Qué es la codeína y cuáles son sus efectos
Valora este artículo

El químico de origen francés Pierre Robiquelt descubrió en 1832 la codeína. Este  medicamento es derivado del opio aunque con muchos menos efectos tóxicos que la morfina u otras sustancias opioides,  se utiliza para controlar dolores en enfermedades terminales así como en casos de tos y diarreas leves. El opio es una sustancia que se extrae de las capsulas de la planta llamada adormidera, contiene analgésicos y es una droga narcótica por producir efectos sedantes que provocan sueño.

La adormidera es una planta que crece más o menos un metro y medio, sus hojas son anchas, sus flores son grandes y hay variedades entre: blancas, rosadas o violáceas. La codeína en forma natural es utilizada con fines médicos como: sedantes, analgésicos y antitusígenos. Además por ser un agonista del tipo opiáceos que son sustancias que se unen específicamente a los receptores que están situados en el sistema nervioso central produciendo alteraciones nerviosas.

Este medicamento se presenta en forma de: polvo cristalino blanco o en cristales, también se puede tomar en Comprimidos cada cuatro a seis horas, y como Jarabe para la tos se debe tomar una dosis entre 10 a 20 mg cada cuatro a seis horas para adultos y para niños una dosis de 0,5 según su peso corporal cada cuatro a seis horas.

En el Vademécum que es un libro de referencia médica que contiene informaciones fundamentales de todos los medicamentos disponibles tanto en un país como a nivel mundial, se puede consultar sobre los medicamentos tanto en sus indicaciones de dosis, como en los laboratorios que los elaboran y posibles soluciones de reemplazo de algún medicamento por otro similar, el mismo se actualiza cada año. Actualmente se puede encontrar en forma digital en pdf.

¿Qué es la codeína y para qué sirve?

Que es la codeína es una analgésico que se utiliza para el alivio de dolores moderados a fuertes además bloquea el reflejo de la tos a nivel cerebral. La codeína es un fármaco que se asimila a través del hígado, lo cual se convierte en morfina siendo su efecto suave ya que en él se combinan analgésico y sedante. La codeína es de rápida absorción pero tiene efectos secundarios como: mareos, retención de orina, dificultad respiratoria e hipotensión. Además tanto la morfina como la codeína son derivadas naturales del opio.

Este medicamento es útil en el tratamiento de dolores de intensidad baja, moderada y alta así como en casos de tos seca. El Ibuprofeno combinado con codeína es una medicina que pertenece a un grupo de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos con compuestos orgánicos derivados del núcleo del hidrocarburo Pilicíclico con 17 átomos de carbono, este medicamento sirve para los dolores dentales, para regular la fiebre y en los malestares menstruales.

Este medicamento se encuentra en farmacias y el Precio se fija según la regularización que establezca la ley en cada país. Otro medicamento es el Paracetamol que combinado con codeína es un analgésico  no opioide, que proporciona un alivio adecuado al dolor, también alivia los dolores causados por el cáncer. Este medicamento se debe Comprar solo en farmacias a pesar de ser un medicamento de libre adquisición para evitar estafas con productos similares que no poseen todas las propiedades del paracetamol original.

El Algidol es un medicamento indicado como analgésico que contiene paracetamol, codeína y ácido ascórbico, se prescribe en el tratamiento de síntomas gripales así como en los dolores de intensidad leve y moderada así como para bajar la fiebre. Tiene efectos adversos como los son estreñimiento, nauseas, vértigo y malestar general, entre otros. Su Precio varía según el país donde se vende.

Codeína efectos

Los efectos secundarios que produce la codeína son: vómitos, nauseas, mareos y sedación. La codeína además puede causar alteraciones en el sistema nervioso central como: embotamiento, disminución en el rendimiento físico mental, temor, cambios de carácter y dependencia física, entre otras. Este medicamento no se puede administrar durante el embarazo o cuando se sospeche su existencia ni durante la lactancia materna  ya que  puede causar riesgos potenciales e irreversibles al feto o a los bebés según sea el caso.

En algunos casos puede causar estados de euforia ya que actúa directamente en el sistema nervioso central. La codeína tiene efectos de duración en el organismo de 2 a 5 horas. La codeína en niños menores de 2 años puede causar intoxicaciones graves y en algunos casos son mortales. La intoxicación por morfina o codeína puede producirse en cualquier edad y se dan casos más específicos en personas que presentan problemas respiratorios.

El uso de la codeína se ha prohibido en algunos países ya que se han reportado problemas graves para la salud, la codeína ligada con alcohol causa hiperestimulación en el sistema nervioso ocasionando dolores agudos de cabeza, confusión mental, retraso en las habilidades motoras y el deterioro general del juicio. Por otra parte la combinación de codeína y alcohol puede ser más peligrosa ya que puede causar efectos de coma, desmayo, presión arterial baja y en algunos casos la muerte.

Todo medicamento o droga utilizada para tratar dolencias o malestares producidos por diversas enfermedades, no puede ser combinado con ninguna bebida alcohólica ya que los efectos pueden ser irreversibles y mortales en muchos casos. Es muy irresponsable consumir medicinas y alcohol así como también lo es hacerlo de manera indiscriminada, ya que el médico especialista debe prescribir las indicaciones que se deben seguir en cada caso.

La automedicación en todos los casos representa correr riesgos que pueden ocasionar daños irreparables en lugar de proporcionar bienestar, ya que cada dolencia, enfermedad o malestar debe seguir unas instrucciones específicas y deben ser consumidas siguiendo ese orden. En el caso de los analgésicos, antipiréticos y antiinflamatorios que en algunos casos no necesitan prescripción médica para ser comprados, se deben seguir las indicaciones que tienen los frascos o envases donde se vienen los mismos.

De igual manera ocurre en el caso de niños muy pequeños o personas de la tercera edad, que al ser muy vulnerables están propensos a sufrir intoxicaciones por mala administración de medicamentos. Es muy importante que todo medicamento sea prescrito por el médico tratante para que indique la dosis adecuada así como los días que se debe ingerir el medicamento.

Otros Artículos De Interés