Júpiter Dios Romano
Valora este artículo

 En la mitología romana Júpiter es conocido como el Dios de los dioses y los hombres, siendo su semejante en la mitología griega Zeus. A Júpiter lo representa el águila y lo acompaña un cetro y un rayo en su representación simbólica. En la actualidad han surgido grupos de carácter religioso que veneran y adoran a los dioses de la mitología griega y romana, estos grupos están esparcidos por el mundo entero.

Júpiter es hijo de Cibeles y Saturno, dentro de la historia mitológica se cuenta que Júpiter fue salvado por su madre, de ser devorado por su padre quien se comía a sus hijos; por temer ser reemplazado por éstos en el trono. Debido al gran amor que su madre sentía por él, al momento de entregárselo al padre, simuló el cuerpo del niño con una piedra envuelta en pañales, logrando así que Saturno se ahogara con la piedra y escupiera a los hijos que se había comido.

Plutón y Neptuno hermanos de Júpiter, al crecer vencieron a Saturno y se apoderaron del trono que éste tanto cuidó. Cuando Júpiter creció se le dio la misión de ser el árbitro cuando se suscitara una disputa; entre hombres y dioses, entonces también fue nombrado el defensor de la vida. Para lograr el equilibrio y la paz entre estos dos bandos, le fue concedido el don del dominio del rayo, don que usaba como arma para calmar los ánimos de dioses y hombres.

¿Quién es el Dios Júpiter?

 A Júpiter logró llegar al trono de su padre Saturno, al derrocarlo en conjunto con sus hermanos Neptuno y Plutón, en una guerra que duró 10 años y donde recibieron la ayuda de los titanes. Al lograr ganar el trono de su padre, Júpiter fue nombrado el Dios del cielo y la tierra, como recompensa le otorgó el dominio del mar a su hermano Neptuno y del inframundo a Plutón.

Júpiter se casó con Juno, quien según la mitología romana era su hermana gemela, tuvieron dos hijos; Marte y Vulcano, y una hija llamada Lucina. A Juno Dios romana se le atribuyen muchos crímenes, cometidos todos por los celos, que ésta sentía debido a los muchos amoríos de Júpiter; de los cuales nacieron muchos hijos, a los que Juno mandó a matar como castigo a las amantes de su esposo.

Juno Mitología relata que ésta fue devorada por su padre Saturno, así como lo hizo con sus hermanas Vesta y Ceres. Juno era una diosa muy posesiva, al casarse con su gemelo Júpiter logró ser una diosa muy poderosa y temida. En Roma se erigieron muchos templos, pero el más famoso fue el  Templo de Júpiter Óptimo Máximo, que fue construido en la colina Capitolina, en él se encontraba una piedra sagrada a la que llamaron Júpiter Lapis.

¿Quién es el hijo de Júpiter y Alcmena?

De las tantas amantes que tuvo Júpiter, Alcmena fue una de ellas. De ese amorío nació Hércules, en la mitología griega se relata que Júpiter (Zeus) una noche se hizo pasar por el esposo de Alcmena, que estaba en una guerra tratando de ser liberado de una maldición, por haber matado accidentalmente a su suegro. Esa noche que Júpiter estuvo bajo engaño con Alcmena, su esposo Anfitrión regresó de su destierro y tuvo relaciones con su esposa, la cual quedó embarazada de ambos dioses.

Al enterarse Anfitrión lo que había sucedido, quiso por celos vengarse de su esposa quemándola en una hoguera, pero Júpiter se enteró de esta situación y mandó una lluvia intensa y ráfagas de viento que apagaron la hoguera, salvándole la vida a Alcmena. Juno esposa de Júpiter al enterarse de ese asunto, y guiada por sus enormes celos, logra que el parto de Alcmena, se prolongue por 10 meses, todo con el propósito de que naciera primero Euristeo, primo de Hércules; para que éste quedara sometido a sus órdenes.

Cuando nacieron los niños, gemelos con un día de diferencia, Heracles (Hércules) hijo de Júpiter (Zeus) y  Ificles  hijo de Anfitrión. Cuando enviuda Alcmena, en unión de su hijo Hércules, el sobrino de éste Yolao intentan regresar a su patria de origen, debido a que Hércules ya había terminado con los 12 trabajos que le había impuesto Euristeo por mandato de Juno, pero Euristeo no les permitió la entrada.

Leyendas de Júpiter Dios Romano

 Cuenta la leyenda que cuando muere Júpiter, Alcmena fue expulsada por Euristeo de Tirinto junto con todos sus nietos, entonces se refugiaron en Atenas donde fueron muy bien recibidos. A raíz de esto Euristeo ataca Atenas, batalla que perdió y como trofeo los atenienses le entregaron la cabeza de Euristeo a Alcmena, ésta por tanto odio contenido le saco los ojos con un huso.

Alcmena murió en Tebas, rodeada de todos los descendientes de su hijo Hércules, y en compañía de Ificles y sus descendientes. Existen algunas versiones de la leyenda de Júpiter (Zeus) y Alcmena, una de estas dice que al morir Alcmena, Júpiter envío a Hermes a recoger el cuerpo de ésta, y a llevarlo a la isla de los Bienaventurados, donde Júpiter se casó con Radamantis.

En otra versión cuentan que Alcmena fue llevada al Olimpo, donde permaneció con su hijo Hércules y compartieron los honores como dioses. También cuentan que cuando murió Anfitrión, en una batalla que libró en compañía de su hijo Ificles, Alcmena se casó con Radamantis, quien estaba desterrado y vivieron en Beocia Ocalea.

Personalidad del Dios Júpiter

Dentro de los nombres con los que se conoce a Júpiter; Dios de la luz, es el más conocido, al ser el encargado de equilibrar y mantener el orden entre los hombres y los dioses, cuando éstos se enfrascaban en algún conflicto, era Júpiter quien conciliaba con ambos bandos. Al paso del tiempo cuentan que Júpiter llegó a ser un dios insoportable, con ínfulas de grandeza y con poca sutileza hacia los demás.

Toda esa grandeza que ostentaba, se le subió a la cabeza y empezó a maltratar a otros, con relación a su deber como dios no lo dejó de lado, se dedicó a la política y fue venerado en vida; lo que lo hizo más vanidoso. Júpiter abusaba de su poder con los rayos, se hacía temer infundiendo miedo en los hombres, castigándolos con sus rayos. Algunos lo calificaban de violento, aunque también de justo porque antes de aplicar el castigo, les advertía a los hombres y buscaba la aprobación de otros dioses.

A Júpiter Homero lo nombró como el Dios del perdón mitología griega. Al ser un dios que ejercía la justicia y era equilibrado, los dioses del Olimpo decidieron que él era el más idóneo para llevar ese título. Júpiter era el responsable de mantener la paz entre los dioses y los hombres, esta responsabilidad le fue impuesta cuando destronó a su padre Saturno y le dio poderes a sus hermanos Neptuno y Plutón.

Otros Artículos De Interés