¿Cuál es la historia de Abadon?
Valora este artículo

La historia escrita sobre ángeles y demonios puede tener muchísimas interpretaciones. El único documento que tenemos a la mano para estudiar, la Biblia, está escrita de manera bastante simbólica aunque algunos se la tomen literalmente.

En todo esto, Abadon, ángel y demonio, tiene un papel importante y misterioso. Dios lo echa del cielo… o lo coloca en un lugar desde donde lo servirá fielmente. Existe la duda. En este artículo intentaremos descubrirlo.

¿Quién es Abadon el exterminador?

Si te precias de ser un buen lector, al escuchar la mención de Abadon el exterminador, quizás te venga a la mente la novela del escritor argentino Ernesto Sabato. Posiblemente fue lo primero que encontraste en el buscador de tu navegador.

Pues, lo que tiene en común esta novela con el tema que estamos tratando hoy es su simbología.

Efectivamente, en la novela de Sabato titulada “Abadon el exterminador” lo que destaca es su simbología apocalíptica trasladada a nuestros tiempos y donde, como siempre sucede en la vida real, triunfa el mal. Aquí el autor utiliza el nombre de Abadon simbólicamente. Entonces, ¿quién es Abadon el exterminador?

Abaddon demonio sencillamente es un ángel. Sin embargo, no es tan sencilla la interpretación que se hace de cuál es su papel en el campo de la religión, ya que existe discusión acerca de su rol celestial o infernal.

Se le describe como el rey del ejército de langostas y jefe de los demonios, como inspirador de anarquía y caos, seguidor de Lucifer y representante de muerte y destrucción: abaddon el destructor se le llama. Habitante del infierno, con figura animalesca.

Hasta aquí, todo está claro. Pero luego te encontrarás otras descripciones. Por ejemplo, en el libro de las Revelaciones o Apocalipsis, Abadon es el ángel que encadena a Satán.

Por otra parte, en el mismo libro se le representa como una de las fuerzas de Dios en el juicio que se hará a la humanidad y Moises lo invoca para lanzar la plaga de langostas sobre Egipto.

Lo cierto e indiscutible es su rol de destructor, el cual lo encontramos en el origen judío de su nombre, el cual significa “destruir” o “exterminar”.

La confusión podría nacer del hecho de que se le relacione con el “abismo”, el mundo de los muertos, puesto que Abadon también es el nombre que se le da a ese abismo.

Demonio en forma de toro

En las religiones son muchos los ángeles malditos o demonios y cada uno representa una baja pasión. Sin embargo, demonio en forma de toro podría calificarse quizás a Baal. Éste fue descrito nada menos que como ayudante y mano derecha del propio Satán.

Características animales se les ha dado a todos los demonios que conforman la cohorte de Lucifer. Al propio Baal se le ha representado tanto como un toro, como sapo, como gato, e incluso todos ellos y patas de araña.

Pero este demonio con forma de toro es otro tema que podríamos desarrollar en otro momento y no debe confundirse Abadon con un demonio con esta forma. Tampoco debemos pensar que abadon  apolion son dos demonios distintos, de hecho es el mismo personaje, aunque hay quienes creen lo contrario.

Se asegura, por una parte, que aunque Abadon es el ángel del abismo, apolión es quien guarda las llaves, como una especie de ayudante. La verdad de todo esto es que Apolion es el nombre griego del hebreo Abadon.

Ciertos estudiosos del libro del Apocalipsis aseguran que esta confusión proviene del lenguaje y las ideas judías transmitidas a una cultura griega.

Ángel de la muerte

Pero la polémica más notoria es la que tiene que ver con Abadon como ángel de la muerte y su rol como demonio. Este es el gran misterio.

Ahora bien, si nos basamos en lo que leemos en el libro del Apocalipsis de seguro nos confundiremos ya que, como se ha dicho, dentro de las mismas escrituras se le dan diferentes calificativos y roles. Pero parece que hay algunos datos hallados por ciertos estudiosos. Veamos.

Según nuevos análisis hechos por un grupo de angeólogos y demonólogos de vanguardia, la historia resulta ser muy diferente. Al parecer existen indicios de que, en la lucha de ángeles contra el mal, Abadon haya descubierto una especie de acuerdo oculto entre Miguel y Lucifer.

Tanto Miguel como Rafael y Gabriel estarían involucrados. El interés de ellos sería mantener la guerra ya que sin ella no tendría sentido su existencia. El acuerdo fue con el mismo Lucifer. Para que abaddon angel no revelara este acuerdo, decidieron desprestigiarlo frente a Dios, el cual se dejó convencer y lanzó a Abadon al abismo.

Por tal motivo habría sido lanzado a la tierra de una manera humillante. Así, una vez eliminado Abadon, los arcángeles continuaron con su actitud guerrerista contra los demonios.

Puede resultar un tanto difícil de creer pero, según este argumento, Abadon no sería absolutamente un ángel de destrucción ni un ángel de la muerte. Todo lo contrario: sus planes eran pacíficos y basados en el amor.

De esta manera, ante el mundo quedó Abadon con el rol de destructor y jefe de los demonios de la 7ª jerarquía, lo cual sería falso según estos nuevos demonólogos y estudiosos de la biblia.

Por otra parte, hay quienes aseguran que es erróneo denominar a Abadon como “ángel de la muerte” ya que este papel le corresponde realmente a Azrael.

Leyenda de Abadon

Después de lo visto hasta ahora, sin dudas la leyenda de Abadon resulta apasionante. La lucha entre los ángeles del bien y los del mal nos remontan increíblemente al Mahabharata, guerra entre semi-dioses llamados los “Chatras” que se desarrolló en muchos casos en el aire (el cielo), igualmente entre el bien y el mal.

Hay muchas teorías que aseguran que esta guerra (la del Mahabharata) representa la historia real de una civilización sumamente avanzada que existió posiblemente antes de la Atlántida y que se destruyó a raíz de dicho enfrentamiento bélico.

¿Es la guerra entre ángeles y demonios una guerra llena de simbolismos que se refiere también a una civilización muy antigua y avanzada? Es posible, como también puede que sea simple imaginación.

La descripción que se da, por ejemplo, de la plaga de langostas dirigidas por Abadon, nos hace pensar en una suerte de naves o aviones bombarderos (“tenían corazas como corazas de hierro y el ruido de sus alas era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla”).

¿Sería el Sheol (lugar de destrucción, según la Torá) el lugar donde se desarrolló esa batalla?

Según lo establecido, la leyenda de Abadon habla de la caída de Lucifer quien junto a los ángeles que lo seguían se convirtió en demonio, conformó su ejército y se establecen en la Tierra. Así se inicia la mencionada guerra. En toda esta trama, Abadon parece tener un papel relevante entre los demonios (¿o los ángeles?).

Esto sigue siendo un misterio. Cada quien que saque sus propias conclusiones.

 

Conoce todo acerca del ángel-demonio Abadon, la verdadera historia del exterminador, representante de la muerte y la destrucción, seguidor de Lucifer y a la vez la fuerza angélica de Dios en el juicio final.  Entérate de quién es este misterioso personaje.