Estreñimiento al dejar de Fumar
Valora este artículo

Uno de los padecimientos más fuertes que experimentan las personas que, con sacrificio recién abandonan el hábito de fumar es el estreñimiento. ¿Por qué ocurre esto? ¿Qué relación puede tener el cigarrillo con el funcionamiento intestinal?

A continuación, trataremos de responder esta y otras preguntas relacionadas con el estreñimiento al dejar de fumar y otros de los desagradables síntomas que sufren temporalmente quienes desean abandonar el tabaco.

Es normal tener estreñimiento al dejar de fumar

Estás intentando dejar de fumar. En la mañana, vas al baño y… nada. ¿Te está ocurriendo eso? Pues, no eres el único. Se produce estreñimiento al dejar de fumar.

Eso es cierto. Está científicamente comprobado que un alto porcentaje de las personas que intentan abandonar el tabaco presentan este problema que, por cierto, es temporal. Aunque mientras algunas personas pueden sufrirlo por tres días, otras pueden padecerlo por varias semanas.

A esto se le unen otros síntomas desagradables como fatiga, depresión, insomnio, mareos, hinchazón del vientre  y aumento de peso.

Con tantas sensaciones desagradables y molestias al dejar de fumar, quizás no te sientas estimulado a dejar el vicio. Espera. El bienestar que experimentarás al pasar tres meses bien vale abandonarlo y cambiarlo por una vida saludable y llena de energía.

Pero volvamos al síntoma que nos inquieta: el estreñimiento al dejar de fumar.

Todo fumador sabe que el cigarrillo es un estimulante del movimiento intestinal. Pruebas de ello han tenido y muchas. Sin embargo, existe un componente mental muy fuerte. El hábito o costumbre de fumar para ir al baño es un lugar común de los fumadores.

Y, siendo el estreñimiento una condición bastante incómoda y desagradable, constituye también uno de los motivos de recaída en el vicio. Vale la pena conocer esto para que no te agarre desprevenido.

Por los momentos, se aclara la duda: es normal tener estreñimiento al dejar de fumar. Y, aunque hay algunas acciones que puedes tomar para poner en marcha a tus intestinos, lo único que debes tener es paciencia, ya que todos los síntomas desagradables son temporales: desaparecerán en unas cuantas semanas.

Dejar de fumar estreñimiento y gases

Junto al problema del estreñimiento, como ya lo mencionamos anteriormente, existen muchos otros síntomas desagradables. Pero uno de ellos está directamente relacionado con éste, y es la hinchazón del vientre, dejar de fumar estreñimiento y gases.

Según nos explican los especialistas, cuando una persona permanece unos días sin fumar, comienza a sentir deseos de comer alimentos ricos en carbohidratos, sal y grasas. La consecuencia de esto no se hace esperar: retención de líquidos, y acumulación de grasa en el vientre.

Pero los carbohidratos también favorecen el estreñimiento y este, junto a las grasas, provoca un exceso de gases intestinales. Es por esto que normalmente se relaciona el dejar de fumar barriga hinchada, estreñimiento y gases.

No se puede establecer cuánto duran los gases al dejar de fumar. Eso dependerá de cada persona.

La solución es intentar ingerir más alimentos ricos en fibra y frutas frescas. Si bien los vegetales y harinas integrales también producen gases intestinales, estos ayudan a la evacuación. Y, al evacuar, también el vientre se aliviará de los gases.

Laxante dejar de fumar

Aunque lo más común sea el estreñimiento al dejar de fumar, también puede presentarse el caso opuesto. Es posible que a ciertas personas les resulte laxante dejar de fumar. Esto es parte de los problemas intestinales que se presentarían.

Como todos los síntomas, la diarrea también debe pasar en pocos días. Pero, si esta perdura es muy importante acudir al médico con el fin de descartar alguna otra patología.

Mientras esta afección o síntoma desaparece, es conveniente tomar bastante líquido para evitar deshidratarse.

Cabe destacar que las diarreas son procesos de limpieza que efectúa el cuerpo. Es posible que, al entrar en esa etapa de desintoxicación por el abandono del tabaco, el cuerpo haya comenzado a limpiar los intestinos. Nuestro cuerpo es inteligente.

Tabaco y estreñimiento

Volviendo al tema que nos ocupa, insistiremos en decir que el estreñimiento durante el periodo de abstinencia del cigarrillo es normal. Pero, aunque en algunas personas dejar el tabaco pueda generar el efecto opuesto, esto no significa que exista relación entre el consumo de tabaco y estreñimiento.

Como bien se explicó anteriormente, la nicotina tiene un efecto de movilización de los intestinos. Generalmente, al encender un cigarrillo luego de un periodo relativamente largo, el fumador observa que sus intestinos comienzan a moverse, produciendo necesidad de evacuar. Esto es normal.

Y también el hábito de hacerlo así, refuerza esta reacción química. Entonces, se presenta el fenómeno de la persona que al fumar su primer cigarrillo de la mañana, siente la necesidad de correr al baño. En consecuencia, al no fumar por un largo periodo, los intestinos se vuelven lentos en su trabajo.

Algunos consejos para estimular la evacuación a quienes padecen este desagradable síntoma serían los siguientes.

En primer lugar, tomar mucho líquido, especialmente agua fresca. El agua afloja las heces, favoreciendo la evacuación. Y, en general, es extraordinaria para equilibrar el funcionamiento del cuerpo en general.

Comer alimentos ricos en fibra: vegetales de hojas verdes. La acelga es particularmente laxante, pero también el brócoli y la lechuga entre otros. Igualmente las harinas integrales, el salvado o afrecho, son ricos en fibras. Las fibras arrastran todo lo que se encuentra en el intestino grueso y estimulan eficientemente la peristalsis intestinal.

La peristalsis no es otra cosa que el movimiento que realizan los intestinos con el fin de expulsar los desechos.

Igualmente es muy indicado comer yogurt. El mismo contiene elementos que favorece a la flora intestinal.

Hacer ejercicios también estimula la evacuación, porque el movimiento corporal facilita la circulación de la sangre, estimulando a su vez el trabajo de los intestinos. Específicamente, se recomienda el trote o carrera y las caminatas.

Si has dejado el vicio de fumar, ten paciencia. Los efectos podrían tardar en pasar. Busca sustituir el hábito por una actividad que te guste y te entretenga. Los beneficios superan con creces ese periodo de “sufrimiento”. Trata de practicar la presencia. Finalmente, te verás recompensado con salud y energía.

Esperamos que hayas disfrutado de este artículo sobre Estreñimiento al Dejar de Fumar y no dudes en dejarnos todas tus opiniones en comentarios.

Otros Artículos De Interés