Sangrado de Nariz y dolor de Cabeza
3 (60%) 3 votos

En el artículo de hoy vamos a tratar de un problema de salud que puede resultar relativamente frecuente estamos hablado del Sangrado de Nariz y dolor de Cabeza.

El sangrado por la nariz junto a dolores de cabeza suena horrible aunque en la mayoría de las veces sólo sangra uno de los orificios nasales. Es usualmente muy raro sangrar por las dos fosas nasales. Pueden existir diferentes razones para hemorragias nasales y dolores de cabeza que se originan a la vez y estos pueden variar de mínimo a grave.

Antes de elegir automedicarse siempre es importante acudir al médico para  descubrir la causa principal del problema. Esto ayudará a tomar el tratamiento adecuado. Esta condición debe curarse lo antes posible ya que la pérdida de sangre representa un riesgo. Además si la persona sufre una importante pérdida de sangre esto puede causarle pérdida de la conciencia.

En el caso de haber un aumento en la presión sanguínea las personas con sangrado nasal también enfrentan problemas para respirar. Puede haber momentos en que se comienza a sangrar por la nariz de repente sin ningún motivo en particular. Las hemorragias nasales generalmente se localizan en la parte frontal de la nariz y se pueden detener fácilmente.

Dolor de cabeza y sangrado de nariz en adolescentes

     La hemorragia nasal llamada epistaxis en medicina es una situación muy común y afecta a más del 60% de la población mundial en algún momento en la vida. A pesar de aterrorizar los sangrados de la nariz raramente causan o son causas de  complicaciones relevantes.  En la mayoría de los casos la pérdida de sangre se controla fácilmente en casa sin ayuda médica.

La cara interna de la nariz está cubierta de muchos vasos sanguíneos en algún momento estos pueden sufrir algún daño y ser el motivo del sangrado. Debido a que estos vasos son muy frágiles y están muy cerca de la superficie de la piel esto los hace muy vulnerables. El aire que circula a través de la nariz puede secar e irritar las membranas que recubren su interior motivando la ruptura de los vasos y el sangrado espontaneo.

No hay que desesperarse si solo se presenta el sangrado nasal ya que es muy común en los niños y adolescentes. Pero si esta condición está acompañada de dolor de cabeza u otro síntoma lo mejor es llevar al niño o adolescente a la consulta con su pediatra para descartar alguna gravedad.

Sangrado y dolor de cabeza

Si se tiene dolor de cabeza cuello y sangrado de nariz estos síntomas pueden dar paso a malas interpretaciones. El estrés los nervios la mala alimentación en resumen el ritmo de vida a menudo hace que la mayoría de la gente se olvide de la salud. A veces cuando se presentan estos síntomas pueden ser la consecuencia de otra dolencia.

La hipertensión arterial muchas veces se presenta sin hacerse notar. Puede darse a conocer con un infarto al miocardio un accidente cerebrovascular (ACV) o la aparición de insuficiencia renal. Estas consecuencias pueden ser irreversibles o fatales y la única manera de prevenirlas es el adecuado control de la tensión arterial.

Existen numerosas causas para sufrir dolores de cabeza y hemorragias nasales. Estas pueden ser variadas desde un tema de poca importancia como; la fiebre del heno o el resfriado común a causas más graves como; sangrado de nariz causas cáncer leucemia o tumor cerebral tension alta y sangrado de nariz puede avisar de un ACV o infarto.

Hemorragia nasal espontanea

Las hemorragias nasales espontaneas no son a veces peligrosas. Suelen ocurrir después de sufrir un traumatismo. Este tipo de hemorragias nasales son más comunes  entre los niños y ancianos. En los adultos mayores con frecuencia se originan por: hipertensión arterial arterioesclerosis enfermedades de la coagulación de la sangre ingesta diaria de ácido acetilsalicílico etc.

La epistaxis es la hemorragia que proviene de los vasos que riegan las fosas nasales constituye la patología otorrinolaringológica más habitual por la que los pacientes acuden a la emergencia.

Normalmente su evolución no es grave pero en ocasiones si la pérdida de sangre es importante puede que complique la vida sobre todo cuando existe una patología basal como por ejemplo; diabetes mellitus hemofilia etc. que debilita al paciente pudiendo inclusive llevarlo a la muerte a esto se le llama: hemorragia nasal irrefrenable.

Por lo tanto las epistaxis no deben considerarse a simple vista tan sólo como una hemorragia insignificante de carácter aislado sino como el probable signo de otra enfermedad que se ha de investigar y diagnosticar.

Tension alta y sangrado de nariz

     Si se ha diagnosticado con tensión arterial alta y se tiene además dolor de cabeza y sangrado por la nariz así como falta de aliento es conveniente buscar atención médica inmediata. La tensión arterial alta si causa dolor de cabeza y sangrado por la nariz puede avanzar a problemas graves como: accidente cerebrovascular ataque al corazón u otra condición médica grave si no se controla.

Para los que padecen de; tensión arterial alta el tratamiento adecuado es una medicación prescrita por un especialista para ayudar a controlar la tensión arterial alta. Otra opción es recubrir las fosas nasales con algodón para ejercer presión contra los vasos sanguíneos sangrantes y detener la hemorragia de esa manera.

Cuando un dolor de cabeza y sangrado nasal ocurren mientras la persona tiene también; la piel pálida palpitaciones fatiga y falta de aliento la gran culpable puede ser la anemia o una cantidad insuficiente de glóbulos rojos. Esto puede causar dolores de cabeza y las hemorragias nasales espontaneas frecuentes. Para las personas mayores y las que padecen tensión arterial alta un accidente donde han tenido una lesión en la cabeza puede resultar en un dolor de cabeza y hemorragia nasal.

Sangrado de nariz durmiendo

Las hemorragias nasales son incómodas y frecuentemente parecen peor de lo que realmente son. Las hemorragias nasales que ocurren en la noche mientras se duerme son terribles y angustiosas. Una almohada bañada de sangre no es una imagen agradable al despertar. Las hemorragias nasales son comunes y pueden ser controladas fácilmente adoptando unas cuantas medidas.

Si se despierta con una hemorragia nasal lo primero es mantener la calma. Sentarse o ponerse de pie pero no hay que quedarse acostado. Se inclina la cabeza hacia adelante y presiona ligeramente el cartílago blando debajo del hueso de la nariz con un pañuelo o toallita húmeda. Se comete un error común cuando se intenta parar una hemorragia nasal inclinando la cabeza hacia atrás.

También es útil usar una compresa fría o una bolsa con hielo. No se deben rellenar las fosas nasales con algodón o gasa porque las fibras pueden atorarse y bloquear la nariz. Cuando se detiene la hemorragia no se debe tocar ni manipular la nariz durante unas horas. Si el sangrado no se detiene pasados 10 o 20 minutos o si sucede una y otra vez se debe consultar a un médico y llamar a emergencias para que se atienda lo antes posible.

Esperamos que hayas aprendido mucho de este artículo sobre el Sangrado de Nariz y dolor de Cabeza y que sepas algo más sobre esta dolencia.

Otros Artículos De Interés