Protección Mal de Ojo
Valora este artículo

En este artículo vamos a hablar sobre la mejor Protección Mal de Ojo para que puedas evitar este tipo de problemas.

A pesar de su gran poder destructivo, el ser humano es una de las criaturas más desarmada del planeta; no tiene garras ni dientes afilados; no es demasiado veloz ni demasiado fuerte, por lo que siempre ha tenido que recurrir a su propia inventiva para protegerse, a sí mismo y a sus descendientes.

Sin embargo sus armas defensivas no solo han tenido que ser utilizadas contra las amenazas físicas o visibles de la naturaleza o de sus propios congéneres, sino también contra aquellas que, él presume, provienen del reino de lo espiritual, lo mítico o lo sobrenatural.

Tal es el caso del denominado “mal de ojo”, del cual cualquier persona puede ser víctima. Conoce aquí todo lo relacionado con la protección contra el mal de ojo y algunos remedios y piedras que permiten repelerlo.

Protección contra el mal de ojo

El mal de ojo es una creencia antiquísima; se atribuye a ciertas personas, casualmente más a mujeres y viejas (brujas) que su sola mirada puede perjudicar a otros.

Proviene de la presunción de que la energía negativa de algunas personas, forjada y alimentada por la envidia, se trasparenta a través de su mirada, pudiendo afectar la salud y bienes de otra persona q quien se le desee mal, así como de animales, plantas y objetos.

El mal de ojo tiene su contraparte en el sentido del famoso refrán: “el ojo del amo engorda el ganado”, ya que cuando las cosas se miran con amor, florecen y se multiplican, pero cuando se miran con odio y envidia, se marchitan y mueren.

Mal de ojo y envidia van de la mano, el poder dañino de la mirada proviene de este sentimiento que oscurece y desasosiega el alma, ya que, tal como afirma José Ingenieros, todo se puede emular o imitar, pero sólo se envidia aquello que se sabe que nunca se podrá tener; especialmente en lo que al talento, la belleza y la buena fortuna, se refiere.

Como ya mencionamos, el mal de ojo afecta no solo a las personas, también existe el mal de ojo en animales, plantas y objetos que por su belleza o carácter único despierten el mal de ojo envidia consciente de la persona que puede canalizar su energía negativa a través de su mirada.

A quienes afirman que el mal de ojo puede ser intencional o no; en el caso de que así fuese, deberíamos compadecernos de la persona que sobrelleve la “maldición” de estar condenado a hacer el mal sin desearlo.

No compartimos este punto de vista y afirmamos que para que la mala energía pueda proyectarse debe nacer desde el fondo del alma, es decir, debe ser totalmente consciente e intencional.
Pero, ¿cómo podemos detectar el mal de ojo?, ¿cómo podemos protegernos a nosotros mismos y a nuestros familiares y cómo proteger a un bebé, del mal de ojo? y también, ¿cómo podemos proteger nuestras posesiones?
Veamos a continuación algunos medios para repeler el mal de ojo.

¿Cómo repeler el mal de ojo?

Pero como repeler el mal de ojo. Lo más expedito para repeler el mal de ojo es prevenir que nos afecte, para ello es necesario elaborar o comprar amuletos contra el mal de ojo; también existen rituales que ejecutan algunas personas especialmente dotadas de energía positiva.

En muchos países latinoamericanos a este ritual se le denomina santiguado o santiguo, proviene de nuestros ancestros indígenas y consiste en una especie de exorcismo que limpia y protege del mal de ojos, está especialmente recomendado para niños pequeños.

Remedios caseros contra el mal de ojo

En el caso de los niños, especialmente los lactantes está altamente difundido el uso de una delgada cinta roja en la muñeca o en el tobillo, algunas veces adornada con azabaches.

También son reconocidas las propiedades del romero contra el mal de ojo, así como del laurel y variadas hierbas, especialmente la ruda, que se utilizan en los ritos del santiguado.

Así mismo, es común y socialmente muy aceptado, encender inciensos protectores, especialmente si son de romero, lavanda o ruda.

También se consideran otras opciones, como mecanismos para absorber el mal de ojo, tales como frotar un huevo de gallina en el cuerpo de la persona, romperlo, ponerlo en un vaso con agua cristalina y colocarlo debajo de la cama del enfermo.

Otra recomendación es esparcir sal gruesa o rociar aceite de oliva por los cuatro rincones de la casa, esto cuando se percibe que el daño o envidia reside en el propio hogar. También se sugiere encender tres carbones rociados con sal y colocarlos fuera de la casa por tres noches.

Al finalizar cualquier ritual es necesario deshacerse de los elementos utilizados, puesto que quedan cargados con las energías negativas que absorbieron.

Finalmente debemos mencionar ciertas palabras o gestos que se dice ,pueden conjurar el daño, la envidia y la mala suerte, destacan el clásico “vade retro Satanás”, el popular “guillo”, el archiconocido toque triple en la madera o el gesto de cachos con los dedos índice y meñique, dirigido a la persona de quien suponemos provienen los malos deseos.

Piedras contra el mal de ojo

A los minerales, piedras preciosas y semipreciosas también se le atribuyen propiedades sanadoras y protectoras.
Entre las piedras recomendadas contra el mal de ojo se considera que la turmalina negra es la piedra que mejor absorbe y neutraliza las energías negativas del mal de ojo.

También se consideras piedras protectoras el ónix negro, el ámbar y el ojo de tigre, las cuales generalmente se llevan en collares, pulseras o colgantes. Se dice particularmente del ojo de tigre, que cuando absorbe una fuerte mala energía o “vibra”, llega a fracturarse, demostrando así la neutralización de la amenaza.

Se recomienda igualmente la malaquita, la cual, no es necesario llevar encima.

En este aspecto de las piedras contra el mal de ojo es recomendable, si la persona es especialmente creyente en lo esotérico, combinarlas con las piedras asociadas a su signo zodiacal.

Esperemos que te haya gustado mucho este artículo y que hayas disfrutado con estos consejos de protección contra el mal de ojo.

Otros Artículos De Interés