Qué significa tener los eosinófilos altos o bajos
Valora este artículo

Que son los eosinófilos: son células de defensa contra las infecciones, lo que comúnmente se conocen como glóbulos blancos. Estas células actúan como un mecanismo de defensa del organismo, ya que alertan y combaten los microorganismos y bacterias que atacan al cuerpo y generan enfermedades infecciosas. Cuando se altera la cantidad de eosinófilos es porque han entrado al organismo microorganismos que han provocado una reacción alérgica, bien sea de carácter parasitario, bacteriano, viral o fúngico.

Los eosinófilos están presentes en la sangre y para determinar si su cantidad es la normal, se realizan análisis de sangre especiales llamados leucogramas que darán como resultado la cantidad de estas células que se tienen en ese momento. En la sangre también se encuentran células como: monocitos, linfocitos y neutrófilos que en conjunto con los eosinófilos defienden al organismo de infecciones.

Estas células forman parte del sistema inmune que es el encargado de defender y alertar sobre la invasión de microorganismos y bacterias que causan enfermedades infectocontagiosas y virus. El rango de los Eosinófilos valores normales se encuentran entre 40 a 500 células/µL de sangre como valor absoluto y de 1 a 5% como valor relativo en comparación con las demás células presentes en la sangre.

Qué son los eosinófilos

Los eosinófilos son células que se producen en la médula ósea y son los responsables de combatir los microorganismos que atacan al sistema inmune. Para medir si la cantidad de eosinófilos es normal se realizan exámenes sanguíneos llamados leucogramas, pero el examen específico para saber esto es el conteo absoluto de eosinófilos. Estas células viajan por el torrente sanguíneo hacia donde se localiza la infección, atacando a estos microorganismos y eliminándolos.

Cuando una persona tiene un bajo nivel de eosinófilos padece constantemente de enfermedades infecciosas, debido a que esta anormalidad afecta seriamente el sistema inmunológico dejando sin defensa al organismo. En conjunto con los neutrófilos los eosinófilos trabajan para evitar que las bacterias y microorganismos se apoden del organismo y lo debiliten, para que así se proliferen las infecciones que en casos muy severos desarrollan enfermedades como el Cancer.

Los eosinófilos son verdaderos guerreros que hacen una importante labor, pero es recomendable que para mantener el organismo sano se sigan una serie de recomendaciones como: comer sano, hacer ejercicios que fortalezcan los órganos vitales, lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño así como evitar el contacto con personas, que padecen infecciones que son fáciles de contagiar.

Qué significa tener los eosinófilos bajos

Tener los Eosinófilos bajos produce una anomalía llamada eosinopenia, con lo cual el organismo está propenso a contagiarse de infecciones. Esta anormalidad puede deberse a que la persona ha padecido enfermedades infecciosas serias como: fiebre amarilla, lupus o la enfermedad de Cushing que atacan severamente tanto a los eosinófilos como a los leucocitos y neutrófilos, dando como resultado que los mismos disminuyan.

Otros aspectos que se pueden tomar como referencia para que los eosinófilos estén bajos es el estrés ocasionado por algún trauma o por otro evento que lo genere, también son factores que generan esta anomalía las adicciones al alcohol o drogas y los medicamentos corticosteroides que se usan en tratamientos para infecciones respiratorias como: el asma y la bronquitis.

Existen otros factores como los tratamientos para controlar alergias severas, que afectan directamente la cantidad de eosinófilos que una persona pueda tener. Ya que estos medicamentos; los antihistamínicos de venta libre afectan directamente la producción de estas células en la médula ósea. Es importante que las personas que están bajo estos tratamientos se hagan exámenes periódicos de conteo absoluto de eosinófilos, para constatar que la misma esté a un nivel normal.

Qué significa tener los eosinófilos altos

Tener los Eosinófilos altos es una patología la cual se conoce como eosínofilia. Esta anomalía en los eosinófilos no constituye una enfermedad pero si puede avisar del desarrollo de una muy grave o severa infección. Esta patología indica que el sistema inmune está siendo atacado severamente y que la producción de estas células se altera para tratar de combatir dicha infección.

Se puede decir que la eosínofilia es una alarma que avisa que algo está sucediendo en el sistema inmune y que se requiere de algún tratamiento, para ayudar a estas células a combatir esta infección. Muchas veces este crecimiento anormal de eosinófilos resulta para los médicos el indicativo de que el paciente puede tener parásitos infecciosos o estar desarrollando alergias, asma o eccemas que en la mayoría de las veces producen infecciones.

En otras enfermedades infectocontagiosas como: el sarampión, escarlatina y parotiditis se han evidenciado altos niveles de eosinófilos debido a que éstos luchan contra estas enfermedades, pero estos niveles disminuyen cuando la enfermedad pasa a su etapa menos crítica. Casi siempre el examen del conteo absoluto de eosinófilos se hace después de haber comenzado el tratamiento, para así estar seguro de que los resultados no representan una alarma mayor.

Los basofilos son células que forman parte de los leucocitos que se encuentran en la sangre y que al igual que los eosinófilos y neutrófilos combaten las infecciones en el organismo. Al estar estas células en un nivel bajo representa que la persona ha padecido o padece una infección severa mas no grave, pero todo depende de que tan bajo sea este nivel. Por el contrario si es elevado el nivel de basófilos quiere decir que el organismo está enviando un mensaje de alerta al posible desarrollo de una enfermedad producida por una infección.

En algunos casos es preocupante para el paciente saber Como bajar los eosinófilos, pero existen algunas recomendaciones fáciles de seguir con las cuales se logra llevar a estas células a su nivel normal, algunas de estas son: evitar la exposición o contacto con los agentes que causan alergias, procurar no estar estresado, comer saludable evitando alimentos ácidos así como también ayuda consumir más alimentos con vitamina D.

Las personas que padecen leucemia la cual se produce por la alteración de los leucocitos y disminución de los eosinófilos, padecen entre otros síntomas Cansancio, fiebre alta y dolores musculares. Otros que padecen por tener los niveles alterados de eosinófilos son los fumadores y ex fumadores ya que ellos gracias a la nicotina y otros elementos del cigarrillo afectan la producción de estas células, como también ocurre en personas con Colesterol alto o hígado graso debido a los medicamentos que consumen.

Otros Artículos De Interés