Alimentos probióticos naturales
Valora este artículo

Los alimentos probióticos naturales son microorganismos que proporcionan beneficios a la salud. Los microorganismos son seres vivos diminutos que solo pueden ser visualizados en un microscopio. Además estos Alimentos probióticos se utilizan como tratamiento nutricional y suplemento dietético, también los probióticos se usan en cremas faciales y en productos cosméticos. Los alimentos probióticos se crean a través de un proceso de fecundación.

Estos alimentos elevan el volumen y la frecuencia a los movimientos intestinales lo que aumenta la tasa de alimentación en algunos medicamentos. Para obtener más bacterias que fortalezcan el intestino se deben consumir estos alimentos: chucrut es una col o repollo fermentado que contiene vitamina C, es un tipo de alimento probiótico con un delicioso sabor y es consumido principalmente en países del norte. El yogur es un alimento lácteo de sabor ácido y agrio además los Yogures están hechos de cultivos vivos.

Otro alimento que se debe consumir es el tempeh que es un producto alimenticio fermentado derivado de la soya, éste se presenta en forma de pastel tiene una textura densa y los frutos secos como las nueces proporcionan proteínas vegetales, este alimento es  originario de Indonesia.

Dentro de los alimentos probióticos está el chocolate negro o el cacao fermentado que contiene probióticos además es rico en flavonoides que aportan propiedades antioxidantes, otro es el queso crudo que es un probiótico natural pero el contenido en bacterias se pierde en la pasteurización.

¿Qué son los probióticos y para qué sirven?

Son suplementos que contienen microorganismos vivos que permanecen activos en el intestino en cantidades suficientes para alterar la microbiota intestinal y que además  brindan beneficios en la mejora de la salud general del organismo, cuando son administrados en cantidades adecuadas. Los probióticos se adhieren a la mucosa intestinal y se mantienen con vida hasta ser expulsados como parte de las heces. Los probióticos se consiguen en varias presentaciones: comprimidos, cápsulas o en sobres de polvos.

La microbiota intestinal o también llamada flora intestinal es la población de microbios o bacterias que habitan en los intestinos, la misma es altamente importante en la salud. Además existen trillones de estos microorganismos. Los probióticos son muy útiles para bajar el azúcar en la sangre por lo que controlan la diabetes, mejoran la salud intestinal, previenen el hígado graso, disminuyen los síntomas de refriado común combaten el estreñimiento y la diarrea así como también previenen los problemas de la obesidad.

Ayudan a reducir la presión arterial, mejoran la salud vaginal, regulan la indigestión en los bebés, así como también ayudan a digerir la lactosa especialmente en personas con intolerancia y contribuyen en la pérdida de peso. Son muchas las Marcas comerciales de alimentos probióticos que distribuyen productos probióticos para: vegetarianos,  para la flora intestinal, sin gluten ni lactosa, de gran potencia, biológicas, entre otros. Estos productos pueden encontrarse en cápsulas pequeñas de consumo fácil.

Probióticos y prebióticos: Diferencias

Las diferencias que hay entre los prebióticos y los probióticos es que los probióticos son microorganismos vivos, bacterias o levaduras que se encuentran en algunos alimentos, medicamentos o suplementos. En cambio los Prebióticos no son microorganismos vivos son componentes alimenticios absorbidos que nutren a un grupo selecto de microorganismos que viven en el intestino, favoreciendo la multiplicación de las bacterias beneficiosas.

Los prebióticos más estudiados son dos: la fructo-oligosacáridos o FOS comúnmente conocida como oligofructosa e inulina ésta se encuentra en las raíces, tubérculos y rizomas de ciertas plantas, es un carbohidrato no digerible y está presente en muchos vegetales, frutas y cereales no tiene sabor y su aporte calórico es bajo. El otro prebiótico son los fructooligosacáridos un tipo de fibras saludables abundantes en vegetales  y en frutas en forma natural.

Los prebióticos más conocidos son: Lactulosa, Inulina, Galacto-oligosacáridos, Oligofructosa y Oligasacáridos de la leche materna. Otra diferencia es que los prebióticos son hidratos de carbono producidos en los complementos energéticos que sirven para nutrir a las bacterias beneficiosas ya existentes, además tienen la capacidad de modificar en forma selectiva la flora intestinal, ya que son utilizados como sustrato alimenticio.

En cambio los probióticos son nutrientes que aportan directamente beneficios a la salud ya que favorecen el equilibrio de la flora intestinal y el buen funcionamiento del sistema digestivo, previniendo así las alergias alimentarias y también las cutáneas. Se puede decir que los prebióticos son el alimento de los probióticos y que se complementan en sus funciones.

Probióticos: Beneficios

Los probióticos aportan muchos Beneficios para la salud ya que éstos combaten y previenen enfermedades intestinales y de otros tipos como: cáncer, colitis, hemorroides, infecciones urinarias, inflamación intestinal. Entre otros beneficios está la prevención de las caries así como la prevención de reacciones alérgicas y la reducción de los niveles de colesterol malo. Además los probióticos son alimentos fundamentales porque contienen compuestos biológicamente activos para tratar diversas enfermedades.

Los Probióticos vaginales ayudan a reforzar la flora vaginal para prevenir o combatir las infecciones bacterianas como: candidiasis o vaginosis bacterianas, estos probióticos se administran en forma de óvulos vaginales. Además los probióticos vaginales contienen como mínimo 100 millones de lactobacillus que es una bacteria perteneciente al grupo de gram-positiva. Su morfología es de forma de bastón, las lactobacillus se usan industrialmente para la producción de yogur y de otros alimentos fermentados.

Los Probióticos para niños son importantes porque les aportan múltiples beneficios y todas las virtudes de los fermentos vivos, son de vital importancia ya que los mismos previenen infecciones del tracto intestinal así como diarreas y desordenes intestinales muy frecuentes en niños y bebés. Estos se encuentran en muchos alimentos enriquecidos como las leches fermentadas y leches con calcio que se pueden tomar en cualquier momento del día. Se recomienda se compren en Farmacia y en tiendas de nutrición especializadas.

Para aprovechar mejor el valor nutritivo de los probióticos es recomendable consumirlos antes o durante el desayuno o con las comidas principales acompañados de bebidas frías como jugos de frutas naturales o batidos. Este alimento se debe tapar correctamente y almacenar adecuadamente ya que pierde sus propiedades al quedar expuesto a la luz y al aire.

Otros Artículos De Interés