Vampiros reales ¿Existen?
Valora este artículo

Según la cultura popular y del país donde se esté ubicado un vampiro es un ser que se alimenta de la energía vital de otros seres, bien sea como sangre o como cualquier otro fluido o esencia energética. En las culturas orientales y aborígenes a los vampiros se les cataloga como demonios menores que se alimentan de la energía de las personas para mantenerse activos, mientras que en las culturas occidentales y europeas un vampiro es una persona que se ha convertido en este animal a través de algunos procesos.

Los vampiros han sido criaturas que a lo largo de la historia han sido tomados para realizar películas y series dándoles poderes mágicos y superiores que los mantienen con vida dentro de la población general donde habitan como seres normales. Los vampiros en la actualidad se les llaman chupadores de energía o vampiros energéticos y están representados en esas personas que influyen de manera negativa en otras, cargándolas con sus problemas y quitándoles la energía para poder controlarlas a su antojo.

La existencia real de los vampiros siempre ha estado en duda, pero hay algunas personas que no solo afirman que existen sino que adoptan las maneras de vida de estos seres. Los vampiros tienen muchas formas de representación pues están esos que se originan de los cadáveres que resucitan y que se convierten en vampiros para subsistir, también están los que al ser mordidos por un vampiro se convierten en uno y comienzan a vivir adoptando la forma de murciélago un animal muy parecido al vampiro.

Qué son los vampiros

Según la cultura popular del país donde se maneje la información, los vampiros son seres que han resucitado y se alimentan de la sangre de las personas para vivir, les molesta la luz solar y se evaporan si se les rocía agua bendita. Los vampiros nacen de la superstición de algunas tribus aborígenes americanas, pero en otras culturas también se conocen estas criaturas.

Las mismas se diferencian de otras culturas porque se alimentan de cualquier fluido vital y tienen algunas caracteristicas que los hacen ver como seres superiores, como por ejemplo volar o desaparecer. Los vampiros han tenido mucha notoriedad dentro del ambiente del cine pues son muchas las películas que se han filmado y algunos como el Conde Drácula gozan de mucho reconocimiento y fama a nivel mundial.

Otros que son muy populares son los vampiros de la popular película Crepúsculo donde también aparecen los hombres lobo, los vampiros reales no son como se les conoce en las películas pero si se alimentan de la energía de las demás personas a estos seres se les conoce como vampiros energéticos pues se apoderan de la energía física y espiritual de las personas al cargarlos con sus problemas y tratar de que los demás se los resuelvan. 

Vampiros reales en España

Dentro de la cultura española se mencionan a los vampiros como criaturas que forman parte de los mitos y leyendas populares, algunos de los más conocidos y populares son: las Guaxas en Asturias, las Guajonas en Cantabria y las Meigas Chuchonas en Galicia. Estas leyendas cuentan que estos vampiros se chupan la sangre especialmente de los niños y que solo tienen un colmillo, apareciendo en forma de brujas pero que realmente son vampiros que han adoptado estas figuras para colarse fácilmente entre la población.

Y no solo en estas regiones españolas se cuentan estas leyendas y mitos, en las Islas Canarias existe el mito de las Brujas del Bailadero de Anaga en Tenerife que según cuenta la leyenda se chupan la sangre de los recién nacidos. Se puede decir que el autor de estas leyendas fue el español Benito Jerónimo Feijoo, quien en el siglo XVIII escribió varios libros sobre estas criaturas pero encontrando controversia por parte de Agustín Calmet quien afirmó con vehemencia que estas criaturas no existen.

Para Calmet estas criaturas no pueden haber sobrevivido y mucho menos han podido resucitar, ya que para él el acto de la resurrección es un milagro de Dios y estas criaturas son obra de Satanás por lo que siendo tan opuestas las circunstancias el hecho de que existan o hayan existido solo puede ser producto de una mente enferma o de alguien con mucha imaginación.

Vampiros reales encontrados

Es difícil afirmar que existen los vampiros tal y como se describen en películas o en algunas leyendas urbanas alrededor del mundo, lo cierto es que al igual que los extraterrestres y los ovnis los vampiros tienen desde hace mucho tiempo un lugar preferencial en la población mundial. En algunos casos quienes se dedican al estudio de estas criaturas han divulgado 4 estereotipos de los vampiros actuales, los cuales son:

  1. El prototipo usado para crear videojuegos que actualmente son muy populares, así como también los que aparecen en películas, en la literatura y en los comics.
  2. Como parte de la celebración de Halloween en casi todo el mundo en forma de disfraz.
  3. Siendo parte de la cultura y subculturas como por ejemplo la cultura Gótica.
  4. Para describir en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española RAE, a las personas ambiciosas sin límites y a aquellos que se benefician de otros en lo laboral y personal chupándose la energía vital de los mismos.

Además dentro del ámbito o entorno de los vampiros también se consiguen vampiros reales fotos que tratan de evidenciar la existencia de estas criaturas pero que no terminan de lograr que la mayoría de las personas crean que son reales. En estas fotos de vampiros reales se ha podido comprobar la utilización de efectos fotográficos para lograr la foto, como lo son el photoshop y el fotomontaje.

Lo que si ha logrado esta tendencia vampirezca es que muchas personas deseen saber como convertirse en vampiro por lo que muchos han modificado su cuerpo y otros hasta han cometido crímenes horrendos con tal de parecerse a estas criaturas. Lo que si es cierto es que los vampiros han prevalecido en el tiempo gracias a que el hombre así lo ha querido.

Otros Artículos De Interés