Dolor al Orinar
Valora este artículo

Vas al baño a evacuar tu vejiga. Sientes dolor. Podría ser inofensivo, pero… cuidado: puede ser síntoma de algo más. Las infecciones en el tracto urinario son más comunes de lo que imaginas. Sin embargo es importante que observes muy bien otros síntomas.

Enfermedades como la uretritis, la cistitis, problemas en los riñones, enfermedades de transmisión sexual y cáncer pueden tener como síntoma el dolor al orinar. A continuación te damos a conocer algunas de estas afecciones, sus síntomas y tratamientos.

¿Qué provoca la uretritis?

En nuestro sistema urinario existe un pequeño conducto a través del cual se expulsa la orina: es la uretra. Ésta puede irritarse e inflamarse. A eso se le conoce como uretritis.

Su síntoma más evidente es dolor al orinar, pero también aumento de las micciones, es decir vas muchas veces a orinar en el día, dificultad para comenzar a orinar, dolor durante o después de las relaciones sexuales y, posiblemente, sangre en la orina.

Cabe destacar que no es lo mismo sentir el dolor antes de orinar, que dolor al terminar de orinar.

Otros síntomas posibles son: fiebre, sensibilidad en la zona con picazón e hinchazón, dolor abdominal, flujo vaginal y dolor pélvico.

Pero ¿qué provoca la uretritis? Las causas pueden ser varias, una infección es lo más común pero también este mal es síntoma de enfermedades de transmisión sexual, infecciones por Escherichia coli, bacteria que se encuentra en las heces y, en otros casos, se ha determinado su relación con problemas emocionales.

También cabe señalar que ciertas sustancias contenidas en productos de higiene podrían ser responsables de una irritación y posterior infección de la uretra.

Se recomienda especial atención a estos síntomas ya que, entre las bacterias que podrían estar presentes se encuentra la causante de la gonorrea, por lo cual la visita al médico es obligatoria. Así mismo, el virus del herpes en la uretra puede generar estos síntomas.

La uretritis podría complicarse. En tales casos, es probable que se presente una infección en la vejiga, en los testículos o en la próstata en los hombres y una infección en el útero o los ovarios, en las mujeres.

Para prevenir la uretritis, los expertos aconsejan tener una sola pareja sexual y evitar comportamientos sexuales de alto riesgo.

Normalmente esta afección es tratada por el médico, luego de su diagnóstico, con antibióticos. No es aconsejable la automedicación.

Pero, para aliviar el malestar mientras los efectos del antibiótico se hagan evidentes, dolor al orinar tratamiento, se pueden aplicar algunos consejos como evitar bebidas irritantes (café, cítricos y bebidas alcohólicas) y consumir mucho líquido, sobre todo agua fresca.

Si el dolor es muy fuerte se puede tomar analgésicos. Para ello, consulte a su médico.

¿Qué se puede tomar para la cistitis?

Otra de las enfermedades del tracto urinario con síntomas muy parecidos a la uretritis es la cistitis. En esta patología también se siente dolor al orinar, aumento de la frecuencia en la micción y fiebre.

La cistitis es producto de una infección bacteriana en la vejiga y según los estudios, las mujeres son más propensas a padecerla debido a que su uretra es mucho más corta y las bacterias no deben transitar mucho espacio para llegar a la vejiga.

Entre las causas de esta enfermedad se encuentran, por cierto, aguantar las ganas de orinar. En este caso, la infección se desarrolla puesto que las posibles bacterias permanecen más tiempo en el tracto urinario. Otra causa pueden ser los cambios hormonales, heridas en la uretra o la utilización de diafragmas o geles espermicidas.

Ahora bien, una vez detectada, ¿qué se puede tomar para la cistitis?

Cuando esta afección es leve, con sólo tomar ciertas precauciones, el mismo cuerpo se hace cargo de ella. Pero si los síntomas persisten o existe fiebre y sangrado es de suma importancia que acudas al médico ya que una infección debe tratarse con sumo cuidado.

Para aquellos casos leves, existen algunos consejos que pueden funcionar y los detallamos a continuación.

Los especialistas están de acuerdo en que, lo primordial será beber mucha agua. El agua resulta ser uno de los medicamentos más eficientes ya que ésta limpia todo el tracto urinario expulsando las bacterias al orinar. Se aconseja tomar un vaso de agua por hora.

Este tratamiento deberías hacerlo en casa ya que necesitarás orinar constantemente. Y eso es bueno.

Y así como beberás bastante agua, debes evitar el consumo de bebidas alcohólicas, no utilices métodos anticonceptivos irritantes o maltratadores.

De igual modo, si eres mujer, deberás utilizar ropa interior de algodón ya que ese tipo de tejido permite airear las partes íntimas, evitando la humedad que favorece la proliferación de bacterias y hongos.

Simultáneamente, podrías realizar los siguientes tratamientos caseros que incluyen compuestos naturales y plantas que normalmente usamos en nuestras comidas. Por ejemplo: el ajo, la cebolla, el limón y el perejil son excelentes ya que tienen propiedades antibacterianas y diuréticas.

Puedes cocinar varias cebollas, 3 o 4, en un litro de agua. Este jugo deberás beberlo durante todo el día. Es importante que esto no sustituya al agua que bebes normalmente.

En cuanto al ajo, de este puedes comer tres dientes al día. Si quieres, tómalos como píldoras, pero también puedes usarlo en abundancia en tu comida diaria.

El perejil es diurético, esto significa que sus componentes ayudan a eliminar toxinas del cuerpo a través de la orina, propicia las micciones frecuentes. Prepara un té de perejil y bébelo a lo largo del día.

Por lo que respecta al limón, todos conocemos sus propiedades medicinales antisépticas y antibacterianas y favorece las defensas del cuerpo, además de crear un ambiente de pH alcalino que no permiten la supervivencia de las bacterias. Bebe jugo de limón o limonada todos los días.

De manera semejante, el rábano es un potente antibiótico y diurético. Consúmelos crudos en ensaladas diariamente.

¿Qué significa sangre en la orina?

Hematuria es el término que utilizan los médicos para referirse a la sangre en la orina. La presencia de ella al orinar puede ser muy notoria o en poquísimas cantidades.

Pero, en definitiva, ¿qué significa sangre en la orina? Este puede ser un síntoma de diferentes padecimientos. Realmente, la lista de afecciones con esta sintomatología es bastante larga. Sin embargo, intentaremos hacer un resumen.

Si al orinar observas la presencia de sangre puede deberse a las infecciones ya mencionadas o, en otros casos: infección, inflamación o cáncer en los riñones o la próstata, lesiones en riñones o vejiga, cálculos, cirugías o procedimientos recientes en el sistema urinario.

Pero, si el médico te ha examinado y no padeces ninguna de estas dolencias, se procede a hacer exámenes para descartar un problema hemorrágico como baja cantidad de plaquetas, ingestión de algún anticoagulante, hemofilia o algún tipo de anemia.

En último caso, la sangre que has visto quizás no provenga de la orina sino de la menstruación o de algún alimento como la remolacha, en este último caso no sería sangre.

Consideremos ahora los casos graves, cuyos síntomas nos deben llevar a acudir al médico. Estos serían: si además de los síntomas antes mencionados como dolor al orinar y sangre, presenta fiebre, adelgazamiento, vómitos, coágulos en la orina, dolor abdominal e imposibilidad de orinar.

La sangre en la orina no es normal. Es importante que tomes en cuenta esto y visites a tu médico de urgencia.

¿Qué es disuria en la orina?

Es posible que, después de toda esta lectura, te estés preguntando qué es la disuria en la orina. Esta es, justamente, el dolor al orinar nombre médico del cual hemos venido hablando.

Como ya se ha explicado, la disuria no es una enfermedad sino un síntoma de varias enfermedades que involucran el tracto urinario, es decir: los riñones, la vejiga y la uretra. Por lo general, se debe a una infección aunque podría haber alguna otra patología más grave.

Acorde con lo dicho en líneas anteriores, esta infección es más frecuente en mujeres que en hombres, pero cuando se presenta en el sexo masculino, generalmente se debe a problemas en la próstata y el síntoma de disuria, dolor al orinar hombres, también se hace evidente.

Cabe destacar la aclaratoria de los especialistas refiriéndose al momento en que se presenta el dolor. Si le has dicho al médico que es al iniciar la micción, significa que la infección es en el tracto urinario;

Pero si eres hombre y tu expresión ha sido: “cuando termino de orinar siento dolor”, esto indicaría una posible afección en la próstata.

En cuanto al tratamiento, ya se ha mencionado que, siendo la disuria un síntoma de infección, se realizarán exámenes para confirmarla o descartarla y, por lo general su tratamiento consistirá en antibióticos.

Un dato interesante es que se puede presentar la disuria o dolor al orinar sin infección. A esto se le denomina científicamente “síndrome uretral”, donde existen los síntomas pero no existe la infección.

Igualmente la disuria se puede presentar en momentos específicos como dolor al orinar después de tener relaciones. Esto puede tener causas en vaginismo, sequedad vaginal, miomas, tumores o lesiones durante el coito, entre otras.

En todos estos casos se debe acudir al ginecólogo.

Otros Artículos De Interés