¿Quién es el maestro ascendido Hilarión?
Valora este artículo

El Hilarion maestro ascendido, fue un sacerdote de la cúspide del Templo de la Verdad, en la antigua Antártida. Se le asocia a la llama de la voluntad, a través del rayo verde, mejor conocido en el mundo esotérico como: Chohán del Quinto Rayo. El maestro ascendido Hilarion, era de Grecia, comentan en algunos escritos antiguos, que vino a América, en compañía del Maestro Serapis Bey, para la fundación de la Sociedad Teosófica en 1875.

El maestro Hilarion tiene una misión muy definida; ayudar al ser humano en el campo material y sanar tanto su cuerpo físico, como su alma y espiritu. En estrecha colaboración con Asclepios, Dios de la medicina, el medico de Dios; el arcángel San Rafael y la enfermera Hihia, personifican mediante el quinto rayo verde, todo lo relacionado con el conocimiento, la ciencia dedicada a la sanación y la abundancia.

Como principales virtudes, se le atribuyen: la verdad, la paz, la cortesía, la devoción a Dios, la oración diaria, y todo conocimiento que origine y desarrolle la salud. Al maestro Hilarion, se le reconoce en el mundo entero, como el maestro sanador, caracterizado por una profunda humildad, y creencia en Dios, fue el fundador del monasticismo, en territorito palestino.

Quién era el maestro hilarion

El maestro ascendido Hilarion, era un maravilloso sanador, no solo de cuerpo sino también del alma. Gracias a sus grandes dotes, como fiel servidor de Dios, el maestro Hilarion logró tener un grupo importante de discipulos, a los cuales inicio en el camino hacia el servicio de Dios. El maestro conocía bien su destino, él sabía y aceptaba que era un instrumento del espiritu santo, para sanar al prójimo.

Su marca de identidad, es ser un verdadero y humilde sanador, sin ínfulas de grandeza. En su constante labor de lograr, la mayor cantidad de sanadores, el maestro Hilarion formó un grupo de investigación psíquica, dando paso esto a la creación de un movimiento espiritista, invirtiendo su vida terrenal en el estudio de lo espiritual. Es su inclinación el trabajar, con quienes desarrollan la intuición, siendo sus preferidos: los médicos, enfermeras y científicos.

A pesar de ya no pertenecer al mundo terrenal, el maestro Hilarion continúa su labor sanadora, ahora desde el cosmos, recibiendo a esas almas, que llegan a su encuentro en busca de sanación y paz. Allí construyó su santuario etéreo, donde imparte sus lecciones sobre la curación, y conduce a quienes lo buscan, a ese alivio que tanto anhelan.

Maestro hilarion como usar el rayo verde para curación

Como primer paso, para iniciar el proceso del uso del rayo verde de sanación; se debe hacer una invocación. La misma se puede acompañar, encendiendo una vela verde, y recitando un mantra al maestro ascendido Hilarion. Es aconsejable realizar el rito, los días jueves, ya que es el día con mayor concentración, de energía verde, pero esto no es limitativo, ya que se puede hacer el ritual cuando se requiera.

También a través de las visualizaciones, se hace conexión con la llama verde, estas se logran enfocando el pensamiento en la llama verde, concentrando la misma en la parte adolorida, o visualizando a la persona enferma, envuelta en la llama verde, para esto la otra persona debe cuidarse, cubriéndose con un manto blanco, para evitar ser penetrado, por la llama verde, todo esto se hace con previa autorización, de los maestros guías espirituales.

Para implantar la llama verde, en la vida diaria se deben hacer decretos sencillos, como por ejemplo: Yo soy la llama verde, Yo soy salud, luz y perfección. Solicitando apoyo al arcángel Rafael, a través de una sencilla oración, también se consigue la conexión con la llama verde. Siempre cuando se manifiesta la llama verde, o cualquier otro rayo del poder divino, son acompañadas por ángeles y arcángeles, así como de los maestros ascendidos.

Encarnaciones del maestro hilarion

En relación con las encarnaciones del maestro ascendido Hilarion, se han mencionado a: Saulo de Tarso, mejor conocido como San Pablo, el apóstol. Este santo nació al principio de la era cristiana, sus padres eran judíos, al tener una visión de Jesùs su vida cambió, y se tornó en un fiel devoto de las escrituras, y de la misión del Mesías en la tierra.

Como su última encarnación se conoce a: San Antonio Abad, quien nació en Palestina, éste al ser visitado por el maestro Hilarion, se convirtió en ermitaño y dedicó su vida al ayuno, y a hacer constantes penitencias, las cuales consistían en soportar el inclemente clima del desierto. Estuvo retirado del mundo y las personas, durante 20 años, en los cuales realizó uno de su más destacado milagro, hacer que una pareja estéril, logrará formar familia.

San Antonio Abad, consagró toda su vida a la sanación del prójimo, realizó largos viajes de peregrinación, a los 65 años con graves problemas de salud, aceptó la compañía de un grupo de monjes, a los que convirtió en sus discipulos, al morir dejó su gran legado de conocimientos y fe. Mediante algunos escritos se pueden descifrar, algunos mensajes dejados a la humanidad, por el maestro Hilarion, todos indican que hay que ayudar al que sufre, no solo en la parte física, sino también a nivel espiritual.

Como el maestro Hilarion es el que rige, el quinto rayo de la llama verde, todos sus decretos llevan a la sanación del cuerpo y del alma. Sus decretos están llenos de una energía poderosa, que para quien los expresa con fe y devoción, son el camino directo, para conseguir el alivio a todos los males, estos decretos son sencillos y fáciles de decir, cuando en ellos se deposita la fe necesaria, se logran verdaderos milagros de curación total, que se hacen efectivos gracias, a la intersección del maestro Hilarion.

Los decretos, el mantra y la llama verde, son elementos que el maestro Hilarion, no solo usó para sanar, sino también para limpiar el aura, de aquellos que iban a su encuentro, en busca de consuelo a sus padecimientos. Los colaboradores del maestro Hilarion, están repartidos por todo el mundo, empezando por los ya mencionados: Asclepios, el arcángel San Rafael y la enfermera Hihia, los maestros ascendidos Madre María, conocida como Lourdes o Guadalupe en México, y Fátima en Portugal.

El ilustre médico venezolano, el Dr. José Gregorio Hernández, su humildad y ayuda a los más necesitados, fueron su estandarte con el cual se dio a conocer, por toda América del Sur, recientemente fue declarado venerable, por la iglesia católica gracias a sus verificados milagros.

Palas Atenea, diosa de la verdad en el mundo antiguo griego, su devoción en sanar sin tener recompensa, la hicieron merecedora del cobijo del maestro Hilarion. El maestro Vista, músico del tono planetario, quien a través de sus acordes, lleva a la relajación y sanación, de problemas neurológicos.

Son muchas las personas que buscando una cura o alivio, a sus males se refugian en la fe, y no cabe duda que para todo creyente, su fe es parte de todo en su vida, desde seguir con vida, hasta tener: empleo, salud, amor y alcanzar el éxito. Creer es importante, ya que cada ser individual deposita todo lo valioso de su vida, en las manos de quien él cree, es su protector, así sucede en la mayoría de los casos.

Otros Artículos De Interés