Frases de Recuperación de Salud
Valora este artículo

Cuando estamos enfermos lo que más queremos, además de recuperar la salud, es recibir el amor y la consideración de familiares y amigos.

Además, está científicamente comprobado que, al recibir esas muestras de cariño, las defensas en el cuerpo se elevan. De allí la importancia del estado de ánimo del enfermo. Entonces, para subirle el ánimo a nuestro amigo o familiar ¿qué mejor que unas bonitas frases? He aquí una selección de ellas.

Frases de recuperación de una operación

Si a tu amigo o familiar querido lo han sometido a una operación, seguramente se encontrará un poco bajo de ánimo o, quizás, depresivo. Qué bueno sería que le enviaras frases de aliento, frases de recuperación de una operación, como por ejemplo:

-”Todos alguna vez hemos pasado por una situación como esta. Lo bueno es que tú ya saliste. Recupérate pronto”.

-“Eres fuerte y sabemos que saldrás de esta rápidamente. Tus amigos, que te queremos rezamos por ti”.

-“Tus amigos y familiares estamos aquí, pendientes de ti. Te enviamos nuestras energías positivas, así que te estás recuperando más rápido de lo que creías. Ten fe porque es así”.

-“Sabes que eres fuerte. Nada te puede mantener en cama mucho tiempo. Pronto estarás bien. Te queremos y apoyamos”.

-“Si piensas en algo bonito, agradable, te recuperarás mucho más pronto. Recuerda que estamos contigo”.

– “Oye, te extrañamos. Cúrate pronto para que nos acompañes. Esto no es lo mismo sin ti”.

Estas frases de recuperación de una operación o frases de recuperación de lesiones podrán ayudar a tu amigo o familiar a que se sienta acompañado y se logre una mejoría rápidamente. Pero, si no es así, prueba con las frases a continuación.

Frases de recuperación cortas

Muchas veces, las frases de recuperación cortas pueden subir el ánimo del enfermo mucho más eficientemente que una frases largas, aparte de que son más fáciles de leer. Y, si tu amigo o familiar se está recuperando, lo más conveniente sería enviarle algo breve para que no haga mucho esfuerzo.

Revisa el siguiente listado:

-“Sabemos que ya estás bien, sano y a salvo. Pronto estarás paseando con nosotros”.

– “El médico dice que pronto estarás fuera del hospital. Eso ya lo sabíamos porque eres fuerte”.

-“Alégrate. Ya te mejoraste. Estamos contigo”.

-“Eres fuerte. Soportaste esta enfermedad con valentía. Te queremos y te esperamos”.

-“Piensa en lo bonito de la vida. Ya saliste de ese mal. Ahora lo que te queda es vivir”.

-“Esta enfermedad es una experiencia más de la vida. Y tú la superaste. Te queremos”.

-“Hazle caso a tu médico y te recuperarás pronto. Aquí te estamos esperando”.

-“Fuerza y ánimo, que aquí todos estamos rezando por ti”.

Lo breve llega más fácilmente y se recuerda con menos dificultad. Pero en momentos algunas frases largas son de interés, sobre todo para cambiar el estado de ánimo de un enfermo.

Frases para desear una buena recuperación

Entre las frases para desear una buena recuperación, también podemos encontrar unas un poco más largas. Esto, si el paciente puede leer y, quizás esté algo aburrido en cama.

Veamos algunas de estas frases para desear pronta recuperación a un enfermo, frases ingeniosas que se encuentran por el camino:

-“Estás vivo, eso es lo que importa. Deja las quejas a un lado y concéntrate en tu recuperación. Todos tus amigos y familiares te acompañamos y deseamos que pienses en positivo y así tu sanación será más rápida. Mejórate ya”.

-“Esta enfermedad no puede contra tu fortaleza. Lo has demostrado muchas veces. Es hora de que lo demuestres. Confiamos en ti”.

-“En la vida hay muchas pruebas. Esta enfermedad es una de ellas. Sé que saldrás airoso. Tus amigos estamos a tu alrededor, esperando que demuestres que eres más fuerte de lo que todos imaginan. Te queremos”.

-“Eres una persona con mucha suerte. Toda tu familia y tus amigos estamos preocupados, pendientes y a la vez con mucho ánimo porque sabemos que ya te estás recuperando. No te falta atención ni cuidados. Todos te deseamos más de lo mejor”.

-“Hoy en día casi todas las enfermedades son tratadas con éxito. En tu caso, ya ganaste la batalla. Estás sanando con una velocidad increíble. No te deprimas. No te entristezcas. Estoy contigo. Estuve en las buenas, ahora estoy en las malas. Me haces mucha falta pero sé que pronto estarás compartiendo nuevamente con los que te queremos. Sánate pronto”.

-“Paciencia, amiga(o). Todo pasa en esta vida y esto también pasará. Eres fuerte y saludable. No te deprimas ni te angusties que yo y todos los que te queremos estamos contigo. Fuerza y adelante”.

No es necesario escribir un libro para un enfermo. Pero unas cuantas líneas o unos cuantos párrafos breves pueden surtir un buen efecto en esa persona enferma que tanto nos preocupa y a quien tanto amamos. Lo que debemos tener en mente siempre es: subir el ánimo del paciente.

Frases de ánimo para una pronta recuperación

Subir el ánimo a quien padece una enfermedad o está en recuperación luego de una operación, es una de las cosas más importantes para lograr la sanación del enfermo, quien por obvia situación, se encontrará algo deprimido.

Nuestro deber, como amigos y familiares es procurar que nuestro querido enfermo se sienta lo más animado y positivo posible. En tal sentido, ofrecemos otra serie de frases de ánimo para pronta recuperación que, esperamos, les sean de utilidad. Frases animo por enfermedad:

-“No te preocupes. Todo saldrá bien. Tu cuerpo tiene todos los elementos para sanarse. Tan sólo debes confiar en ello y alegrarte. Esos son los medicamentos más eficientes”.

-“Eres valiente. Eres fuerte. Sonríe por eso y por la vida que tienes delante. Todos confiamos en que saldrás de esto muy pronto. Alégrate”.

-“Hemos vivido juntos las verdes y las maduras. Hoy no es la excepción. Estoy contigo en cualquier circunstancia. No estás sola(o). Todos te rodeamos y acompañamos. Sube ese ánimo y verás cómo te recuperas pronto”.

-“Está científicamente comprobado que las enfermedades provienen de una emoción negativa que guardamos dentro. Piensa en ello y cambia rápidamente tu estado emocional. Piensa en las cosas hermosas de la vida. Siempre hay cosas bonitas en ella. Sanarás rápidamente. Te quiero”.

-“Sabes muy bien que todos los que te queremos y los que te conocemos estamos contigo, al pie de tu cama. No estás solo. Eres muy fuerte y sabemos que ya, ahora mismo, tu cuerpo se está recuperando. Pronto estarás con nosotros, compartiendo como siempre. Sube ese ánimo”.

-“Todos tus amigos y seres queridos estamos orando por ti diariamente. Sabes que esas energías te llevarán a la recuperación. Piensa en eso y nos ayudarás a sanarte. Te amamos”.

-“Recuerda que reírse es una de las medicinas más potentes. Ríete de todo, de lo bueno, de lo malo, de la vida y de tu enfermedad. Así sanarás más rápidamente”.

-“Esa enfermedad no es nada para ti. Eres fuerte y llena de vida. Así que, sánate pronto porque te estamos esperando”.

-“La vida te necesita para que continúes con tus planes, proyectos y sueños. Nosotros también te necesitamos saludable y fuerte. No te dejes vencer. Te apoyamos con fuerza”.

-“Estar enfermo no es tan malo después de todo: tu familia te consiente, tus amigos te visitan, estás acostado en cama y te llevan de comer. ¿Qué más quieres? Sánate pronto. Sal a trabajar. Haces mucha falta”.

Si con estas frases recupérate pronto  tu amigo (a) o familiar no sale de la cama, quizás es porque no quiere. En ese caso, déjalo vivir su pesar, pero continua acompañándolo y enviándole energías positivas.

Recuerda que la mayoría de las enfermedades –hay quienes aseguran que también los accidentes- tienen un altísimo componente emocional. Es decir que, nosotros mismos los generamos inconscientemente. Por lo tanto, somos capaces de sanar tan solo cambiando de actitud.

Otros Artículos De Interés