Información sobre el Reiki para bebes
Valora este artículo

La aplicación de la técnica Reiki es muy antigua, la misma es una técnica curativa mediante la energía del cuerpo, no tiene efectos secundarios y normalmente tampoco contraindicaciones; que impliquen riesgo para la vida o la salud. En el caso de aplicarlas en bebés o niños de corta edad, es recomendable consultar antes con el médico pediatra del niño, para evitar cualquier efecto no deseado.

El reiki se concentra en la energía vital del ser humano, en los bebés y niños pequeños se puede aplicar para aliviar una dolencia leve, pero incómoda. El reiki jamás sustituye el tratamiento médico prescrito para alguna enfermedad en el infante, esta técnica es una herramienta complementaria, al tratamiento médico. Casi siempre los padres al estar un poco preocupados por malestares en los niños, acuden con un terapeuta en reiki, para aplicarles a sus niños esta técnica y así aliviar esos sintomas.

El reiki es efectivo en malestares del sueño, insomnios o pesadillas en los niños pequeños, el reiki para bebes dormir tranquilos durante toda la noche, es la solicitud más frecuente que hacen las mamás, en dolores estomacales tipo cólicos; debido a la alimentación, también en casos donde los bebés presentan fiebres, que no son producidas por infecciones.

¿Se puede hacer reiki en bebes?

La aplicación de la técnica reiki es efectiva para calmar a los niños y bebés, que padecen de autismo, también el reiki para niños hiperactivos un poco más crecidos,  que presentan Déficit de Atención e Hiperactividad. Cuando se aplica reiki a un bebé recién nacido, se le ayuda con el estrés producido por el nacimiento, también en casos de dolencias por otitis, la dentición y la vacunación, el reiki es ideal para aliviar sus sintomas.

El reiki para relajarse ha sido siempre la solicitud principal de algunas personas, es tan poderoso el reiki, que los papás han confiado en él, el bienestar de sus hijos desde que son bebés. El reiki para embarazadas energía que es transmitida a su bebé, para calmarlo y energizarlo con energía positiva en el útero. Las sesiones de reiki en embarazadas y bebés, no deben durar más de 20 minutos, y es aconsejable que en los bebés, se les aplique mientras están dormidos.

El reiki es una técnica segura, sin contraindicaciones ni efectos secundarios indeseados, se puede aplicar varias veces, siempre y cuando sea un terapeuta especializado el que la aplique. La técnica del reiki es sencilla, pero se necesita tener un conocimiento básico, para aplicarla sin molestar o causar dolor mediante la fricción de la piel.

Contraindicaciones del reiki para bebes

No existen contraindicaciones conocidas para la aplicación del reiki, tanto en adultos, niños, bebés y mujeres embarazadas, lo que se debe seguir son las técnicas básicas para su correcta aplicación. El reiki no es peligroso para la salud, ni para la vida, al contrario es una herramienta segura, que aporta muchos beneficios a la salud de las personas. Sin embargo, siempre que vayamos a iniciar una terapia, y sobre todo si se aplica en bebés o niños, primero debemos consultarlo con el pediatra correspondiente para que nos dé el visto bueno.

En una sesion de reiki para niños, se les brinda alivio a sus dolencias, calmar sus nervios y controlar sus arranques de rabia o llantos, si son bebés muy pequeños. A los niños y bebés que se les aplican las técnicas de reiki, se les aportan beneficios para su correcto y sano crecimiento, estos niños crecen con las herramientas necesarias para controlar su carácter, ser más concentrados y canalizar sus emociones.

En un curso de reiki para niños, se les enseña a los padres a aplicar la técnica en caso de que algún evento de descontrol suceda durante la noche, o cuando no tienen la posibilidad de llevarlos a la terapia con un especialista, esta técnica es muy sencilla; consiste en la aplicación de masajes, por todo el cuerpo del bebé, con puntos donde se hace un poquito de presión. Estos masajes se hacen aplicando algún aceite esencial relajante como lavanda, que calma al instante los arrebatos de llanto, o dolor repentino.

Reiki para niños hiperactivos

El reiki es una técnica milenaria que actualmente ha agarrado auge, tanto en la aplicación en niños, bebés y embarazadas que buscan controlar los nervios, los malestares y las dolencias del cuerpo. Dentro de las bondades y beneficios, que brinda el reiki a niños y bebés, está la protección que sienten desde que están en el vientre materno, estos bebés al nacer, ya están protegidos y sienten seguridad en el mundo exterior.

Al crecer son niños que están estrechamente conectados con sus madres, ya que el reiki ha fortalecido ese vínculo entre madre e hijo. Son varios los cursos de reiki para niños pdf, que se obtienen en línea en las páginas web de sitios especializados en el tema, también hay libros de famosos terapeutas en reiki, que son guías para la aplicación de la técnica y donde se señalan los beneficios de la misma.

Es tanta la buena fama del reiki, que son muy pocas las palabras negativas que se pueden decir de él. No existen resultados negativos que contradigan los beneficios obtenidos; a través de la aplicación de la técnica del reiki, a nivel mundial se conoce el reiki y sus magníficos resultados, cuando la técnica es aplicada correctamente. Y es que es una técnica tan sencilla, que es muy facil su aplicación con solo manejar un poco los masajes y los puntos clave, se obtienen beneficios. Pero siempre es bueno que la aplicación, sea con un terapeuta especializado.

Reiki en el parto

Si nos preguntamos qué es y para qué sirve el reiki, durante el parto pues sus beneficios son tanto para la madre como para el bebé, ya que al relajar a la futura madre; su trabajo de parto será más corto, menos traumático y más placentero. Para el bebé; lo prepara para su llegada al mundo, y el impacto que éste tendrá al hacer contacto con el mundo externo, después de haber vivido 9 meses en la tibieza, oscuridad y comodidad del útero materno.

El nacimiento representa un estrés muy duro, que experimenta la madre debido a las dolorosas contracciones, durante el trabajo de parto, y para el bebé que viene a enfrentar las condiciones diferentes de su existencia, hasta ese momento. Por este evento son muchas las madres que después de parir, sufren de estrés postparto lo que las lleva a rechazar la causa de éste, el bebé que acaban de parir. Este trastorno afecta a muchas mujeres en el mundo, y las inocentes víctimas son sus propios hijos.

El reiki viene a ser una bendición en estos casos, para evitar que ocurran o si ocurren; poner un remedio efectivo, indoloro y sencillo, sin complicaciones ni riesgos para el bebé o la mamá. El reiki durante el parto favorece la circulación de la sangre de la futura mamá, ayudando a que las contracciones sean más seguidas, y lograr así un trabajo de parto corto, y sin traumas.

Las prácticas de reiki durante el parto ya están siendo usadas en muchos hospitales a nivel mundial, en países como: Estados Unidos y en el Reino Unido, la práctica se hace en hospitales privados y públicos, pero en Argentina, Canadá y Alemania es parte de la seguridad social, para pacientes como: parturientas y sus bebés, enfermos con cáncer, con padecimiento de Alzhéimer, VIH o Parkinson, como parte del tratamiento médico para aliviar sus dolencias.

Como todo no pueden ser noticias agradables sobre el reiki, en muchos otros países aún se ve como una simple práctica de masajes, y hasta se ha prohibido a petición de los científicos, su aplicación en centros de salud. Pero teniendo fe de que se le reconocerán sus importantes aportes, que redundan en beneficios para la salud del ser humano, pronto en todo el mundo, será una práctica habitual que ayudará a muchas personas.