Cuáles son las mejores Vitaminas para Crecer
Valora este artículo

Todas las vitaminas cumplen una función en el organismo humano. Observamos que existen vitaminas para casi todo, pero… ¿podemos decir que existen vitaminas para crecer? Y, más aún, ¿una persona adulta podría aumentar su estatura luego de la pubertad con sólo tomar vitaminas para crecer?

En el presente artículo, intentaremos responder a esas preguntas que han generado cierta controversia. Lo que sí es seguro es que el crecimiento de los niños sí depende en gran medida de las vitaminas que ingieran. Veamos, entonces, qué vitaminas son esas y qué alimentos las contienen.

¿Cuál es la vitamina para crecer?

Que el cuerpo humano llegue a su crecimiento máximo y óptimo depende de muchos factores. Se menciona la genética: hijos de padres altos serán altos… aunque esto no se cumple en todos los casos, pero es uno de los factores.

Otro factor que puede afectar el crecimiento normal son las condiciones en las que se desarrolla el feto en el vientre materno, enfermedades hereditarias, hábitos nocivos de la madre gestante y la alimentación durante el embarazo.

Igualmente, afecta el crecimiento una alimentación pobre en vitaminas, minerales y proteínas durante el crecimiento del niño.

Ahora bien, si existen vitaminas para el buen funcionamiento del corazón y los riñones, para una piel saludable y un cabello abundante… ¿existe una para el crecimiento? ¿Cuál es la vitamina para crecer? Nos preguntamos.

Pues, no es una sola vitamina, es la unión de una serie de vitaminas, minerales y oligoelementos los que harán que un niño crezca al máximo que le permite su genética y, quizás, un poco más.

De modo que, para un buen crecimiento, indispensable es una alimentación equilibrada que incluya, básicamente, las vitaminas para crecer de estatura para niños serían las siguientes:

El complejo B, específicamente B1, B2 y B3.

Una de las funciones principales de la vitamina B1 tiene que ver con la irrigación sanguínea. Ésta es fundamental para un buen crecimiento. Además, es colaboradora en lo que respecta a la digestión, al sistema nervioso y al buen funcionamiento del corazón.

Por su parte, la vitamina B2 también llamada riboflavina, es responsable del sano crecimiento de los huesos y la piel. Por añadidura, tiene que ver también con las uñas y el cabello.

De igual modo, la vitamina B3 o niacina coadyuva al crecimiento, sin embargo debe tomarse con precaución ya que, al ser ingerida por mucho tiempo, podría causar problemas al hígado.

Otra de las vitaminas para crecer de estatura a cualquier edad, de suma importancia es la D. Ella es responsable de la absorción del calcio que requieren los huesos en crecimiento. Su deficiencia provoca raquitismo, lo cual está muy lejos de representar un crecimiento ideal del cuerpo.

De manera semejante, la vitamina C contribuye al buen crecimiento de huesos y dientes, amén de muchas otras virtudes que tienen que ver con la prevención de enfermedades, debido a que fortalece el sistema inmune, y la producción de colágeno.

Otra de las vitaminas para crecer adolescentes que contribuye es la A. Entre otras de sus virtudes se encuentra la de ayudar en la producción de nuevas células óseas.

Pero, conjuntamente con estas vitaminas, suplementos para crecer de estatura niños, minerales como el calcio y el fósforo son fundamentales para el crecimiento.

El primero se requiere en la formación de tejido óseo, el segundo es también un componente básico para el crecimiento del organismo en general. Otro elemento importante son las proteínas.

Ahora bien, qué alimentos contienen todo este arsenal vitamínico para el crecimiento. Lo veremos a continuación.

¿Qué alimentos nos ayudan a crecer?

Si las vitaminas y minerales mencionados en el encabezado anterior son las vitaminas que nos ayudan a aumentar nuestra estatura, los alimentos que la contienen se pueden considerar alimentos para crecer.

Entonces, ¿qué alimentos nos ayudan a crecer? Veamos dónde se encuentran las mencionadas vitaminas para crecer, minerales y proteínas, complejo vitamínico para el crecimiento.

Las vitaminas del complejo B que, como ya vimos, son bastante importantes para el crecimiento, se encuentran en alimentos como las carnes (rojas y blancas), los huevos, productos lácteos (leche, quesos, yogurt), granos como el arroz, guisantes y la soya y, finalmente, vegetales como acelgas, brócoli y lechuga.

Para ingerir la suficiente vitamina D de una forma natural, debes consumir, además de productos lácteos ya mencionados, coliflor, hongos o setas, huevos y pescado, garbanzos, patatas o papas y piña o ananás.

Igualmente, recuerda que es necesario como complemento, que recibas la luz del sol ya que esta contribuye eficientemente a la formación de vitamina D en tu cuerpo de una manera espontánea. Es importante que tu cuerpo aproveche esta luz en horas de la mañana, durante 10 o 15 minutos. No te expongas en horas del mediodía.

En cuanto a la vitamina C la podemos encontrar en todas las frutas cítricas (naranja, limón, lima, mandarinas), tomates, fresas, papaya, moras y en otros alimentos como las espinacas y el bledo. Sin embargo, recuerda que la vitamina C es sumamente volátil, se desvanece muy rápidamente mediante la cocción.

Procura comer estos alimentos crudos.

En cuanto a los minerales, el calcio lo encuentras en los productos derivados de la leche, en la espinaca, el bledo, las coles, el brócoli, la soya y los frijoles. Y el fósforo, básicamente en las carnes, bien sea rojas o blancas.

Las proteínas, como ya lo mencionamos, son fundamentales en la formación de músculos y nuevos tejidos. Pero estas no sólo se encuentran en las carnes, lácteos y huevos, como se ha creído.

También encontramos las proteínas vegetales en alimentos como leguminosas (frijoles, garbanzos, lentejas), plátanos, soya y bledo. Éstas, en combinación con las proteínas de origen animal, se repotencian.

¿Qué hacer para crecer?

Si estamos hablando de un adulto que desea aumentar su estatura, la cuestión quizás no sea tan sencilla. Esto es así debido a que, según la ciencia, a partir de aproximadamente los 25 años, nuestro cuerpo ya no produce la hormona del crecimiento.

Entonces… ¿ya no podemos crecer? Es posible que sí. Y, si es así, ¿qué hacer para crecer? Estimular la hormona del crecimiento es una de las opciones. Veamos entonces esta alternativa.

Hay expertos que indican la existencia de ciertas sustancias o vitaminas para crecer, que podrían estimular la producción de la hormona del crecimiento. Esta hormona, producida en la glándula pituitaria que se encuentra en el centro del cerebro, es la responsable de regenerar y hacer crecer nuestros tejidos, entre otras funciones.

Se produce a montones durante la infancia y hasta la pubertad, cuando comienza a escasear. Pero es durante el sueño reparador que más se segrega. Por lo tanto, que un niño o jovencito duerma bien y profundamente, a las horas indicadas, es fundamental para que logre una buena estatura.

Recapitulando lo visto hasta ahora, podríamos aconsejar a aquellas personas que ya pasaron la pubertad y desean crecer un poco más, que se alimenten adecuadamente con los nutrientes naturales indicados, duerman bien acostándose antes de las 10 de la noche y tomen suplementos vitamínicos.

En cuanto a este último punto, medicamentos para crecer de estatura en adolescentes, hay quienes aconsejan sustancias como la arginina, la glutamina y la lisina, junto con otra cantidad de aminoácidos que puedes conseguir en la farmacia. Éstos, presuntamente, son estimulantes de la hormona del crecimiento.

Es importante que las pastillas para crecer de estatura farmacia sean recetadas por un especialista competente y no automedicarse.

Así mismo, se aconsejan ciertos ejercicios efectivos para crecer ya que muchos de ellos colaboran en la separación de los discos inter-vertebrales que están comprimidos (dando un aspecto más pequeño al cuerpo), otros ayudan a estimular la susodicha hormona y otros acomodan la postura corporal.

Ejercicios como los llamados “tibetanos” son excelentes en este sentido. Puedes buscarlos en la web. Y, sea por lo que sea, aunque no te hagan crecer mucho, son saludables y te mantienen activo y joven con el pasar de los años.

En algún lado se ha mencionado la posibilidad de aumentar la estatura con “imaginar”, “desear” y “creerlo posible”. Han mencionado la hipnosis… Puedes pensar que es una locura o una sencilla estupidez. Déjame decirte que la idea no es tan descabellada y paso a argumentarlo.

Resulta ser que ciertos científicos, desde los años 40’ y hasta los 70’ del siglo XX (los menciono: J.E. Williams y R.D Willard, este último del Institute of Behavior and Mind Sciences) realizaron una serie de experimentos de hipnosis sobre 22 mujeres voluntarias. El experimento tenía que ver con el crecimiento de los senos.

En resumen, este estudio consistió en someter a las voluntarias a un proceso de hipnosis, en el cual se les pedía entre otras cosas que sintieran cómo sus pechos latían y, con cada latido, aumentaban su tamaño. Cabe destacar que estas sugestiones se hicieron en lo que los psiquiatras denominan “trance ligero”.

Posterior a este ejercicio, se les entregó una grabación sugestiva que debían escuchar diariamente.

¿Resultados? Tomando en cuenta que los senos fueron cuidadosamente medidos antes del proceso, el 28% de estas mujeres obtuvo el aumento que se habían propuesto. Mientras el 85% mostró cierto crecimiento y el 46% tuvo que correr a comprar sostenes más grandes.

El experimento reportó un crecimiento medio de 83 milímetros verticalmente, más de 2 cm y medio horizontal, y mucho más de 3 cm de circunferencia.

¿Estás pensando que estas voluntarias no engrosaron sus senos sino que engordaron? Pues, al parecer, en cambio adelgazaron en el resto de su cuerpo. La validez de este experimento es incuestionable ya que los médicos científicos tomaron todas las precauciones y midieron todas las variables posibles.

En conclusión, si con hipnosis ligera y convencimiento pudieron crecer los senos… ¿por qué no podemos hacer crecer nuestro cuerpo? No es un mensaje de los maestros ascendidos, ni se trata de “El Secreto”: es un mensaje de la ciencia.

¿Se puede crecer con vitaminas?

Luego de conocer los experimentos realizados con la mente humana y el crecimiento de los senos, podemos suponer en definitiva que se puede crecer con cualquier cosa, siempre y cuando tu mente así lo crea. Pero ya que te lo has preguntado, hacemos eco a la cuestión: ¿se puede crecer con vitaminas?

Hay quienes consideran que sí existen vitaminas para crecer, hay quienes dicen que no si ya has llegado a una edad adulta donde tu organismo no genera hormona del crecimiento.

Los niños, ingiriendo un buen complejo vitamínico, vitaminas para adolescentes de 13 años, y alimentándose de una manera equilibrada, haciendo ejercicios y disfrutando de una vida psicológica sana, por supuesto que crecerán y más aún si sus padres son altos. La genética es un buen factor.

Y, ya que mencionamos el factor psicológico, hay que subrayar que definitivamente es un elemento importante. La ciencia ha demostrado la existencia del enanismo social: personas de muy baja estatura que por motivos psicológicos dejaron de producir la hormona del crecimiento antes de tiempo.

Pero en esta sección estamos hablando de las vitaminas. ¿Puede crecer un adulto consumiendo vitaminas?

Hay que tomar en cuenta otro factor: el estrés. Investigaciones serias han demostrado que, si la persona se encuentra sometida a una situación estresante por un largo periodo, puede tomar la vitamina más maravillosa del mundo, pero su cuerpo no la asimilará.

Y, para no dejarte sin respuesta final, te diremos lo que afirma el libro “Un curso de Milagros” en su parte final: si tú lo crees… así será.

Esperamos que te haya interesado conocer Cuáles son las mejores Vitaminas para Crecer y que nos dejes en comentarios tus opiniones sobre este tema.

Otros Artículos De Interés