Profecías y revelaciones
Valora este artículo

En el artículo de hoy queremos hablar de uno de los mayores secretos que existen hoy en día y que rodean todo lo que tiene que ver con lo místico y lo espiritual. Nos referimos por supuesto a las profecías y revelaciones más famosas de la historia.

A continuación hablaremos de qué son exactamente estas profecías, y de la veracidad que se esconde detrás de ellas ¿Es algo de lo que de verdad nos podemos fiar? O realmente son un engaño que no tiene ninguna validez, a continuación hablaremos de todo ello y de los avisos y advertencias que muchos han creído ver en el cielo.

¿Qué tipos de profecías hay?

Sí que existen diferentes tipos de profecías, y no todas ellas son iguales. En primer lugar podríamos diferenciar entre profecías buenas y malas, y es que hay algunas que vaticinan acontecimientos negativos, mientras que otras anuncian momentos buenos que están por llegar.

Sin embargo también hay otras muchas clasificaciones, como por ejemplo la que tiene que ver con la fuente de dicha profecía. Y es que las puede haber religiosas, o no religiosas, porque como hemos dicho con la definición de profecía, suelen venir de un ser sobrenatural, pero no siempre tiene por qué venir de un Dios.

¿Qué son las profecías y revelaciones?

Antes de nada, no podemos hablar de estas profecías sin saber lo que significa esa palabra, y es que en muchas ocasiones los términos se confunden y se llega a malentendidos.

Una profecía por lo tanto es, según la Real Academia de la Lengua, un don sobrenatural que consiste en conocer por inspiración divina las cosas distantes o futuras. Por lo tanto, este término está ligado siempre a algo sobre natural, algo que no tiene por qué tener una base científica para ser explicado, es algo que normalmente viene de Dios o de un poder superior a nosotros que no comprendemos.

Por ello, en los ámbitos más ortodoxos no se suelen creer en que las profecías y revelaciones sean reales.

Y por otro lado tenemos las denominadas revelaciones, que según la Rae, son la manifestación de una verdad secreta u oculta, y en otra acepción también se encuentra, por manifestación divina.

Es decir, que también podría tener una relación con la religión o con lo espiritual, aunque en general es simplemente la manifestación de una verdad oculta, que no tiene por qué tener ninguna relación con lo sobrenatural.

Tras las huellas del cielo

Algo muy curioso que rodea siempre el aire místico de las profecías y revelaciones, es que muchas de ellas son observadas en el cielo. No es demasiado extraño ver personas que creen haber sido bendecidos por una de estas revelaciones a través del cielo y de las estrellas.

Y en general, suelen estar siempre realmente ligadas a fenómenos de la naturaleza como por ejemplo una ola gigante, o un terremoto que se sintiera en todo el mundo, por ello no dudes de que también nos llegan muchos mensajes del cielo.

¿Las profecías son buenas o malas?

En cuanto a si son buenas o malas, lo cierto es que se tiende a pensar que todas estas profecías avecinan o vaticinan algo malo, incluso el fin del mundo. Sin embargo no siempre tiene por qué ser así, hay advertencias que anuncian algo bueno, que anuncian que algo increíble está a punto de pasar en el mundo.

Que acaben las guerras, que llegue la paz o que se descubra la cura para una grave enfermedad son solo algunas de las profecías positivas sobre las que se ha especulado en muchas ocasiones.

Avisos y Advertencias famosas

Si hablamos de avisos y advertencias, y de profecías famosas no podemos dejar de hablar de Nostradamus, un hombre que sin duda marcó un antes y un después y que se cree que ha adivinado acontecimientos tan importantes como la Segunda Guerra mundial o el nacimiento y alzamiento de Napoleón Bonaparte.

No debemos olvidar que Nostradamus murió en el año 1566 por lo que es imposible que pudiera conocer de antemano todos estos acontecimientos, a no ser que tuviera algo de especial o de sobrenatural.

Escribió muchos libros en los que dejó reflejados hechos que a día de hoy todavía nos siguen impresionando, como por ejemplo las bombas atómicas lanzadas en Hiroshima y Nagasaki, hecho que estaría contenido en estas palabras que el mismo profeta escribió.

“Cerca de las puertas y dentro de dos ciudades,
habrá dos azotes como nunca vio nada igual,
hambre, dentro de la peste, por el hierro fuera arrojados,
pedir socorro al gran Dios inmortal”

O también es ascenso del terrible Hitler, lo cual estaría contenido en los siguientes versos:

“De lo más profundo del Occidente de Europa,
de gente pobre un niño nacerá,
que por su lengua seducirá a las masas,
su fama en el reino de Oriente más crecerá”

E indudablemente leyendo estas palabras, nadie podría decir que no se está refiriendo exactamente a Hitler, y es que tal y como él dice, nació en Europa en el seno de una familia pobre, y consiguió atraer a las masas gracias a su oratoria.

Es increíble ver cómo una persona que vivió hace siglos fue capaz de predecir este tipo de acontecimientos tan importantes para el planeta.

Profecías religiosas

Y por último, vamos a hablar de las profecías más comunes y más habituales, que son las profecías religiosas, y en este caso debemos nombrar obligatoriamente las apariciones de jesus y maria.

Y es que en los últimos siglos ha sido muy habitual el recibir revelaciones marianas urgentes que avecinaban la llegada de la virgen a la Tierra. Pero también han ocurrido en los últimos años, y lo cierto es que podemos hablar de mensajes marianos recientes que han avecinado esta llegada de la virgen.

Desde siempre estas profecías relacionadas con la religión han sido las más habituales, por ello es curioso hablar de ellas, y es que aunque algunas no se hayan cumplido, otras muchas sí que han sido después demostradas.

Y es que muchas veces aunque la profecía no se cumpla al pie de la letra, sí que ocurren cosas que dificilmente se podrían explicar de no ser por estas revelaciones y estos muchos mensajes divinos que llegan hasta nuestros oídos y hasta nuestras mentes.

Desde luego, creer o no en estas profecías y revelaciones es decisión de cada uno, pero lo que no se puede obviar es que hay ocasiones en las que cuesta ser escéptico, sobretodo cuando observamos a personas como Nostradamus que fueron capaces de adelantarse tanto a su época, y que después de siglos siguen siendo estudiados y alabados por muchos.

Otros Artículos De Interés