agradable, pero viendo el tipo de aroma que va a resultar.

Aromas que debes evitar

Si hablamos de ambientadores para comercios, desde luego también va a haber olores que tengas que evitar a toda costa, ya que lo que quieres es que la gente entre en tu tienda, no que desee irse.

Por ello, intenta evitar los olores demasiado fuertes o demasiado dulzones, ya que esos aromas tienden a desconcertar a la gente. Incluso las personas que suelen sufrir dolores de cabeza pueden experimentar jaquecas con determinados olores, y esa es una forma terrible de intentar vender algo.

Tampoco intentes poner olores que te gusten a ti especialmente ya que como hemos dicho, los aromas preferidos es algo muy personal, y quizá a ti te guste mucho un olor que otra persona detesta.

Así que intenta poner ambientadores para oficinas neutros, olores a vainilla suave o a chocolate… olores que prácticamente a todo el mundo le van a gustar.

Piensa que el marketing olfativo es algo que está en auge y que no debemos menospreciarlo, por ello, poner aromas para vender más puede suponer una gran diferencia en tus ventas. Prueba ya a cambiar los olores de tu establecimiento por otros que consideres más apropiados con toda esta información que acabas de conocer, y verás como tus ventas se disparan.

Otros Artículos De Interés