Cuál es el Dios de la Salud
Valora este artículo

En cada parte de la historia mitológicamente hablando, existen Dioses y Diosas reconocidos, por sus dones de curación como Dioses de la salud. En primer lugar está Apolo, quien poseía grandes conocimientos médicos, es tal el respeto a Apolo, que el juramento que hacen los médicos al graduarse, es a Apolo a quien nombran en primer lugar. En el género femenino están: Artemisa hermana de Apolo, y Palas Atenea, cada una con su gran aporte al campo médico.

Dentro de las divinidades griegas catalogadas como semidioses, o semihombres el que más destaca por sus dones de curación es: Asclepios, hijo de Apolo y Coronis. Asclepios se casó con Epigona, tuvieron dos hijas; higea conocida como la Diosa de la salud, y Panacea a quien se le conoce como; la restauradora de la salud, estas divinidades poseían grandes dotes, que le permitían curar usando sólo hierbas y agua, por esto son llamadas las diosas de la salud.

En la mitología romana a Asclepios lo llaman Esculapio, en esta parte de la historia Esculapio tenía dos hijos llamados; Macaòn y Podaliro, que fueron quienes acompañaron al ejército aqueo, para curarlos de las heridas sufridas durante la batalla, por lo que fueron reconocidos como héroes médicos. Otro personaje importante en la historia mitológica griega es el centauro Quirón, quien fue el encargado por Apolo de cuidar a Asclepios, cuando murió su madre.

¿Quién es el Dios de la salud?

En la mitología griega, el dios griego de la salud y medicina es Asclepios, hijo del Dios Apolo y la ninfa Coronis. El dios de la salud griego Asclepios tenía dones fantásticos, heredados de su padre Apolo, pero fue el centauro Quirón quien le enseñó a desarrollar su arte en la curación, la cual aplicó en muchas personas. Su símbolo es una serpiente entrelazada en un bastón, la que actualmente se usa en todo lo relacionado con la medicina.

Los dioses de la medicina, al igual que los semidioses y demás divinidades son la inspiración de los médicos de la actualidad, ellos al igual que sus antecesores brindan todo su conocimiento; en la curación de las enfermedades del prójimo, desde tiempos remotos los médicos han sido esos personajes de gran importancia, en la conservación de la especie humana.

Tanto los dioses griegos como los dioses romanos de la salud, fueron quienes dejaron su gran legado de sabiduría, a la humanidad para que en el futuro los hombres pudiesen usarlos para curar, preservar y conservar la salud. Ellos fueron quienes labraron el camino, usando hierbas y su fe ellos eran capaces de sanar, y aliviar el dolor de sus semejantes.

Dioses romanos de la salud

Existieron a la par de los dioses griegos, los dioses romanos de la salud, algunos con su semejante griego. Asclepios y Esculapio, Artemisa y Minerva, Apolo y Febo, son alguno de los ejemplos de la similitud entre dioses. Estos personajes fueron siempre muy celosos, se odiaban entre ellos, se ponían trabas en sus caminos para poder llegar primero, pero tuvieron a su favor; que fueron los precursores de muchas de las ciencias, que actualmente el hombre puede usar en su beneficio.

Los dioses romanos de la salud, atendían a los enfermos en unos sitios llamados santuarios, los mismos que hoy en día son representados por los hospitales y clínicas, en relación con los símbolos de esa época, los dioses griegos y los romanos, usaron los mismos símbolos para representar lo que hoy se conoce como medicina. Entre estos símbolos están: el báculo o vara de asclepio es una vara de madera con una serpiente enroscada en ella.

El caduceo o vara de Hermes, es la representación romana de la vara de asclepio, es una vara con dos serpientes enroscadas una frente a la otra, las mismas representan la curación, aunque en muchos lugares no se reconoce como un símbolo asociado a la medicina. La copa de Higea, es internacionalmente reconocida como el símbolo farmacéutico por excelencia, se trata de un cáliz o copa con una serpiente que se enrosca en la base, y con la cabeza en el tope de la copa.

Dios de la salud griego

Sobre los dioses griegos de la salud, existen muchas versiones escritas, pero en todas se reconoce a Asclepio como el Dios griego de la salud, en la época romana se le rebautizó como Esculapio, y en la actualidad sigue vigente su nombre como: el Dios eterno de la medicina. Su padre Apolo es reconocido como un gran sanador, pero el título de Dios de la medicina se le asignó a Asclepio, por sus grandes dones de curador.

En las divinidades femeninas de la salud, encontramos a: Artemisa quien era hermana de Apolo, y quien fue quien asesinó a Coronis madre de Asclepio, cuando éste aún estaba en su vientre, ella es quien le dio su nombre a una famosa y muy beneficiosa planta medicinal, que sana a niños y mujeres. A pesar de esto a Artemisa se le conoce como Diosa de la muerte.

Palas Atenea, diosa cuidadora y custodia del pueblo de Atenas, es quien tenía la misión de proteger a todos los habitantes de la ciudad principal de Grecia, Atenas. En otra versión griega se le reconoce a Palas Atenea como hombre, el cual lo relacionan con Estigia, quien era su esposa y a sus hijos: Zelò, Nikè, Cratos y Bia, así como de Eos y Selene. Esta versión es confusa aunque muy específica. 

Dios de la salud maya

Dentro de la mitología maya, se reconoce a Kauil como el Dios sanador o dios de la salud maya, los mayas lo consideraban el padre y madre de la humanidad, poseía el poder del fuego sagrado interno, el cual usaba para curar las enfermedades en las personas. También era quien resguardaba todas semillas existentes, especialmente la semilla de la humanidad. Kauil era quien dominaba el carácter, atención y templanza de las personas, y por esto lo llamaron el psicólogo maya.

Kauil al poseer el fuego interno sagrado, podía ver la fuerza espiritual de cada individuo, y con esto podía hacer que éstos reconocieran todos sus errores, y los guiaba a corregirlos. Su representación es la de un anciano sentado, tiene una nariz que asemeja una trompa, por su aspecto viejo y arrugado lo relacionan con Itzamnà, Dios de la sabiduría y con Chaac, Dios del agua quien poseía grandes dones de clarividencia, ya que Kauil tiene un gran ojo en su forma simbólica.

La amplia frente que tiene la figura de Kauil, es un gran espejo, éste representa el reflejo del alma, y la auto-observación. En referencia al dios de la salud egipcio, Dyheuty llamado por los griegos Thot, también se le reconoce como el Dios de la sabiduría, y este poder le daba dominio y control, sobre los demás dioses egipcios. Su representación es un cuerpo humano con cabeza de ibis, una tabla y una pluma, donde anota todos los pensamientos de los individuos, y un Ank en una de sus manos.

La medicina es una práctica muy antigua, que en cada civilización o cultura tenía sus deidades, cada una con sus grandes conocimientos; que aportaron como legado a la medicina que hoy conocemos. A lo largo del tiempo, esta práctica ha ido evolucionando, pero se pueden apreciar aún rasgos de sus raíces antiguas, en muchas de las especialidades médicas, así como en sus símbolos, en el juramento Hipocrático, y en muchas otras cosas que conservan esa semejanza.

Otros Artículos De Interés