Posturas básicas de Yoga
Valora este artículo

El yoga es un ejercicio que no se puede comenzar por el final, sino que es progresivo, se debe comenzar por lo más sencillo hasta ir avanzando a las posturas más complicadas.

Y es que este ejercicio se basa precisamente en eso, en ir poco a poco alcanzando nuestra mejor versión, y por lo tanto querer correr antes de andar, sería ir directamente en contra de los principios de este deporte milenario, así que debes conocer las posturas básicas de yoga.

Por ello, como queremos que empieces con buen pie en esto del yoga, a continuación te vamos a dar las claves, los ejercicios de yoga para principiantes, los cuales puedes incluso practicar en tu casa sin necesidad de ir a ningún gimnasio o centro de meditación.

Verás cómo en seguida te enganchan y no puedes dejar de hacerlos a diario. Ten paciencia y constancia, y verás cómo en poco tiempo tu cuerpo y mente van adoptando dimensiones que ni conocías.

¿Cuáles son los ejercicios de yoga para empezar?

Y, para empezar con el yoga ¿Por dónde tengo que comenzar? Pues muy sencillo, y es que hay algunos ejercicios que hay que saber hacer antes de comenzar a practicar este deporte.

Ejercicios que todos conocemos y que verás cómo te ayudan a empezar con buen pie.

El primero y más importante son los abdominales, algo que todo el mundo sabe hacer. Puede que no te parezca demasiado relacionado con el yoga, sin embargo es fundamental, y es que va a fortalecer tu abdomen para que de esa manera, las posturas de yoga que vienen a continuación sean mucho más sencillas de realizar.

Y es que aunque a simple vista el yoga parezca sencillo, lo cierto es que requiere de una gran técnica, de lo contrario puedes sufrir lesiones o accidentes que no queremos.

Así que como digo, comienza haciendo abdominales tres o cuatro veces por semana, no hace falta que te canses demasiado ya que es simplemente para ir tonificando el cuerpo.

Además algo que se recomienda mucho es ir practicando algún ejercicio relacionado con el equilibrio, ya que cuando empieces con el yoga verás lo importante que es mantener un buen equilibrio.

Ejercicios de yoga para principiantes en casa

Una vez que ya tengas dominados estos ejercicios iniciales de equilibrio y abdominales, pasaremos a los ejercicios de yoga para principiantes, que puedes realizar en la tranquilidad de tu casa.

Aunque si los haces en tu hogar, no olvides comprar una esterilla de goma en cualquier tienda de deporte para no sufrir ninguna lesión y para no estar sobre el suelo directamente, ya que esto puede dañar tus huesos y músculos.

Algunas de las primeras posturas básicas de yoga que puedes realizar son las siguientes:

El árbol

El árbol es una de las primeras posturas que puedes comenzar a realizar, ya que es realmente sencilla y no requiere de unos conocimientos previos para poder adoptarla.

Consiste básicamente en ponerse de pie sobre la esterilla con las piernas todo lo rectas posible, entonces subes los brazos por encima de la cabeza y juntas las dos palmas doblando los codos.

Cuando ya tengas esta postura, sube una de las piernas y apoya la planta del pie con la parte interna del muslo contrario.

Puede que al principio te cueste un poco debido a que hace falta tener algo de equilibrio, sin embargo verás cómo en seguida le coges el truco.

Lo recomendable es que estés más o menos unos 45 segundos en esta postura con cada pierna. Así que en total será minuto y medio.

Perro boca abajo

La segunda postura de la que queremos hablar, porque también es muy sencilla y no entraña riesgo ninguna, es la llamada perro boca abajo. Tiene un nombre extraño pero verás que es muy fácil.

En primer lugar ponte de pie sobre la esterilla, en uno de los extremos preferiblemente. Entonces ve agachándote con las piernas y los brazos estirados, hasta que apoyes las dos palmas de tus manos sobre el suelo.

La alineación de tu torso y de tus piernas debe de ser de unos 90 grados, es decir, que estén en ángulo recto si es posible.

La cabeza tiene que situarse entre los brazos y estar totalmente relajada, no queremos forzar el cuello. Y los talones estarán algo despegados del suelo.

Con esta postura deberás mantenerte más o menos unos 30 segundos, mientras respiras por la nariz.

La pinza

La tercera postura perfecta para principiantes, es la que se denomina, la pinza. Ya verás cómo es muy sencilla.
Consiste principalmente en sentarte sobre la esterilla con las piernas totalmente estiradas y la espalda muy recta.

Entonces ve poco a poco flexionándote hacia delante, como si te convirtieras en una pelota, y sujeta con tus manos tus pantorrillas o tobillos, depende de tu flexibilidad. Intenta esforzarte un poco pero no te fuerces demasiado.

La cobra

Colócate boca abajo en la esterilla con las piernas juntas, entonces intenta levantar tu torso hacia arriba, apoyando las palmas de las manos sobre el suelo, y teniendo los brazos a la altura de los hombros.

Sube la cabeza hacia arriba para estirar todos los músculos de la espalda y del cuello.
Aguanta durante unos 30 segundos en esta posición.

El guerrero

Por último nos encontramos con la postura del guerrero, la cual también es muy sencilla pero beneficiosa para el cuerpo y la mente.

Colócate en la esterilla y pon la pierna derecha un paso por delante del resto de tu cuerpo. Entonces dobla la rodilla para crear un ángulo recto, es decir, de 90 grados. Estira la otra pierna hacia atrás y eleva los brazos para ponerlos de forma horizontal, cada uno alineado con una pierna.

Como ves, todas estas posturas básicas de yoga, son posturas muy sencillas perfectas para todos aquellos que estén comenzando con el yoga.

Otros Artículos De Interés