Como se aprende a meditar
Valora este artículo

Si crees que ha llegado el momento de comenzar a sentirte mejor a través de la meditación, el momento de conocerte y de sentirte por fin bien por dentro y por fuera, seguro que quieres descubrir cómo se aprende a meditar para principiantes.

Y es que pensar en la meditación puede ser abrumador ya que puede poner tu vida patas arriba, puede hacer que toda tu vida cambie, que abras los ojos y cosas que antes te parecían fundamentales, ahora te parezcan cosas totalmente prescindibles.

Es cierto, empezar a meditar es un gran paso, pero precisamente por eso queremos ayudarte, queremos aconsejarte y queremos darte todo el apoyo que necesites para poder comenzar desde ya mismo a meditar como un auténtico profesional.

Por ello a continuación vas a descubrir por donde puedes empezar si eres totalmente nuevo en estos temas espirituales, y también te daremos todos los consejos que necesites para que puedas empezar.

¿Cómo se aprende a meditar para principiantes?

Pero, si eres un principiante, ¿Por dónde empezar a meditar?

Lo mejor es que en primer lugar, antes incluso de plantearte meditar, intentes investigar un poco acerca de la meditación.

Busca qué es, su significado, para qué sirve… intenta entenderla todo lo posible, ya que de ese modo lograrás que el efecto sea mucho mayor.

Y es que si no sabes lo que es o no sabes cuáles pueden ser sus efectos, quizá no te lo tomes tan en serio como deberías y para que la meditación tenga el efecto deseado, necesitarás adquirir una rutina que te guste y con la que te sientas feliz.

¿Qué puedo hacer para aprender a meditar?

Pues bien, realmente lo mejor que puedes hacer es valorar entre las dos principales opciones que se presentan ante ti.

Si eres alguien que tiene tiempo libre, que puedes gestionar y amoldar tus horarios en cierta medida, lo mejor que puedes hacer para obligarte a adquirir una rutina es acudir directamente a un centro de meditación profesional.
No hay duda de que esta medida es muy práctica, ya que no vas a tener que preocuparte demasiado.

Simplemente tendrás que buscar cuáles son los centros más cercanos a tu casa, observar los horarios, ver si puedes acudir a sus clases, y listo.

Pero eso sí, te recomendamos que vayas al menos tres veces a la semana, y es que para meditar bien, para que realmente surta efecto la meditación en tu vida, debes tomártelo como una rutina.

Aunque lo cierto es que no debería costarte demasiado esfuerzo, ya que para que la reflexión y la meditación funcionen, debe ser algo que desees con ganas, algo que de verdad quieras hacer, sin que nadie te obligue.
Y es que para comprender todas las dimensiones de esta práctica espiritual, la decisión tiene que haber salido totalmente de tu interior.

Por otro lado, hay que reconocer que a veces es imposible sacar los huecos necesarios en la agenda para poder ir a meditar las veces necesarias a la semana.

Por ello hay una segunda opción que no podemos dejar de nombrar, que es la de comenzar con la meditación en tu propio hogar.

Es decir, empezar simplemente en tu casa meditando durante unos pocos minutos al día para después poco a poco ir aumentando el tiempo de reflexión.

Puede que te parezca algo complicado meditar en casa, sin embargo es mucho más sencillo de lo que te puedes imaginar en un primer momento, y es que básicamente consiste en encontrar un santuario dentro de tu propio refugio, un rincón en el que puedas tener silencio y que puedas decorar a tu gusto.

Una vez que ya has logrado ese espacio, la meditación te resultará mucho más sencilla, simplemente deberás sentarte en una postura cómoda en la que fluya tu energía para posteriormente realizar respiraciones conscientes que te hagan conectar con tu “yo” interior.

¿Cualquiera puede aprender a meditar?

Pero si eres una persona que todavía no ha comenzado a meditar, o que todavía lo está valorando puede que te preocupe esta pregunta. Puede que quizá no estés seguro de que tú puedas ser capaz de aprender a meditar.
Quizá creas que solo sirve para personas muy espirituales o que estén acostumbradas a las terapias alternativas o a intentar conectar con su interior.

Sin embargo no es así, no es necesario que seas una persona zen para comenzar a meditar, ni mucho menos.
Y es que absolutamente todo el mundo está perfectamente capacitado para poder meditar y reflexionar en su casa si es lo que desea. Verás cómo poco a poco irás encontrándote mejor, sin necesidad de que seas una persona que crea en otras prácticas como el reiki.

Ten en cuenta que la meditación simplemente es una manera de desconectar del día a día, de relajarte y de intentar centrarte solamente en ti, durante unos minutos al día, algo que desde luego le sienta bien a todo el mundo.

Por ello no te preocupes por ello, tú eres una persona perfecta para empezar a meditar en el momento en el que lo creas necesario, así que si de verdad quieres saber como se aprende a meditar, solo estás a un pequeño paso de ser mucho más feliz.

Otros Artículos De Interés