Reflexologia Podal Embarazo
Valora este artículo

Estar embarazada puede ser uno de los mejores momentos en la vida de una persona, sin embargo también es cierto que esto supone muchos cambios en el cuerpo de la mujer. Por ello en esta ocasión vamos a hablar de la reflexologia podal embarazo.

La reflexología podal, es una técnica terapéutica, basada en la estimulación, de los puntos sobre los pies, denominados zonas de reflejo. Se aplica mediante un masaje manual, donde se ejerce cierta presión, en las áreas reflejas, de los pies, con la finalidad de producir efectos específicos, en otras partes del cuerpo.

La reflexoterapia, es una antigua técnica, originaria de la antigua China, Egipto y algunas tribus de los Estados Unidos. Se han encontrado algunos papiros en Egipto, que datan del año 2000 a. de C. donde se muestra la aplicación de masajes, en plantas de pies y en manos.

Los egipcios, descubrieron que había, partes y órganos del cuerpo humano, donde hay un punto reflejo, en la planta de los pies y, que al estimularse, se produce una sensación de alivio. La reflexología moderna, nace a principios del siglo XX, a raíz  de los trabajos investigativos, de los médicos terapeutas estadounidenses: William Fitzgerald y E. Ingham.

Tanto Fitzgerald como Ingham, observaron que aplicando un masaje, en ciertas áreas de pies y manos, se producían efectos anestésicos, en otras partes del cuerpo. Con estos hallazgos, establecieron que; el cuerpo humano está atravesado, en sentido longitudinal, por diez meridianos, cinco ubicados, en cada mitad del cuerpo, demostrando que existe; una relación directa, entre las diferentes áreas y los distintos órganos del cuerpo.

¿Se puede hacer reflexología durante el embarazo?

La reflexología podal en el embarazo, se considera como una terapia alternativa muy interesante, ya que se pueden encontrar, muchas dolencias, sin tener las limitaciones propias del embarazo. Se usa con frecuencia, para calmar dolores en la espalda y articulaciones, los problemas más comunes, durante el embarazo.

Los reflexólogos, creen que las embarazadas, pueden apoyarse en la reflexología para aliviar problemas constantes y tener un mayor alcance, con mínimos riesgos, como: las náuseas matutinas, ardor de estómago, hinchazón en las piernas (si no se trata de preeclampsia), estreñimiento, presión arterial alta (siempre que no sea por preeclampsia), insomnio, problemas de vejiga, calambres leves y hasta las hemorroides.

En el embarazo, el cuerpo de la futura mamá experimenta, muchos cambios en el plano físico, funcional y psicológico, y tiene que adaptarse, de la manera más cómoda posible. La mujer embarazada, se está un poco limitada, al momento de recibir tratamientos farmacológicos, ya que éstos, pueden afectar, al desarrollo normal del bebé, en el interior del útero materno.

Los masajes en el embarazo en los pies, resultan relajantes. El masaje pies embarazada, puede ser aplicado por la embarazada, algún familiar cercano, una amiga o por la pareja, si no se tiene la posibilidad de acudir, a un reflexólogo, ya que éstos, favorecen con la relajación, el bienestar de ambos, de la futura mamá y del bebé.

Reflexología podal para quedar embarazada

Si se está buscando tener un bebé, pero hay algunas dificultades, que no permiten quedar embarazada, existen algunos tratamientos naturales, que pueden aportar un gran beneficio. Una excelente terapia, es la reflexología podal para quedar embarazada.

La reflexología podal, es de gran ayuda, para mejorar la fertilidad de una persona, al dirigir positivamente, el flujo de energía, hasta donde se necesita. En resumen, los caminos de la energía, se abren, permitiendo que la energía fluya, como debe.

Existe un punto en los pies, llamado punto uterino entre el tobillo y el talón, que pertenecen al sistema reproductivo, y al ser manipulado, las inestabilidades, que llevan a problemas para concebir, pueden corregirse.

Con la aplicación adecuada, de la reflexología podal, se pueden solucionar, una serie de problemas, que influyen en la fertilidad de una persona, tales como: ovarios poliquísticos, problemas cervicales, adherencias, síndrome pre-menstrual, desequilibrios hormonales, trompas de Falopio, bloqueadas o dañadas, problemas relacionados con el estrés,  problemas menstruales.

Reflexología podal contraindicaciones

Hay en la reflexología podal contraindicaciones que son más bien recomendaciones, pero sólo para casos específicos, donde no es aconsejable su aplicación. Estos casos son los siguientes: procesos agudos de fiebre, osteoporosis en pies o piernas, enfermedades isquémicas del corazón (angina de pecho, infarto al miocardio, etc.), embarazos con riesgo de aborto e infecciones agudas en general.

Como toda práctica, técnica o método, la reflexología podal, no está exenta de contraindicaciones y recomendaciones a pesar de ser una terapia natural, que aporta un montón de beneficios al cuerpo, se debe hacer una evaluación médica, antes de realizar este tratamiento.

Si existen trastornos locales en los pies o piernas; tales como: venas oscuras y varicosas, trombosis, flebitis,  tromboflebitis, micosis, nevus o lunares prominentes, heridas abiertas, y procesos reumáticos (gota, artrosis, etc.), no se aconseja la aplicación de reflexología podal.

Reflexología podal parto

Los masajes reflexológicos, son una importante ayuda, para las mujeres, al momento de prepararse para enfrentar el parto. La reflexología podal parto, está  comprobada, permite la estimulación natural, de las hormonas, que participan en el parto; estas hormonas son: la oxitocina, la adrenalina y las endorfinas.

La terapia reflexológica, ayuda a que las contracciones, en los partos prematuros y en aquéllos en los que las contracciones son muy débiles, se desarrollen de una mejor manera, y evita, que a la madre, tengan que suministrarle, dosis extras de oxitocina artificial.

Cuando el parto se atrasa, la reflexología podal, puede evitar, tener que inducirlo artificialmente. En este caso, lo adecuado es aplicar el masaje, en la parte posterior del tobillo, o a ambos lados, del tendón de Aquiles.

Después del parto, durante la etapa del puerperio, los órganos, que habían dado su espacio al útero, retornan a su ubicación, para normalizar las posiciones durante el posparto, hasta lograr el equilibrio del cuerpo.

Mediante, la reflexología podal, se va recuperando, de forma natural, el arreglo de todos los sistemas, favoreciendo la relajación, aliviando las tensiones y los dolores propios de esta etapa.

Hay que tener presente, que las primeras sesiones, del tratamiento con reflexología podal; no son para nada agradables. Ya que como los arcos del pie, están conectados con el sistema nervioso central, es normal que al principio, se experimenten reacciones, como: sudoración, lagrimeo, aumento de la diuresis (cantidad de orina) y la defecación, además de dolor. Pero estas molestias, son temporales, y a medida que la dolencia mejora, las molestias desaparecen.

Esperamos que te haya gustado este artículo sobre la reflexologia podal y embarazo y que te sirva de ayuda si estás esperando un bebé.

Otros Artículos De Interés