¿Quién es la diosa Kwan Yin?
Valora este artículo

A Kwan Yin se le conoce en el occidente del mundo, como la Diosa de la misericordia, su misión es proteger a los niños y a las mujeres, por esto también se le conoce como la Kuan yin diosa de la fecundación. Kwan Yin significa la que escucha los llantos del prójimo, para los budistas ella es la representación femenina, de la compasión, en la otras partes del mundo se le venera, como una advocación de la Virgen María.

No se tienen registros de su fecha de nacimiento, solo algunos que indican que nació en el año 700 AC, pero esto no está confirmado. La Kuan yin historia, narra que ella realizo votos de compasión y comprensión, que radican en que ella no entrará al cielo, mientras haya un ser humano sufriendo. En algunas leyendas escritas sobre Kuan Yin, la mencionan como la Princesa china Miao Shan, quien ha realizado muchos milagros, alrededor del mundo.

En el año 406 dC, el monje budista Kumarajiva cuando realizó una traducción del Sutra del Loto, un mantra muy conocido en China, se refirió a Kuan Yin como alguien de género femenino, más adelante en otras traducciones, específicamente las que realizaron los budistas tántricos o Vajrayāna, durante la Dinastía Tang, en el siglo VIII, se referían a Kuan Yin como una hermosa figura; con rasgos femeninos y vestidos blancos.

Diosa Kuan Yin Significado

El significado más representativo otorgado a la deidad Kuan Yin, es el de la misericordia y la compasión por el ser humano, específicamente a quien está sometido al sufrimiento. A esta deidad de origen chino, se le atribuyen varias advocaciones y reencarnaciones, en el occidente del mundo, la más conocida es la que la relaciona con la Virgen María.

En relación con Imágenes de kuan yin, existen entre oriente y occidente del mundo, más de mil imágenes distintas, que representan a Kuan Yin. Estas figuras están en templos y plazas, a lo largo de China y Japón, a la deidad Kuan Yin en Japón, se le conoce como Bodhisattva Kannon, además se le asocia a Isis en el antiguo Egipto, a Tārā en el budismo tibetano, y a las diosas: Śhakti, Párvati, Sītā y Radha, que pertenecen al Hinduismo.

A Kuan Yin la veneran como la Flor de Loto Sagrada, y como la Madre Divina Cósmica, que protege a sus hijas y a los pequeños hijos de éstas. También es la que regía en la antigüedad, el séptimo rayo de color violeta, que es el correspondiente a la misericordia y la compasión, actualmente es la Madre Mercedes, quien rige este rayo. Invocar a Kuan Yin, durante el trabajo de parto y el embarazo, es beneficioso tanto para la madre como para el bebé, ya que esta deidad es la protectora de madres e hijos.

Kuan Yin Oracion

La oración para invocar la ayuda de Kuan Yin, es muy poderosa y está llena de energía, la misma se traduce como: necesito albergue en ti, Buda del Dharma y la Shanga. Permite que tus virtudes, que has alcanzado mediante la práctica, de la compasión hacia el prójimo, me cubran para así alcanzar la budeidad. Madre Kwan Yin considérame tu amiga, y guíame hacia el camino correcto, que lleva a la sagrada luz.

En Japón realizan un Retiro Etérico en honor a Kwan Yin, el mismo se hace en El Lago Violeta, que se localiza en la región Etérica de Pekín, en China. Allí acuden miles de personas, que buscan la purificación de sus almas y cuerpos, y lograr así la sanación total. También a esta deidad, se le pueden hacer decretos diarios, con sencillas palabras que expresen amor, y devoción por ella.

Algunos ejemplos de estos decretos, pueden ser: Amada Kuan Yin, llena de bendiciones y amor mi vida. Kuan Yin, acude a mi auxilio, en este momento difícil. Diosa amada y poderosa, llena mi vida de salud y amor. Kuan Yin bendice a mi familia. Madre Kuan Yin, permíteme acceder a tu poder de sanación.

Kuan Yin Mantra

Cuando se hace una invocación a la deidad Kuan Yin, se le recita su mantra de sanación, el cual traducido, textualmente dice: Namo Guan Shih Yin Pusa; Namo en sánscrito: respeto a / o amparo a. Guan en chino: mirar, cuidar. Shih en chino: universal. Yin en chino: sonido, voz. Pusa en sánscrito: Bodhisattva. También se puede recitar su oración del Yo Soy.

El poder del mantra de Kuan Yin, se concentra en la sanación, el amor maternal y familiar, la protección que solicita la madre para sus hijos, es uno de los mantras más bellos que existen. La deidad Kuan Yin, es reconocida como una gran madre, a pesar de no conocérsele descendencia, ella tomó bajo su amparo a todas las madres, con sus hijos para brindarle protección, mientras transitan en el mundo material, y después de su final en él.

Kuan Yin es la más fiel representación, de una deidad maternal, su gran amor al prójimo hizo que ella, se asegurara de brindar cobijo a todo aquel que la invoca, especialmente a las mamás, porque en ellas vio la perpetuidad de la vida, el más puro y sincero amor, que puede sentir el ser humano, hacia otro ser humano.

Las Kwan yin frases, conocidas también como el principio de la felicidad, son un medio que llevan a una sensación de paz interior, muy importante para ser feliz, algunas de ellas son: no debo esperar obtener mi felicidad. A través de otros, soy único e irrepetible. Cosecho lo que he sembrado. Nada en mi pasado, trastorna mi futuro. Mi gran misión de vida es, lograr mi felicidad y la de mis semejantes.

Kuan Yin es una figura de luz, de amor, de salud, de felicidad. Todo lo positivo que el ser humano es capaz de experimentar, lo puede visualizar en Kuan Yin. No en vano se le conoce como Madre Amada y Cósmica, ya que su gran poder, abarca todo el universo, cubriendo de protección a todos sus hijos, y sus madres. Ella socorre a todo el que la invoca, en sus necesidades, ofreciendo una completa sanación y un bienestar no solo corporal, sino también espiritual.

La deidad Kuan Yin, simboliza el mismo amor que Jesùs, siente por el ser humano. Y aunque ella no es una mártir, esa devoción por el bienestar de su prójimo, la hace excepcional. Es tanto su amor, que prometió no gozar de la eternidad, hasta que todo el sufrimiento de la tierra, haya desaparecido. Es tan reconocida su labor, que ha transcendido en el tiempo, y en el espacio, ubicándose a nivel universal.

Otros Artículos De Interés