Chaman Mujer
Valora este artículo

En el artículo de hoy vamos a hablar de algo muy interesante, hablaremos del significado de Chaman Mujer.

El chamanismo, hace referencia, a una clase particular, de creencias y prácticas populares, equivalentes al animismo. En ellas, se afirma tener la capacidad de diagnosticar, y sanar el sufrimiento humano, en algunas sociedades, tienen la creencia, de que los chamanes, son capaces de causar más daños, que sanarlos.

Tanto el hombre chamán, como la mujer chamana, tienen la firme convicción de poder lograr, una conexión, con el mundo de los espíritus, si forman una relación estrecha, con ellos. Además, aseguran tener la capacidad, para manejar el tiempo a su antojo, vaticinar hechos y situaciones, descifrar los sueños, usar la proyección astral y transitar por los mundos superior e inferior. Las tradiciones de chamanismo, se han practicado, en todo el mundo, desde épocas prehistóricas.

La mujer chamana, o mujer sanadora, es aquella que ha conectado, completamente, toda la esencia de su ser, logrando abrir la puerta, a otros ambientes. Cuando ella logra, agarrar la energía, de su propio centro, crea y armoniza el espacio, en que se encuentra.

Qué es una mujer chamana

La mujer chamana significado y representación directa, de la naturaleza. Su enlace, se origina, directamente de la tierra y de las plantas. Es la vigilante, de la puerta de la Pachamama, y de los bosques. En una sociedad competitiva, actualmente, ha sido relegada, así como su espíritu femenino.

Cuando se arruina la Tierra, se arruina el espíritu femenino y se le obliga a desaparecer. Por eso, la madre naturaleza, a veces se comporta temible y enérgica, hoy, desea que su más férreo enemigo, el hombre moderno, le tenga mucho miedo, ya que prefiere mejor, devastarla y luego se ocultarse, tras muros de hierro y asfalto, que respetarla y reconocerla, como madre.

Muchas de las hijas, y también hijos, de la madre naturaleza, deslumbrados por la ilusión, del mundo moderno, la dejan de lado, y olvidan que el espíritu femenino, es el origen del hombre.

Chamana mujer medicina

Las mujeres chamanas medicinas; ven la vida desde el amor, tienen mucha generosidad, saben perdonar, son agradecidas con la vida, son practicantes de la misericordia y la compasión. Estas mujeres bailan y cantan, pintan y educan, al mismo tiempo, curan con cada una de estas expresiones, porque cada expresión que ellas realizan, representa una medicina para alguien, mediante la inspiración y entrega, en abundancia y en sabiduría.

Cada mujer amor, es una mujer medicina, que está llena de potencia, y nutre de ternura, a los que están a su alrededor, su mirada es paz, ya que mira, con ojos despejados, la vida. Ella es sincera con su identidad, y es capaz de sanar, con un beso. Una mujer medicina, está llena de energía positiva, que comunica y transfiere afecto, ya que envuelve a todos con su amor, al enaltecer sus secretos, profundiza su generosidad, conoce el perdón, y con su gracia, enseña a saber.

La mujer medicina, es inmensamente humana, sensible, instruida en su gran poder, en su fuente de inspiración, en la firmeza de sus convicciones, en su desorganización y su orden. Es una defensora de la vida, de las necesidades, de los sueños y de los olvidos.

Mujer chaman libro

El motivo real, del libro, es intentar relatar al mundo, como es el chamanismo, tal como, lo han enseñado los maestros espíritus. Los viajes y las escrituras, se apoyan en las experiencias de la autora. Los sucesos narrados, no son una autobiografía, pero sí, se puede decir que lo son; la enseñanza, los viajes y el proceso de aprendizaje, que en el libro, se narran.

Es una historia, narrada en una forma clara y sencilla, de manera que, llegue a las personas que, conocen o no, el chamanismo femenino, o que han oído de él. También, el libro, es una enseñanza, de còmo salir del espiral dimensional, còmo viajar y conectarse con los maestros espíritus. Se habla de la muerte y còmo recobrar el alma, a través de la sanación chamánica.

El título completo, del libro es: Mujer chamán. La aventura interior.  Está basado en un relato, de estilo autobiográfico, de una mujer, que busca su identidad, en una cultura nativa americana. La autora, Lynn Andrews, cuenta su proceso de aprendizaje, con la chamana Agnes Whistling Elk, y còmo en el transcurso, de las vivencias, aprende a convertirse, en una mujer guerrera.

Mujeres chamanas

La Mujer Chaman antigua, estaba determinada por la naturaleza, era más intuición que mente. Esto le permitía volar, naturalmente, sobre el universo humano, pero  actualmente, lo ha perdido, al hundirse en preocupaciones, y necesidades materiales. Esto es gracias, a la evolución o, mejor dicho, al retroceso. La sociedad moderna es materialista, y se cimienta, en la ambición  y el consumismo a toda costa, destruyendo a la naturaleza, y a su guardiana, la Mujer Chaman.

En el arquetipo chamana, su estación es el otoño, y según la luna, su fase lunar; es la menguante, representa el tiempo de recoger la cosecha, de iniciar la poda, y de la luz descendiente. La mujer chamana, conoce su sombra, y se guía por su intuición, es una mujer: libre, guerrera y sanadora.

La Doncella: su estación es la primavera, su fase lunar es: la luna creciente. Es una semilla que germina, es comienzo, deseos de vivir, representa la época, de nuevas oportunidades. La Madre: su estación es el verano, su fase lunar, es: la luna llena. Su semilla que prospera, provee de frutos, que maduran gracias, al calor del sol y al alimento, que le proporciona la tierra. Y por último, está la Anciana: su estación es el invierno, su fase lunar es: la luna negra, su época la hibernación, donde se conecta con sus raíces, la quietud y la renovación.

Las brujas, son auténticas chamanas europeas pre-cristianas, estas mujeres que, desde el Paleolítico Superior, hasta la época de la Inquisición, tuvieron cosmovisiones, y realizaron prácticas espirituales, curadoras, iluminadas, en ritos de género, que inspiraron y guiaron sus vidas, y las de las sociedades donde vivieron.

Si realmente, las brujas, sólo eran mujeres campesinas ignorantes, sin ninguna clase de sabiduría e influencia, sobre los pueblos y comunidades, ¿por qué la reacción de la Iglesia, fue perseguirlas, reprimiéndolas cruelmente, por medio de la Inquisición?  ¿No tendría relación, con lo que intentaban eliminar? Y ¿Por qué han invertido, tres siglos, en seguir con la persecución, a través del viejo y nuevo continente?

La respuesta, a estas preguntas, es evidente: le temen al gran poder, de las guerreras, sabias y protectoras, mujeres chamanas. Por eso, a través del tiempo, han tratado de eliminarlas, atribuyéndole crímenes, juzgándolas como anticristos, señalándolas como hijas de satanás, cuando ellos, escudándose en su hipócrita y falsa devoción a Dios, y con sus crueles soluciones inhumanas, son más satánicos que ellas.

Esperamos que te haya gustado este artículo sobre Chaman mujer y que hayas aprendido mucho sobre ello.

Otros Artículos De Interés