Crístico
Valora este artículo

Habrán escuchado alguna vez mencionar la palabra Crístico, sin entender exactamente de  qué le están hablando, la habrán relacionado con Cristo solo por la fonética de la misma, pues bien, en este artículo buscamos explicarles grosso modo qué significa realmente y que es el ser crístico.

¿Qué significa la palabra Crístico?

La palabra Crístico está relacionada con el amor, aquel que al ser humano no ha terminado de manifestar, se asocia al 4to Chacra que es el del Corazón y lleva consigo la apertura emocional, la conciencia de la presencia de la Divinidad y el recuerdo de que todo en la vida se traduce en amor, tal como lo mostró Jesús cuando bajo a la tierra.

A pesar de que fonéticamente pareciera provenir de “Cristo”, el termino Crístico no está específicamente relacionada con alguna religión en particular, más bien refleja la esencia pura del Amor y la Luz dentro de los profetas y como el amor manifestado puede hacer cambios significativos en la salud, la familia o cualquier otro ámbito de la vida.

El Ser Crístico se refiere principalmente al canal de comunicación entre el “Yo Soy” y el cuerpo físico, cada uno de nosotros tiene en su corazón al ser crístico y al conectarnos con él ponemos de manifiesto el amor, la pureza, la paz, evitando actuar o sentir alejados de las enseñanzas de Cristo.

El Santo Ser Crístico controla nuestra energía, en este caso, si lo canalizamos apropiadamente no tendremos drenajes energéticos en nuestro ser. Funge como vigía de nuestro recorrido en la tierra, nos indica la presencia de la Divinidad y la posibilidad de abrirnos a recibir las bendiciones que de ella provienen.

Por otra parte, la conciencia crística se define como la conciencia del amor y la compasión, simboliza la unión de nuestro ser con la Divinidad y se manifiesta per medio de las sensaciones, sentimientos, despertares espirituales, valores esenciales hacia los demás seres en el planeta y hacia la Divinidad en sí.

La conciencia crística se encuentra dentro de todos nosotros, en su mayoría dormida i silente, esperando ser reactivada con ayuda de la meditación y el trabajo interior. Es una conciencia elevada que nos permite aumentar nuestra vibración energética para ayudar al proceso evolutivo en la tierra, a la humanidad y a conectarnos con el ser supremo.

La conciencia crística nos recuerda que somos uno con la Divinidad, con la creación y con el universo, así nos sentiremos más conectados con todos los seres que lo integran y nos ayudará a ser partícipes activos del siguiente paso evolutivo del planeta.

Ser Crístico

Pero ¿Qué es el Ser Crístico? Es la unificación de la triada cristiana: Padre, Hijo y Espíritu Santo, que propician el surgimiento del ser crístico que comanda al ente, dándole poder, aumentando sus vibraciones energéticas, llenándolo de luz interior y amor de la Divinidad.

El ser crístico también centra la atención en el aquí y el ahora, transmitiendo energías positivas en el cuerpo de quien lo despierta, promulgando el amor, la alegría, la fortaleza, la paz, la fe, el optimismo. Este ser organiza las energías del amor, la comprensión, la conciencia, llamando al ser humano a conectarse con su espiritualidad y a evolucionar hasta convertirse en su verdadero ser.

El ser humano es en esencia espiritual, pero sus experiencias, vivencias y rumbos le han hecho olvidar quien es realmente y que está compuesto de 3 cuerpos inmortales que representan la sagrada trinidad y juntos conforman al “Yo Superior”, que son:

1.- El espíritu, del cual se desprende el ser verdadero que rodea al cuerpo crístico, es la representación del Padre en la trinidad, de la Divinidad, de la vida en sí misma y se le conoce también como cuerpo Atmico.

2.- El cuerpo crístico, es el enlace entre el espíritu y el cuerpo casual, mayormente es relacionada con la conciencia o la intuición del ser humano, aquello que nos conecta con el amor, la compasión y la fe, que nos indica lo bueno, lo malo y nos dice cómo actuar basados en el amor hacia todos los seres, es la representación del Hijo en la triada.

3.- El cuerpo casual o mente superior, simboliza la inteligencia humana, el plano mental, el raciocinio que conduce nuestro actuar, en algunos casos se asocia con el Ángel de la Guarda que nos protege, en la sagrada trinidad representa al Espíritu Santo.

Para alcanzar nuestro ser crístico, debemos principalmente activar el corazón crístico, de esta manera tendremos acceso al Yo Superior, nos conectaremos con la Divinidad y alcanzaremos evolucionar en el amor, ¿cómo lo conseguimos? Uno de los mejores métodos es a través de la meditación en general y en específico practicando la meditación del corazón crístico.

La meditación del corazón crístico, se realiza en fechas del año específicas con el propósito de activar el corazón crístico en cada persona que la realice y de esta manera ayudar a la evolución de nuestro planeta y sus seres vivos. Para ello deben activarse los 9 núcleos del ser en lugares con fuertes vibraciones energéticas que permiten la captación de frecuencias elevadas en la tierra.

Energía Crística significado

 El significado de energía crística, refiere la energía contenida en la conciencia crística y que trae consigo la información, el amor y la conciencia, su vibración es elevada y pura, cuando nos contactamos con esta energía nos entregamos en pleno a la Divinidad y nuestro corazón se expande.

La energía crística, proviene de la energía colectiva, es la luz en pleno, la representación de todo el bien, de las bondades de toda la humanidad, refleja los sentimientos más puros de Cristo, es la manifestación de la energía Divina, solo un alma pura y llena de amor puede experimentar la sensación que conlleva esta energía y su frecuencia superior.

Energía Crística síntomas

 Todos los seres estamos abiertos a recibir la energía crística, pero debido a su elevada frecuencia en muchas ocasiones cuando comenzamos a recibirla abrimos el cuarto chacra y podemos experimentar síntomas que se asocian a enfermedades o aflicciones del cuerpo.

Cuando el cuarto chacra comienza a abrirse, la manifestación de la energía crística refleja síntomas, tales como: dolores de pecho, taquicardia, ataques de pánico, bronquitis, tos severa, gripes.

Otros síntomas de la entrada de la energía crística, pueden ser: cambios en los esquemas de sueño, comezón en el cuero cabelludo, cambios de peso, recuerdos vívidos del pasado, antojos alimenticios, alergias repentinas, ultra sensibilidad, aumento o disminución de la audición, erupciones cutáneas, dolor de cabeza, rejuvenecimiento, confusión, aumento de la creatividad, impaciencia, presagios o mal presentimiento, entre otros.

La energía crística de sanación, se enfoca principalmente en canalizar las energías del cuerpo físico, tratando de diluir bloqueos energéticos, de equilibrar las emociones en el cuerpo y enfocar esta energía en el punto donde queremos sanar. Se diferencia de la sanación ordinaria, en que se logra la conexión con nuestro organismo, viendo resultados desde un primer momento.

En definitiva, debemos buscar activar nuestro ser crístico, conectarnos con la divinidad, con el amor y la compasión, sólo de este modo podremos conseguir la transformación real del hombre y del planeta.

Otros Artículos De Interés