Meditación con reiki
Valora este artículo

Cuando se comienza a investigar en esto del reiki y en sus posibles usos, normalmente se tiende a pensar que solo es para curaciones o para equilibrar y abrir los chacras. Sin embargo lo cierto es que el reiki puede servir para mucho más, de hecho seguro que te sorprende conocer todos aquellos beneficios que puede suponer practicarlo de vez en cuando.

Pues bien, uno de los principales beneficios que podemos obtener, es el de la relajación y la liberación del estrés, y esto se debe sobre todo a la meditación con reiki. A utilizar esta terapia para meditar y para conectar con nuestro verdadero yo, con nuestro interior.

Por ello, como sabemos que te interesa mucho este tema, a continuación te descubro cómo son las meditaciones de reiki, y también te hablo de la meditación reiki usui para que no te pierdas nada.

¿Cómo son las meditaciones de reiki?

Para meditar con esta terapia, no solamente hay un sistema, sino que hay varios diferentes, los cuales han venido desde países del mundo totalmente variados. No solo podemos encontrar esta práctica en la India, sino que también por ejemplo en Japón es muy habitual.

Digamos que hay tres formas diferentes de meditar a través de estos símbolos y de esta terapia, y entre las tres se diferencian sobre todo en el foco de nuestra atención.

  • La meditación centrada en la respiración
  • La meditación centrada en la visualización
  • La meditación centrada en las posturas

Y aunque las tres tienen sus similitudes, la verdad es que son bastante diferentes, ya que en cada una de ellas vamos a tener que realizar unas prácticas diferentes.

En la primera de ellas, en la meditación de la respiración, nos centraremos precisamente en eso, en la respiración que hacemos. La haremos de forma consciente viendo perfectamente el aire limpio que entra por nuestros pulmones, y viendo también cómo es expulsado de nuestro cuerpo mientras se lleva todo lo malo.

En segundo lugar, cuando hablamos de la meditación centrada en la visualización, sobre todo nos estamos refiriendo a la visualización de los sellos de reiki, y es que en este caso cobran una especial importancia.
Los sellos son muy importantes cuando estamos hablando de este tipo de meditación porque son los encargados de redirigir la energía y de conseguir que nuestros objetivos se cumplan. Estos símbolos potencian todos nuestros esfuerzos y los enfocan hacia lo que estamos intentando conseguir.

Y por último cuando hablamos de la meditación de las posturas, nos referimos a que en este caso las posturas que adoptemos van a ser las encargadas de hacer que la energía fluya en la dirección que nosotros queremos.

Cualquier persona puede utilizar estos tres tipos de meditación, aunque depende de lo que quieras quizá sean mejor unas u otras. Quizá la más potente sea la de la visualización, ya que en ese caso como hemos dicho entran en juego los sellos de reiki, los cuales tienen un gran poder que va a hacer que sea una meditación increíblemente efectiva.

Además no es necesario que elijas uno de estos tres tipos, sino que perfectamente vas a poder combinarlos o hacer una después de otra, desde luego cuantas más hagas más resultados conseguirás.

Los beneficios de la meditación reiki usui

Por último hablaremos brevemente de los beneficios que vas a conseguir si sigues todos estos pasos y si meditas con esta técnica. Y es que no solamente vas a sentirte mucho más relajado, si no que todo tu cuerpo y tu mente van a descansar y van a expulsar toda esa energía negativa que se va instalando en nosotros a diario.

Esto es muy importante realizarlo de vez en cuando, y es que cuando empiece a dolerte la cabeza o cuando sientas demasiado peso sobre tus hombros, quizá es que ha llegado el momento de hacer una de estas meditaciones.

Verás cómo en cuanto adquieras esta rutina de hacer meditación con reiki, tu vida comienza a cambiar porque te vas a sentir por fin tú mismo, y algunos de los dolores que están tan asociados al estrés y a los nervios también irán desapareciendo poco a poco, por lo que realmente vas a poder conseguir muchos más beneficios de los que te podrías imaginar en un principio.