Como conocerse a uno Mismo
Valora este artículo

Podemos decir que fácilmente conocemos a nuestros amigos y familiares, el sector donde vivimos, conocemos nuestra profesión y podemos alardear de conocer sobre temas interesantes. Pero una de las cosas más difíciles en esta vida es conocerse a uno mismo.

Si estás absolutamente seguro de conocerte y saber quién eres en realidad, es posible que te haga falta leer un poco más. A continuación comenzarás a comprender que, si bien no es imposible, podría llevarte algún tiempo lograrlo.

¿Qué es conocerse a sí mismo?

Saber quién soy es algo aparentemente muy común. Se podría decir que todos nos conocemos internamente: sabemos qué nos gusta, qué cosas despreciamos y a qué le tenemos miedo. Conocemos y reconocemos nuestros defectos.

Pero ¿es eso conocernos realmente? ¿Qué es conocerse a sí mismo?

Conocernos a nosotros mismos realmente empieza por saber qué cosa es lo que no somos. Esta frase pareciera complicada pero es, en el fondo, muy sencilla. Vamos a explicar un poco. Conocerse a sí mismo definición.

Si creemos que somos alguna cosa en específico por ejemplo, soy un carpintero de 40 años, llamado Fidelio Carvajal, ya vamos por el camino equivocado de conocernos verdaderamente. No puedo decir que soy un carpintero porque mañana podría tener otra profesión.

No puedo decir que soy hermoso(a), porque mañana podría ser feo(a). No puedo decir que soy pobre, porque mañana podría ser millonario, o al revés.

En este sentido, tenemos que reconocer que no somos lo que creemos ser.  Por lo tanto, si realmente quiere conocerse a sí mismo libro, el primer paso es sentir quién es usted en silencio mental absoluto. Sin pensamiento.

Cuando logramos “sentir” sin la presencia del pensamiento, es decir lo que llaman “mente en blanco”, no tenemos ninguna identidad. No pensamos en el nombre que tenemos. No pensamos en la profesión que tenemos, ni en la condición física y social que tenemos.

Comenzamos así a manejar cierto conocimiento de nosotros mismos. Se aprende cómo conocerse a uno mismo pdf.

¿Qué es el autoconocimiento de una persona?

El nombre, la profesión, la edad, el físico… todo esto son cosas que poseemos, pero no es lo que somos. Siendo así, nos preguntamos qué somos y continuamos preguntándonos qué es el autoconocimiento de una persona.

Cuando sentimos sin pensar, somos como un bebé recién nacido el cual únicamente se dedica a observar al mundo y sentir todo lo que hay a su alrededor. La diferencia con el bebé es que nosotros debemos estar conscientes de que estamos allí observando al mundo o a nuestro interior.

Somos “algo” que está observando y sintiendo al mundo.

A propósito de este encabezado, desde tiempos antiguos existe una frase que se ha vuelto muy popular: “Conócete a ti mismo”. Según muchos psicoanalistas, espiritualistas o coach espirituales, esta frase ha sido malinterpretada durante muchos años.

Al leerla o citarla, la mayoría de las personas cree fielmente que conocerse a sí mismo es conocer sus defectos y cualidades, conocer su historia personal y sus ancestros, conocer perfectamente de dónde venimos y a dónde vamos, con la intención de eliminar los defectos y fortalecer las virtudes.

Resulta que eso que acabamos de enumerar es exactamente lo contrario de lo que indica esa frase, porque al intentar conocer todos esos aspectos, estamos conociendo mucho acerca de las cosas que no somos.

Los defectos y las virtudes podrían cambiar mañana, lo cual significa que yo no soy esos defectos ni esas virtudes. Y la prueba de que no lo soy es que ellos cambiaron. Defectos y virtudes vinieron y se fueron, pero yo sigo aquí. Sigo siendo yo.

Entonces, por mucho que hayamos aprendido de nuestros defectos y virtudes, estábamos aprendiendo de lo que yo no soy.

Por tal motivo es de suma importancia que, desde ya mismo, tengamos claro que el autoconocimiento es precisamente estar consciente de que en realidad lo que yo creo que soy es un estado en el que me encuentro en este momento, una situación, una circunstancia que me está rodeando en ese momento.

Y, como ya dijimos, todas esas circunstancias podrían cambiar algún día.

Mi condición física y psicológica pueden cambiar también, de modo que yo no soy el cuerpo que tengo actualmente. No soy mi psicología o estado psicológico. Todo esto puede cambiar y yo sigo aquí.

Entonces… ¿quién soy yo?

¿Qué es el autoconocimiento emocional?

Conocer nuestras emociones es un paso muy importante en el camino hacia el autoconocimiento, hacia el conocerse a uno mismo frases.

Esto es así debido a que las emociones son las sensaciones más fuertes que tiene el ser humano. Las emociones nos arrastran, nos mueven, nos frenan, nos excitan, nos aplastan. Y, generalmente, nos empujan a creer que nosotros somos esas emociones.

Es muy común que una persona diga: “Yo soy un amargado”, “Soy una persona alegre” o “Soy depresivo”. Sin embargo, cuando nos analizamos y buscamos la raíz de estas emociones, podemos darnos cuenta que en realidad las mismas son estados momentáneos que nos afectan en determinadas circunstancias.

Quizás consideres que las circunstancias de tu vida han sido tristes o negativas y que aún lo son. Eso te ha llevado a estar en un estado depresivo la mayoría del tiempo.

Pero también ocurre, y con mucha frecuencia, que cuando las circunstancias cambian y mejoran, te mortificas pensando que esa mejoría va a ser efímera y pronto volverá el pesar y estarás depresivo de nuevo. Repites el patrón.

En ese caso, no eres depresivo, es que constantemente estás en un estado depresivo y buscas las razones para estarlo. Igualmente, puede ocurrir el caso contrario: una persona que casi siempre ve las circunstancias buenas o le busca su parte positiva.

En todas estas situaciones, y la cantidad de variables posibles que puede haber, el individuo no es esas emociones. La realidad es que la persona decide asumir dichas emociones. Es una decisión. Y esa decisión puede cambiar. Esto significa que yo soy el que decide. Yo soy la voluntad. No soy la emoción.

Sin embargo, para llegar al conocimiento de que no somos nuestras emociones, es importante que estemos conscientes de ellas, que sepamos que están allí y que nos demos cuenta cada vez que las asumimos.

De esta manera el autoconocimiento de nuestras emociones pasa a ser un paso importante en la labor de liberarnos de la esclavitud que padecemos al cargar con ellas.

Claves para conocerse a uno mismo

Podrían existir una serie de preguntas para conocerse a uno mismo, sin embargo, una de las estrategias o técnicas más recomendadas por psicoanalistas como Erich Fromm, consiste en, precisamente, quitar todas las etiquetas mentales que tenemos sobre nosotros mismos.

En tal sentido, las claves de cómo conocerse a uno mismo test consisten, primeramente, en tratar de olvidarnos de todas las circunstancias que nos rodean, al menos por un instante.

Entre las claves para conocerse a uno mismo, esta técnica no debe considerarse una forma de evadir los problemas. Más aún, es una manera de reconocer qué es lo que queda cuando no tenemos ni problemas, ni identidades, ni emociones: solamente estoy yo aquí mirando y/o sintiendo.

Pero el ejercicio debe hacerse no sólo con las circunstancias actuales, sino también con los recuerdos del pasado, sucesos que me ocurrieron, cosas que me hicieron, cosas que debí hacer o cosas que hice. También hay que hacer esto con los proyectos del futuro.

Yo no soy los proyectos del futuro porque también estos planes pueden cambiar. Entonces, si me identifico y creo que esos planes son lo que yo soy, y si esos planes se frustran, sentiré que estoy muriendo o que voy a morir, lo cual no es así. Mis planes pueden fracasar pero yo sigo aquí.

El siguiente paso sería darme cuenta que tampoco soy las emociones ni las sensaciones que estoy sintiendo. Las emociones son otro tipo de sensaciones que vienen y van. Como ya dijimos, un día estoy alegre al otro día estoy triste. No son mi naturaleza, no son mi esencia.

De esta manera, ni los pensamientos, ni los recuerdos, ni los planes, condición física, ni psicológica, ni las emociones ni sensaciones corporales soy yo.

No queda nada. Sólo un ser puro con todas las posibilidades del universo. Conocerlo es tan solo sentirlo… en silencio.

Esperamos que hayas disfrutado de este articulo sobre Como conocerse a uno mismo y que ahora sepas algo mejor como conocerte.

 

Otros Artículos De Interés