Vitamina E efectos Secundarios
Valora este artículo

En el artículo de hoy descubrirás todo lo relacionado con la Vitamina E efectos Secundarios.

Conocer las cualidades, aportes y propiedades de una vitamina es fundamental, así como su dosis exacta y posibles efectos secundarios, en caso de adquirirla por vía de suplemento farmacéutico.

En esta oportunidad vamos a introducirnos en el mundo de la vitamina E, para darte a conocer muchos de sus aspectos positivos, qué alimentos la contienen y, también, los negativos debidos a un exceso de la misma.

¿Qué es la vitamina E?

Todos conocemos la existencia de diferentes vitaminas y hemos oído hablar muchísimo sobre la vitamina E. Pero ¿sabemos qué es la vitamina E? A continuación trataremos de explicarlo.

La vitamina E tocoferol es una vitamina que funciona como antioxidante y forma parte fundamental en el proceso de construcción de la hemoglobina de los glóbulos rojos. Es una vitamina liposoluble, es decir, que se disuelve en las grasas.

Fue descubierta en 1922 por los investigadores Evans y Bishop, quienes se encontraban realizando experimentos en ratas embarazadas. En ese momento descubrieron que era necesaria la presencia de esta sustancia en la alimentación de las ratas para garantizar y mantener un embarazo normal.

Por esa razón se le llamó la “vitamina de la fertilidad”.

Sin embargo, cuando se habla de vitamina E, no se hace referencia a una sola sustancia, sino a ocho compuestos diferentes pero relacionados, entre ellos el alfa-tocoferol.

Cada una de las ocho formas de vitamina E tiene una función diferente dentro del organismo, o en algunos casos, en lugar de variar la función, solamente varía la potencia o efectividad de la sustancia para lograr los mismos propósitos.

Luego de su descubrimiento por parte de Evans y Bishop, el alfa-tocoferol fue sintetizado en 1938 por el científico Paul Karrer. Sus investigaciones demostraron que esta sustancia ayuda a corregir algunos problemas de esterilidad en los animales y humanos.

Aunque hoy en día muchos alimentos han sido fortificados artificialmente con vitamina E, podemos encontrar la presencia de este compuesto en muchos alimentos naturales, los cuales deben ser ingeridos en cantidades suficientes para obtener las dosis recomendadas por los científicos y así aprovechar todos sus beneficios.

Aquí ofreceremos un resumen de los alimentos con vitamina E:

Casi todos los aceites vegetales contienen esta vitamina, como los aceites de soya, de maíz, de trigo, de girasol, de cártamo, de oliva y de palma. Todos ellos son una de las fuentes más ricas en vitamina E.

También la encontramos en el maní, las avellanas, las almendras y otras clases de frutos secos. Así mismo en algunas semillas como las de girasol y ciertas hortalizas, principalmente las de hojas verdes, como la espinaca y el brócoli, son una buena fuente de vitamina E.

Como podemos ver, la mayor parte de los alimentos que contienen vitamina E son de origen vegetal, pero algunos alimentos de origen animal también la contienen, como es el caso de la yema de huevo.

Por otra parte, en el mercado podemos encontrar miles de productos que actualmente son fortificados con vitamina E agregada artificialmente, como ciertos cereales para desayunar, jugos de fruta, mantequillas, y otros productos para untar.

En caso de que estemos interesados en comprar estos productos, debemos tomar en cuenta que muchas veces no se menciona la palabra “vitamina E”, sino que es muy común colocar el nombre científico de la sustancia, que mayormente es “alfa-tocoferol”, pues esta es la más sintetizada en los laboratorios.

También podemos encontrar esta sustancia en los suplementos vitamínicos vendidos por la industria farmacéutica. No solamente encontramos el alfa-tocoferol, sino también otras formas de esta vitamina, como el gamma-tocoferol, tocotrienoides y tocoferoles mixtos.

Sin embargo, los científicos aún tienen la duda de que estas otras sustancias sean superiores al alfa-tocoferol, cuando de beneficios se trata.

A pesar de que es una ventaja que la inteligencia humana sea capaz de sintetizar esta sustancia y agregarla a los alimentos, algunos estudios han demostrado que la vitamina E producida naturalmente por las plantas tiene un efecto mucho más beneficioso y más potente en el cuerpo humano que la sintetizada artificialmente.

Además, es bueno recordar el consejo de las guías alimentarias para los estadounidenses (Dietary Guidelines for Americans), publicada por el gobierno federal de EEUU, que recomiendan obtener la mayoría de los nutrientes de los alimentos naturales, en lugar de buscarlos en los alimentos fortificados con vitamina E efectos secundarios.

Beneficios de la vitamina E

Aunque se sabe que la vitamina E es un nutriente esencial en el cuerpo de muchos seres vivos, y que aporta beneficios relacionados con la fertilidad, también contribuye a la formación de glóbulos rojos, tejido muscular y previene la oxidación de la vitamina A y de las grasas.

No obstante, a pesar de que esto está comprobado, los científicos aún no se ponen de acuerdo ni han logrado establecer con toda certeza la función exacta que cumple esta vitamina en el organismo.

En las siguientes líneas intentaremos enumerar los beneficios de la vitamina E.

Popularmente se dice que esta vitamina sirve para prevenir muchas enfermedades y mejorar muchos aspectos de nuestra salud, pero estas afirmaciones no siempre están basadas en pruebas sustanciales que las respalden.

Lo bueno de todo, es que un exceso de vitamina E efectos secundarios, no tiene los efectos perjudiciales que sí puede tener en cambio el consumo excesivo de otras vitaminas.

Ahora, hagamos un resumen de la vitamina E beneficios que abundan en la web:

En primer lugar, es un agente antioxidante, que previene la oxidación de la vitamina A y los lípidos. Oxidación significa que una molécula libre de oxígeno (llamada radical libre) reacciona químicamente con alguna sustancia que se atraviese a su paso.

Al reaccionar con ella, la descompone, o daña algún compuesto necesario para que esa sustancia cumpla su función. Nuestras células están llenas de sustancias muy variadas, las cuales cumplen una tarea específica para el buen funcionamiento de todo el sistema.

Si éstas se ven deterioradas por las reacciones del oxígeno, el sistema comenzará a funcionar mal. Esto es lo que se llama oxidación, y por eso son tan necesarias las sustancias que eviten que esto ocurra. Esas sustancias se llaman antioxidantes, y el alfa-tocoferol o vitamina E es una de ellas.

En segundo lugar, la vitamina E reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. Al menos esto es lo que han indicado algunos científicos, aunque otros están dudando de ello, diciendo que aún no se ha podido determinar si el consumo de esta vitamina realmente protege el corazón.

Igualmente ocurrió con estudios relacionados en diferentes tipos de cáncer. En algunos de ellos, la vitamina E pareció reducir el riesgo de padecerlos, pero en otros estudios no se pudo demostrar ningún beneficio.

Lo mismo sucede con las investigaciones que tienen que ver con ciertas enfermedades típicas de la vejez, como las cataratas o el mal de Alzheimer. Al tratar de determinar si la vitamina E ayuda o no a prevenirlos, los científicos aún se contradicen.

Sin embargo, en la web hay mucho material sobre los beneficios que aporta esta vitamina a la salud. A continuación haremos un resumen de las ventajas que se le atribuyen a la vitamina E, aunque no haya prueba científica de ello.

Se dice que ayuda a la piel a restituir el colágeno y la elastina, reduciendo así las arrugas y otros aspectos físicos desagradables de la vejez. Reduce la posibilidad de contraer cáncer de vejiga, piel, colon, próstata y recto.

Ayuda a prevenir el mal de Parkinson. Evita que las plaquetas de la sangre se coagulen, con lo que se reducen los riesgos de sufrir enfermedades arteriales. Mejora el estado físico del cabello. Funciona como cicatrizante, al mantener el sistema de regeneración de piel en buen estado.

Escasez de Vitamina E

Es muy poco común que una persona sana presente deficiencia de vitamina E, pues ésta se encuentra presente en muchos alimentos de origen vegetal que la mayoría de las personas consumen a diario.

Generalmente, cuando hay deficiencia o escasez de vitamina E, es porque el individuo tiene complicaciones con la absorción de grasas a nivel intestinal, pero esto se debe a enfermedades genéticas que rara vez se expresan.

En esos casos, la persona presenta daños en los nervios corporales, problemas neurológicos, musculares y pérdida de la visión.

Estos individuos necesitan suplementos de vitamina E, que deben ser controlados por un médico, pues su situación particular no es normal, y no puede ser tratada caseramente.

Pero como ya hemos dicho, las personas normales que no tengan estos desórdenes en el metabolismo de las grasas, no es probable que sufran de insuficiencia de vitamina E efectos secundarios, así como tampoco es necesario recurrir a suplementos vitamínicos que la aporten.

Con una simple alimentación sana y balanceada conseguiremos toda la vitamina E necesaria para vivir bien.

Efectos secundarios de la vitamina E

No habrá efectos secundarios de la vitamina E 1000 si consumimos la que nos aportan los alimentos naturales. Las cantidades presentes en ellos no son ni peligrosas ni perjudiciales. La vitamina E dosis diaria recomendada es de unos 15 UI para un adulto.

Pero si la consumimos en forma de suplemento, un exceso vitamina E 400 UI puede reducir la capacidad de coagulación de la sangre, de modo que si sufrimos un corte o herida, sangraremos en exceso, o podemos ser víctimas de una hemorragia cerebral.

También se ha dicho que el consumo excesivo de suplementos de vitamina E puede aumentar el riesgo de cáncer de próstata, y el exceso de vitamina E en la piel podría deteriorarla.

Por estas razones, no conviene buscar esta vitamina en productos artificiales, pues la naturaleza nos la ofrece en las cantidades correctas.

Otros Artículos De Interés