Insuficiencia Cardiaca Descompensada
Valora este artículo

En este artículo hablaremos de la Insuficiencia Cardiaca Descompensada.

Es sumamente importante, que el paciente con insuficiencia cardíaca, pueda reconocer, los síntomas de alarma de descompensación de su enfermedad, para que conozca la situación, y de esta manera, pueda comunicar la aparición de los síntomas, y haciendo posible, la actuación rápida y eficaz, por parte del equipo médico.

El objetivo que se persigue, es conseguir que el paciente, reconozca los signos de alarma, y de inmediato, contacté al equipo de insuficiencia cardiaca, y así evitar situaciones de riesgo para su salud. Estos síntomas de alarma, son cambios visibles en el cuerpo, que los pacientes con insuficiencia cardíaca, pueden sufrir.

Al presentar, de uno o más, de los síntomas de alarma, el paciente debe ponerse en contacto, lo antes posible, con el equipo médico de insuficiencia cardíaca. La aparición, de estos síntomas de alarma revela, que el corazón está iniciando un evento, de descompensación de su enfermedad.

Qué es la insuficiencia cardíaca descompensada

La ICD o, insuficiencia cardiaca descompensada definicion, es en contexto, el inicio repentino y en serie, de las señales y síntomas, presentados a raíz, de la falla del bombeo de la sangre al corazón, que amerita tratamiento urgente, y habitualmente admisión hospitalaria, y muchas veces, esta condición, desata una alta mortalidad por enfermedad.

Este evento puede suceder, tanto en pacientes con insuficiencia cardiaca crónica,  o tratarse de la primera expresión, de una afección cardíaca. Los síntomas, resultan eminentemente, cuando se presenta inflamación, con bajo gasto cardíaco o no, y se pueden desarrollar, en pacientes, con una función sistólica, almacenada o deprimida.

El deterioro suele ocurrir rápido y progresivamente, en cuestión de unos cuantos días, por lo que es vital detectarlo, cuanto antes, para poder realizar, los cambios en la medicación, o buscar otras alternativas, con el fin de evitar, que por la descompensacion insuficiencia cardiaca,  se ingrese al paciente, por estar en riesgo su vida.

Insuficiencia cardiaca descompensada tratamiento

Los tratamientos para el control, de la insuficiencia cardiaca descompensada, deben ajustarse, al proceso fisiopatológico básico, de cada paciente. De haber una causa transformable, de la insuficiencia cardiaca congestiva, como por ejemplo: infección, ingesta de licor, anemia, tirotoxicosis, arritmias, o hipertensión, estas se deben atender, a través del ejercicio, alimentos saludables, disminución en el consumo de sal, y moderación con el licor y el cigarrillo.

En la mayoría de los casos, los pacientes que acuden a consulta, presentan signos clínicos, que pueden ser: inflamación y exceso de volumen torácico, que son resultado de: disneas, estertores, edemas, hepatomegalia. Por lo tanto, el primer objetivo a lograr, será la mejoría de la insuficiencia cardiaca sintomas consiguientes, como el  exceso de volumen torácico, este método se conoce, como: objetivo hemodinámico.

Algunos de los tratamientos usados, son muy ventajosos, en la mejoría de los síntomas, pero vienen acompañados de efectos secundarios, que establecen, un aumento de la morbilidad, e incluso, de la mortalidad.

Este inconveniente, puede presentarse, tanto en el período intrahospitalario, como en el extrahospitalario, y los sintomas más relevantes son: hipotensión arterial, arritmias, infarto al miocardio, y síndrome cardiorrenal, por lo que se aconseja extremar, los cuidados en la elección del tratamiento.

Insuficiencia cardiaca descompensada sintomas

El diagnóstico de la insuficiencia cardiaca descompensada, es fundamentalmente clínico,  y en muchos casos, representa un reto. Que han evaluado los servicios de emergencias, donde la inseguridad diagnóstica, alcanza el 60% de los casos, con una tasa de error, del 10-20%.

Los elementos importantes a tomar en cuenta, incluyen: la historia clínica y el examen físico minucioso. Uno de los síntomas, que con más frecuencia, se presenta en este tipo de padecimiento, es la disnea reciente y continua, en un 89%, de los casos tratados en la emergencia.

Las características, que apuntan insuficiencia cardíaca son; principalmente, la presencia de ortopnea,  que es un trastorno, donde la persona, para respirar profunda y cómodamente, tiene que mantener la cabeza alzada, como cuando está sentada, o de pie, y disnea paroxística nocturna, donde la persona, se despierta bruscamente, durante la noche, sintiendo dificultad respiratoria.

¿Cómo tratar la insuficiencia cardiaca descompensada?

Cuando ingresa un paciente, con insuficiencia cardiaca descompensada, se debe mantener el control, y asegurarle una ventilación correcta, como procedimientos iniciales. Los pacientes, que presentan disnea mínima, pueden oxigenarse con una cánula nasal, pero  en los casos; moderados a extremos, se ha demostrado la eficacia de la ventilación, con presión positiva no invasiva; VPPnI, en sus propiedades de BiPAP o CPAP.

Es obligatorio, colocar un acceso intravenoso, para todos los pacientes, con insuficiencia cardíaca descompensada. La necesidad de drogas intravenosas, y el riesgo, de trastornos electrolíticos graves, subsiguientes a la terapia diurética violenta, pueden crear arritmias ventriculares, mientras se está internado. Paralelamente, a la evaluación clínica general, es muy importante realizar, evaluación de signos vitales, exámenes sanguíneos y una radiografía de tórax.

El paciente debe estar supervisado, permanentemente, y estar hemodinámicamente estable y consciente, para proteger la vía aérea y eliminar secreciones. El tratamiento para reducir el exceso hídrico, logra un alivio rápido, de los síntomas, pero con esta situación, no se obtiene una disminución adecuada, en las presiones de llenado, y este hecho puede causar, restricciones en los análisis volumétricos de betabloqueadores, y son más elevadas, las tasas de readmisión.

Pronóstico de la insuficiencia cardiaca

En pacientes, con padecimiento de; insuficiencia cardiaca diastólica, el pronóstico depende, de la enfermedad principal diagnosticada, anteriormente. Cuando se descarta, una cardiopatía isquémica, la razón de mortalidad anual, para insuficiencia cardiaca diastólica, tiende a bajar del 2, al 3%.

La insuficiencia cardíaca, como todo síndrome final, donde terminan muchas enfermedades cardíacas de gravedad, origina diferentes pronósticos. Jamás debe realizarse el diagnóstico, de una cardiopatía, basándose en este estadio final, pues esta situación, la asocian a una disminución, de la esperanza de vida, por lo que se hace, esencial, la prevención del síndrome, lo que es equivalente; al tratamiento correcto, de la cardiopatía causante, en fases tempranas, inclusive asintomáticas.

Son muchos los factores, que pueden determinar una insuficiencia cardiaca, pero para poder ser asertivos en el diagnóstico, es importante y vital, tener presente los sintomas significativos, aunque a veces, estos no están presentes, desde la primera fase de la enfermedad.

Estos factores son: hipertensión arterial, valvulopatías, éstas pueden ser: degenerativas, reumáticas, infecciosas por endocarditis bacteriana, o congénitas, diabetes y enfermedades pulmonares crónicas y cuando se diagnostica una insuficiencia cardiaca descompensada cie 10. La combinación de cualquiera, de los factores anteriormente mencionados, aumenta de forma inminente, el riesgo de padecer insuficiencia cardiaca, a lo largo de la vida.

La causa de padecer insuficiencia cardíaca, puede ser claramente definida, en muchos casos por relación causa-efecto, como por ejemplo: la presencia de isquemia miocárdica, valvulopatías, miocardiopatías, enfermedades congénitas, etc., mientras que, en otras ocasiones, la relación causa-efecto, es sólo factible, como pasa con los pacientes, que tienen historia de hipertensión arterial, diabetes o fiebre reumática.

No obstante, el factor más habitual, que se asocia a insuficiencia cardiaca, en el estudio de Framingham, es la hipertensión arterial. En segundo lugar, se encuentra la cardiopatía isquémica, las miocardiopatías dilatadas y las valvulopatías, son causas comunes, también de insuficiencia cardiaca.

Esperamos que hayas descubierto algo más sobre la Insuficiencia Cardiaca Descompensada y por supuesto si crees que tienes cualquiera de los síntomas descritos, acude rápidamente a un profesional médico para que haga un buen diagnóstico.

Otros Artículos De Interés