Meditar en Un Minuto
Valora este artículo

En esta ocasión queremos hablar de algo que no siempre se comenta, queremos hablar sobre las meditaciones cortas, meditaciones que no tienen por qué durar demasiado, si no que basta con hacerlas durante unos pocos minutos para que surtan el efecto deseado.

Por ello en este artículo te vamos a contar como meditar en un minuto, y si realmente merece la pena llevar a cabo este tipo de prácticas, o si por el contrario tan solo es una pérdida de tiempo.

¿Es bueno meditar a diario?

Lo primero que muchas personas se preguntan, es si es bueno meditar a diario, o cambiando un poco la pregunta, si realmente es necesario hacerlo, o si por el contrario esto no sirve de nada.

Pues lo cierto es que aunque no es necesario, sí que es muy buena idea meditar a diario aunque sea poco tiempo al día, y es que de esa manera tu mente se irá abriendo poco a poco e irá comprobando que en momentos de estrés puede entrar en un estado de calma y de paz.

Además para cualquier cabeza es bueno descansar de vez en cuando y sentir que puede relajarse sin necesidad de estar siempre en tensión o en modo de alerta.

Así que sí, realmente es una muy buena idea meditar a diario, pero por otro lado como decimos, no es necesario. Vas a ser capaz de entrenar tu cerebro sin necesidad de meditar todos los días, y es que hay que reconocer que no todos los días se tiene ni un minuto libre para descansar, sobre todo si se tienen hijos o muchas obligaciones.
Así que debes hacerte tu propio horario, sin agobiarte y sin obligarte, ya que si meditas sin ganas no vas a poder lograr el efecto deseado.

¿Se puede meditar en un minuto?

La respuesta a esto es que claramente sí, se puede meditar en un minuto sin ningún tipo de problema. Quizá no vaya a ser una meditación completa ni vaya a tener exactamente los mismos beneficios que una meditación más larga, pero no debes preocuparte ya que sí que va a ser perfecta para relajarte y para abrir tu mente.

Además casi es la mejor opción cuando estás comenzando en el mundo de la meditación, ya que de ese modo vas a poder ir preparando a tu mente poco a poco.

Tampoco es bueno pasar de no meditar nada a meditar una hora todos los días, ya que la mente sobre todo al principio tiene que hacer un esfuerzo para desconectar de la rutina del día a día.

Por ello, si tienes pensado comenzar a meditar y solo puedes sacar unos pocos minutos al día, no te preocupes ya que no vas a tener ningún tipo de problema.

¿Cómo meditar en un minuto?

Cómo meditar en un minuto, pues es muy sencillo, la verdad es que al ser una meditación tan corta no va a tener demasiado misterio, por lo que estamos seguros de que en un momento vas a entender la idea y vas a poder ponerla en práctica en tu casa.

Lo más importante en estas meditaciones tan cortas, es sin duda la respiración consciente ya que va a ser el pilar fundamental para llevarla a cabo.

En primer lugar encuentra un lugar en el que te sientas cómoda, normalmente lo que se recomienda es crear en tu hogar un pequeño rincón que sea solo para ti, y en el que nadie te pueda molestar.

Lo ideal es que también lo decores a tu gusto con todo lo que te apetezca, con velas, incienso, mandalas… pero si no te es posible porque quieres simplemente hacer una meditación rápida, tampoco te agobies ya que bastará con que te sientes en tu cama o que te tumbes.

Cuando ya estés en una postura cómoda, solo tendrás que cerrar los ojos, intentar no centrarte en ningún pensamiento concreto y comenzar con la respiración consciente, es decir, inhalar aire por la nariz y expulsarlo por la boca.

Hazlo de manera pausada, sin prisa y siendo consciente de cómo el aire va entrando y va llenando tus pulmones, y cuando vayas a echarlo lo mismo, ir visualizando como todo ese aire va saliendo por tu boca y cómo se va llevando todo lo malo, todos los nervios y el estrés acumulado del día a día.

En cuanto a los pensamientos, lo mejor es que ni te centres en ellos ni que tampoco los rechaces si llegan a tu mente, simplemente déjalos que se marchen igual que han llegado, de una forma natural y sin focalizarte en nada concreto.

Y simplemente aguanta así durante los minutos que tú consideres necesarios, pero con uno será más que suficiente si solo quieres desconectar durante un momento de lo que ocurre a tu alrededor.

De hecho también puedes poner esto en práctica en momentos de emergencia, en situaciones en las que estés muy nervioso y debas relajarte, y es que aunque lo mejor es que lo hagas en una postura cómoda, si es necesario hazlo en el autobús, en el trabajo o donde lo necesites, ya que no olvides que la principal función de este tipo de meditación es relajarte en momentos clave.

Y si estás sufriendo una crisis en alguna situación estresante de tu día a día, no te pongas límites y medita todo lo que necesites, verás cómo en tan solo un minuto respirando de forma consciente vas a sentirte mucho mejor.
Incluso puedes repetirte un mantra personal, una frase que a ti personalmente te ayude a sentirte mejor. Como por ejemplo “no hay nervios, no hay ansiedad” y verás cómo poco a poco tu cuerpo se irá convenciendo de que esa frase es cierta y te irás relajando lentamente.

Como ves, meditar en un minuto es posible y de hecho te puede ayudar mucho más de lo que te imaginabas en un principio, y es que meditar, aunque lo hagas solamente durante unos segundos, te va a hacer sentir mucho mejor de lo que esperas.

Otros Artículos De Interés