¿Qué son los residuos tóxicos que recoge la sangre?
2.8 (56%) 5 votos

La sangre al recorrer cada parte del cuerpo, recoge varios tipos de sustancias, entre ellas están: las  orgánicas, minerales y tóxicas del cuerpo, que luego serán transportadas a los órganos correspondientes para su procesamiento. Las sustancias tóxicas, se transportan a través de la sangre, y se aloja en órganos excretores, para ser desechadas o liberadas por ellos, para que el cuerpo se libere de estas sustancias, los órganos más importantes para esta misión, son los riñones, ya que mediante la orina, se excretan ciertas sustancias.

Los riñones eliminan cualquier producto, y fluido de desecho al filtrarlos de la sangre, la creatinina es un producto de desecho, generalmente los riñones, se encargan de eliminarla de la sangre. La acumulación de sustancias urinarias de desecho, afectan significativamente, tanto a la salud como al bienestar de las personas. Dentro de los diferentes desechos toxicos lleva la sangre, se pueden mencionar: dióxido de carbono CO2, urea, residuos de drogas, residuos de alcohol, residuos de medicamentos.

La sangre es primordial, para una buena salud, porque el cuerpo depende de un abastecimiento constante de combustible y oxígeno, para los miles de millones de células que lo conforman. El corazón no puede sobrevivir sin la sangre, que fluye por los vasos sanguíneos, y que nutren las paredes musculares. La sangre también transporta dióxido de carbono, y otros materiales de desecho hasta los pulmones, los riñones y el sistema digestivo; y estos órganos se encargan de expulsarlos al exterior.

¿Qué residuos tóxicos recoge la sangre?

La sangre corre por todo el cuerpo, transportando nutrientes, oxígeno y otras sustancias a las células, pero también recoge desechos, que son resultados de los procesos, donde dichas células llevan a cabo sus funciones. Varios de estos desechos son residuos toxicos de la sangre wikipedia, informa que si se almacenan en vez de eliminarse, causan problemas de salud. Por eso la sangre, se encarga de transportar estos desechos, desde las células del cuerpo hacia el Aparato Excretor, que se encarga de sacarlos del cuerpo.

A la pregunta; qué residuos tóxicos recoge la sangre y a dónde los transporta, uno de estos desechos es el dióxido de carbono (CO2), que es una sustancia desecho, producto de los procesos que realizan las células del cuerpo, este dióxido de carbono, transita desde las células a la sangre, y ésta lo lleva hacia los pulmones. Una vez en los pulmones, la sangre transforma el dióxido de carbono en oxígeno (O2), después el dióxido de carbono, sale del cuerpo por las vías respiratorias.

Para describir cuales son los residuos toxicos de la sangre que residuos  que son resultados, de procesos de las funciones de las celulas, se pueden mencionar: en los riñones; la orina, la creatinina, urea, ácido úrico. A través de los pulmones; dióxido de carbono que será transformado en oxígeno, y en la piel cuando se suda, el sudor contiene toxinas y sales minerales, que ya no son útiles para el organismo.

¿Dónde se transportan estos residuos? 

La sangre transporta los desechos, desde las células del cuerpo, hacia el aparato excretor, y éste es quien se encarga de expulsarlos del cuerpo, para que no se acumulen y evitar que causen enfermedades al organismo. El aparato excretor está compuesto por:

a) los riñones: además de filtrar la sangre, producir orina y garantizar a los tejidos corporales suficiente agua, los riñones también normalizan los niveles de sales en la sangre, con la producción de una enzima, llamada renina, aparte de otras sustancias; los riñones regulan de forma indirecta la tensión arterial.

b) Las vías urinarias: están formadas por los uréteres, la vejiga y la uretra. Los uréteres son un par de conductos, que ramifican cada uno, de cada riñón, y son los que transportan la orina hasta la vejiga urinaria; la vejiga urinaria, es una bolsa con paredes flexibles, que almacena la orina hasta el momento de la expulsión. Para evitar orinar continuamente, hay un músculo llamado esfínter, que la mantiene cerrada.

Cuando la sangre sale del riñón, a través de la vena renal,  ya no contiene urea ni ácido úrico, pero todavía tiene dióxido de carbono, éste pasa a la vena cava y de ahí al corazón, y se dirige finalmente a los pulmones. c) los pulmones: su función principal, es poner el oxígeno aspirado, a través de la nariz, en contacto con la sangre, y a través de ésta con los tejidos.

El dióxido de carbono producido, como desecho metabólico, se elimina de la sangre en los pulmones, y se expulsa a través de las fosas nasales, o por la boca; por lo tanto, al realizar esta función, los pulmones forman parte del sistema excretor.

d) la piel: es el órgano excretor de toxinas más extenso del cuerpo, esta liberación de toxinas, se manifiesta mediante; erupciones cutáneas, manchas, u otras afecciones de la piel, a través de la transpiración, expulsando sales y agua, la piel interviene en la excreción.

e) intestino grueso: o colon, es la última estructura donde se procesan los alimentos. En éste se reciben, las sustancias indigeribles, que vienen del intestino delgado, al absorber el agua, deja los productos de desecho llamados heces. Las heces se expulsan del cuerpo, a través del recto y el ano.

¿Dónde se recogen los residuos?

Para mantener el equilibrio interno del cuerpo, actúan el aparato excretor: riñones, uréter, vejiga, uretra, la piel, las estructuras respiratorias; pulmones, boca, fosas nasales, laringe, tráquea, bronquios, bronquiolos y, en cierto modo, el aparato digestivo, permite obtener de los alimentos las sustancias nutritivas, necesarias para vivir. En el aparato digestivo, se realizan tres importantes procesos: la digestión, la absorción y la eliminación de los desechos.

El aparato digestivo está formado por el tubo digestivo y las glándulas anejas, también elimina los pigmentos biliares, que se producen en el hígado, por la degradación de la hemoglobina. Cuando estos aparatos realizan sus funciones, recogen los desechos del cuerpo, entre ellos: toxinas, restos de alimentos, minerales, vitaminas, dióxido de carbono, que luego serán desechados, para que el organismo no se enferme.

En el aparato circulatorio, que es el que más se involucra en el proceso de excreción, al encargarse del transporte de la sangre, de las sustancias nutritivas y  del oxígeno por todo el cuerpo, recoge en esta función, las sustancias de desechos y el dióxido de carbono. Son parte del sistema circulatorio: el corazón, los vasos sanguíneos y la sangre.

Tipos de residuos en la sangre 

La sangre es quien transporta nutrientes y recoge desechos, además el oxigeno que transporta la sangre proviene de los pulmones, otra función de la sangre transporta sustancias nutritivas que recoge en el aparato digestivo, a las células del organismo, así como el dióxido de carbono, y todos los desechos que el organismo no necesita.

La excreción permite la eliminación de agua y sustancias de desecho, que transporta la sangre. En los riñones, se filtra y limpia la sangre, la orina es el desecho de toxinas y sustancias, que el organismo no utiliza, el sudor y la saliva, también se pueden considerar material de desecho, del cuerpo humano. Cada sistema del cuerpo, realiza su función excretora; en el sistema circulatorio, se desecha el dióxido de carbono, mediante la respiración, en el sistema digestivo, se desechan a través de las heces, los residuos que resultan de la digestión.

A través de su largo recorrido, por cada rincón del cuerpo, es donde recoge la sangre las sustancias nutritivas, especialmente en el aparato digestivo, es donde se concentra la mayor parte de sustancias nutritivas. Estos nutrientes ingresan a través de la absorción, en el intestino delgado y de la hematosis en los alvéolos pulmonares, hacia la sangre, estos nutrientes no se quedan detenidos donde se concentran, sino que circulan por el interior de todo el organismo a través de la sangre.    

La arteria pulmonar, es la que transporta sangre pobre en oxígeno, a los pulmones, y la vena pulmonar, es la que transporta sangre rica en oxígeno al corazón. Existen dos tipos de vasos sanguíneos, encargados de transportar la sangre por el cuerpo: las arterias, llevan sangre oxigenada, ya que ha recibido, oxígeno procedente de los pulmones, desde el corazón al resto del cuerpo, y las venas, que transportan la sangre desde el resto del cuerpo, hacia el corazón y los pulmones, donde se vuelve a oxigenar, para de nuevo ser enviada, al resto del cuerpo por las arterias.

Otros Artículos De Interés