Cómo evitar comer compulsivamente
Valora este artículo

Comer compulsivamente es un trastorno alimenticio que puede ocasionar otros problemas serios a la salud, como lo es la obesidad la misma que a su vez desencadena una serie de enfermedades con graves repercusiones en el organismo. Cuando una persona padece de un trastorno compulsivo de alimentación algunas veces se confunde con bulimia, pero la diferencia es que estas personas no se provocan el vómito ni se deshacen de las calorías adquiridas por la ingesta de grandes cantidades de comida.

Cuando se le diagnostica a una persona el trastorno de comer compulsivamente enfermedad que acompañan a este trastorno normalmente son la ansiedad y la depresión, debido a los sentimientos de culpa por no poder controlar el comer sin parar. A menudo estas personas son pacientes con problemas nerviosos y emocionales, que tienen como factor en común ser personas con baja autoestima, que tal vez son víctimas de abuso o maltrato.

En relación con comer compulsivamente causas que originan este trastorno no son claras para los médicos tratantes, aunque algunos estudios han arrojado señales de que pueden ser causas hereditarias las que lo ocasionan. En cuanto a los sintomas comer compulsivamente los más significativos son: comer grandes cantidades de comida en un lapso de 2 horas, comer así no se tenga hambre, comer bajo los signos emocionales como tristeza, aburrimiento o soledad.

Comer muy rápido cuando se dan los llamados atracones de comida, y luego sentirse culpable, afligido, triste y arrepentido. A pesar de estos sintomas algunas personas no son comedores compulsivos pero si son señales de que pueden llegar a serlo. Es importante que toda persona con alguno de estos sintomas, acuda por ayuda profesional para una evaluación y un tratamiento que lo ayude a recuperarse.

Evitar comer compulsivamente

En los tratamientos para evitar comer compulsivamente psicologia y medicamentos son parte efectiva de la evolución y cura para estos pacientes. La consulta psicológica los ayuda en la orientación y en la sanación de este trastorno y de los demás problemas que se derivan de él como lo son el sobrepeso, la baja autoestima, la depresión y la aparición de trastornos de bipolaridad, entre otros.

Al padecimiento del trastorno de comer compulsivamente por la noche se le conoce como Síndrome de Alimentación Nocturna, lo cual se describe cuando una persona hace normalmente su cena y a los pocos minutos vuelve a ingerir una cantidad exagerada de alimentos, la mayoría de las veces comida poco saludable o golosinas con mucha azúcar.

Ninguna persona con alguna alteración alimenticia puede por sí sola superar ese problema, en todos los casos necesita la ayuda de un profesional tanto medicamente como psicológicamente; ya que se requiere un tratamiento con medicamentos, una terapia y guía para alcanzar la sanación a estos trastornos, así como los que se originen a raíz de padecer el trastorno inicial.

Razones por las que comemos compulsivamente

Son muchas las razones que pueden llevar a una persona a padecer de un trastorno compulsivo de alimentación, algunas son los constantes fracasos al hacer dietas para bajar de peso, padecer de ansiedad y/o depresión, también se han dado casos de personas que comienzan a comer compulsivamente debido al estrés o por aburrimiento y soledad.

Cuando una persona es víctima de abuso o bulling también suelen darse atracones de comida lo que los lleva a ser comedores compulsivos. Estos trastornos no tienen distingo de género los pueden sufrir tanto hombres como mujeres, pero en la mayoría de los casos estudiados las estadísticas se inclinan a señalar mayores casos en las mujeres. Esto se debe a que son más susceptibles y emocionales cuando sufren de maltrato, y ven como un escape a su problema, darse atracones de comida.

Claro los hombres no son exentos de sufrir este trastorno, pero son menos los casos reportados o estudiados. No es facil para nadie llevar a cuesta un trastorno tan cruel como lo es el trastorno de comer compulsivamente, se requiere de mucho tiempo, paciencia y amor al paciente, para que logre salir de ese túnel oscuro que es el trastorno de alimentación compulsivo.

Atracones de comida consecuencias

El sobrepeso, la diabetes, hipertensión arterial, depresión, cardiopatías son algunas de las consecuencias que sufre una persona que frecuentemente ingiere atracones de comida. Esta patología pone en riesgo la salud de muchos órganos vitales, además de desarrollar otras enfermedades producto de la mala alimentación así como de la sobrealimentación.

Para una persona el comer mucho y no llenarse representa un peligro latente a su salud tanto física como mental, estas personas a menudo sufren ataques depresivos se sienten inferiores, débiles y en casos extremos hasta tienen pensamientos suicidas o cometen suicidios. La buena noticia es que existen comer compulsivamente tratamiento donde el paciente puede lograr recuperar su vida normal.

Estos tratamientos los aplican especialistas médicos que van de manera paulatina reduciendo la cantidad de atracones de comida que ingiere el paciente, algunos de los cuales se les suministran medicamentos en combinación con terapias y ejercicios donde logran equilibrar tanto su peso corporal, como el peso de su culpa por sentirse débil e inferior.

Trastornos alimenticios por ansiedad

En la actualidad los trastornos alimenticios son algo parecido a la moda, estos se desarrollan la mayoría de las veces por estrés lo que causa grandes estados de ansiedad que la persona trata de controlar o eliminar, con la constante ingesta de atracones de comida. En casi todos los países en el mundo hay muchas personas con sobrepeso, las estadísticas indican que la enfermedad mortal número uno a nivel mundial, es la obesidad la misma que desencadena muchas otras graves enfermedades.

La adicción a las drogas muchas veces origina que el adicto sea un comedor compulsivo, lo que agrava su estado ya crítico de salud. La modernidad ha traído como consecuencia la aparición de nuevas y mortales enfermedades, que en tiempos pasados eran poco frecuentes ser diagnosticadas, o simplemente no existían. El ritmo acelerado de la vida diaria, así como tener al alcance comida del tipo chatarra hace muy difícil el control de esta patología.

También son factores de tomarse en consideración los valores culturales, que predisponen a las personas para que se guíen por modelos o estereotipos del ser humano perfecto, donde éstos son seres delgados y curvilíneos sobre todo en las mujeres, que se guían por los concursos de belleza donde el canon a seguir son mujeres de una figura esterilizada.

Muchos de estos cuerpos son fabricados en un quirófano, esto influye en el autoestima de las mujeres y algunas con estados depresivos; caen fácilmente en consumir grandes cantidades de comida, como escape a esa cruel realidad o al rechazo de su entorno. Y no solo las mujeres son las únicas que tienen este padecimiento, muchos hombres son víctimas de rechazo, estrés laboral o baja autoestima y recurren inconscientemente a consumir atracones de comida.

En los casos de comer compulsivamente solucion varía según el caso, generalmente todos los casos se tratan con especialistas nutriólogos, psicólogos y terapeutas enfocados en aplicar una serie de ejercicios físicos, en los casos de pacientes con sobrepeso u obesidad. Comer compulsivamente se cataloga médicamente como un trastorno emocional nervioso, que puede ser curado con un tratamiento adecuado y efectivo aplicado a tiempo.

Otros Artículos De Interés